Alberto Fernández: "Hay un aumento desmedido producto de la voracidad de formadores de precios"

En la ciudad de Concordia, Alberto Fernández aseguró que en "los dos años que vienen vamos a tener la revancha que nos merecemos" al presentar un plan para la promoción del trabajo rural registrado.

WhatsApp-Image-2021-08-12-at-14.27.53
WhatsApp-Image-2021-08-12-at-14.27.53
12-08-2021
Compartir

El presidente Alberto Fernández cuestionó hoy la "voracidad" de los formadores de precios y los exhortó a ser "solidarios" y pensar en los que "menos tienen". Al tiempo, admitió que la inflación sigue siendo un "problema" en el que el Gobierno nacional "sigue trabajando".

Así lo afirmó al encabezar un acto en la ciudad entrerriana de Concordia, donde presentó un plan para la promoción del trabajo registrado y la ampliación de la protección social para 250.000 trabajadores rurales que realizan actividades temporales y estacionales en ese ámbito.

https://twitter.com/CasaRosada/status/1425843181195833349

Allí Fernández destacó que "ahora viene una etapa donde la recuperación empieza a sentirse, la producción crece, la actividad industrial lleva meses consecutivos de crecimiento y el empleo industrial no para de crecer".

Sin embargo, evaluó que "tenemos problemas, la inflación es uno de ellos y seguimos trabajando". "Más allá de que los precios internacionales de los alimentos hayan aumentado y mucho, hay acá en Argentina un aumento desmedido, producto de la voracidad de los formadores de precio", planteó en su discurso.

En ese marco, Fernández agregó: "Hay que explicarles que no es el tiempo de ser voraces sino de ser solidarios, de pensar en los que menos tienen y pensar en los que más les cuesta ganar un peso para poder alimentar a su familia". "Es por eso que seguimos peleando por una Argentina más igualitaria y justa que todos soñamos", determinó el Presidente.

Por otro lado, aseveró que en "los dos años que vienen vamos a tener la revancha que nos merecemos". "Vengo a renovar mi pacto con ustedes. Viene un tiempo mejor", expresó el jefe de Estado en su discurso, acompañado por los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis y de Trabajo, Claudio Moroni; y el gobernador Gustavo Bordet.

En su discurso, el mandatario remarcó que "el objetivo no es que la gente tenga planes sociales sino que tenga trabajo digno" y señaló que la presentación del plan para la promoción del trabajo registrado "resuelve el dilema de 250 mil trabajadores rurales".

"Había que resolver el dilema de esta gente. No vamos a estar ausentes cuando el trabajo no está. A partir de ahora van a dejar de ser incompatibles el plan social con la idea de trabajar", sostuvo el mandatario tras destacar que fue una propuesta presentada por la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP).

La medida compatibilizará la percepción de los planes y programas sociales y de empleo con el trabajo registrado, y alcanzará a los grupos familiares de los beneficiarios que representan a un tercio del total de los trabajadores rurales asalariados de todo el país.

De esa forma, se establecerá una garantía a través de la cual los titulares de asignaciones universales que trabajen bajo esa modalidad percibirán los beneficios no contributivos que les correspondan, percibiendo como mínimo el monto equivalente al 100 por ciento del valor de las asignaciones universales por hijo para la protección social.

El objetivo de la iniciativa tiene como eje central "el mejoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores, así como también el crecimiento y la consolidación de las capacidades exportadoras de las economías regionales", informaron fuentes oficiales.

En ese marco, Fernández planteó que el hecho de que "los planes convivan con el trabajo se toma pensando en los que producen" ya que Argentina "necesita que su economía salga al mundo y esa exportación traiga dólares al país".

"Hoy tenemos entre 700 y 800 mil planes sociales. Pero en los últimos años esos planes fueron pensados con criterio asistencialista de condenar a una parte de la sociedad a sobrevivir en la miseria con los planes", planteó y diferenció su postura: "Pero yo quiero que la gente viva dignamente con trabajo"

Por último, Fernández anunció que entre el lunes y martes entregará, junto a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, "las primeras 20 mil viviendas" construidas desde que se inició su gestión, y dijo que "además están 100 mil viviendas en proceso de construcción hasta fin de año".

Fernández llegó esta mañana al aeropuerto de Concordia, donde fue recibido por el gobernador Bordet. Además de Moroni y Katopodis, el mandatario viajó acompañado del ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta y de Agricultura, Luis Basterra; así como de la directora ejecutiva del Instituto Nacional de Juventudes, Macarena Sánchez, y el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés