El Economista - 70 años
Versión digital

vie 12 Ago

BUE 13°C
Versión digital

vie 12 Ago

BUE 13°C
Huella de carbono

Un plataforma argentina compensó más de 3.200 toneladas de C02 en su primer año

En su primer año, The Carbon Sink permitió que se compensen 3200 toneladas de CO2 con créditos certificados de proyectos ubicados en la región.

The Carbon Sink es una plataforma de medición y neutralización de carbono de América Latina.
The Carbon Sink es una plataforma de medición y neutralización de carbono de América Latina. Archivo.
04-07-2022
Compartir

En los últimos días se conoció la noticia de que Argentina entró en un default ambiental. De acuerdo al informe de la organización internacional Global Footprint Network (GFN), nuestro país ya consumió los recursos naturales que puede producir durante todo el año. En los próximos meses vamos a estar consumiendo recursos futuros, generando una nueva deuda ambiental. GFN ideó la iniciativa “Día del Exceso de la Tierra” para generar conciencia y actúa como indicador global de la velocidad en la que estamos consumiendo los recursos del planeta. En un contexto de crisis climática, en la que es necesario descarbonizar nuestras economías, la Argentina bate un nuevo récord en materia ambiental: la fecha de “exceso” ocurre el 24 de junio, más de un mes antes que la fecha global que será el 28 de julio.

“Más que nunca, las personas, organizaciones y empresas debemos realizar un cambio en nuestro estilo de vida, consumo y producción para frenar esta crisis planetaria. No hay nada mejor para empezar que medir y entender nuestra huella de carbono. Así, las personas y pequeñas organizaciones pueden planificar acciones para reducirla y estrategias para llevarla a cero, como la compensación con créditos de carbono basados en proyectos de triple impacto ubicados en Latinoamérica”, comenta Federico Falcón, director de The Carbon Sink.

The Carbon Sink es la primera plataforma online que permite la medición gratuita y la compensación de carbono desde una tienda online de créditos basados en proyectos de triple impacto ubicados en América Latina. Nació hace un año con el propósito de acercar a las persona y pymes a la neutralidad de carbono. Lo hace con una calculadora para la huella de personas, empresas, eventos y vuelos; y una tienda online que ofrece créditos de carbono de proyectos ubicados en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Uruguay.

Desde el inicio de sus operaciones, a principios del 2021 a través de la tienda online las personas y pymes compensaron más de 3.200 toneladas de emisiones de gases de efecto invernadero. Esta cifra equivale a las emisiones generadas por 2450 algarrobos cortados, o al CO2 generado por 26.512.000 km recorridos en auto o por 6134 viajes ida y vuelta en avión entre Buenos Aires y San Pablo.

Además, la plataforma ofrece la posibilidad de medir y compensar la huella de eventos, como lo hicieron la Bioferia en Uruguay, el Hackatón del IAE Business School en Argentina, la Experiencia Endeavor también en Argentina, y los encuentros del Consejo Empresarial Sistema B en Uruguay, entre otros.

Cómo funciona el primer marketplace de carbono de América Latina

“Creamos The Carbon Sink hace un año con el propósito de democratizar la neutralidad de carbono en Latinoamérica. Hasta hace un tiempo la posibilidad de medir y compensar emisiones era algo que solo podían hacer las empresas grandes. Y nuestra plataforma viene a ofrecer una manera sencilla y accesible para que las empresas y hasta las personas puedan hacerlo. Además, en los últimos meses incorporamos la posibilidad de calcular la huella de carbono de actividades puntuales como la preparación y desarrollo de eventos, o los viajes en avión", comenta Falcón.

La plataforma The Carbon Sink permite medir y compensar la huella de carbono de una manera simple y rápida. Al ingresar en thecarbonsink.com, las personas, pymes y las organizaciones pueden calcular el nivel de emisiones de su actividad anual, de sus eventos o viajes en avión, con sólo responder algunas preguntas sencillas sobre su actividad, estilo de vida y uso de recursos. Con esos datos, la plataforma calcula el total de toneladas de CO2 equivalente emitidas (huella de carbono). En el caso del cálculo de la huella anual de una persona, permite también visualizar cómo se distribuye la huella en cuanto a movilidad, uso residencial o laboral y estilo de vida y, lo más interesante, a cuánto equivale en términos de árboles talados y de kilómetros recorridos en auto o en viajes de ida y vuelta en avión.

Una vez calculada la huella de carbono, quienes deciden compensarla para llevarla a cero neto o carbono neutralidad pueden adquirir créditos certificados en proyectos de captura de carbono en ejecución, ubicados en América Latina, como por ejemplo: 

  • Corredor de los Cedros en Jujuy, Argentina: proyecto de conservación de bosques nativos en la ecorregión de las Yungas-Jujeñas. Otorga créditos de reducción de emisiones futuras gracias a la prevención de la deforestación, y tareas de restauración y protección de la biodiversidad.
  • The Maísa REDD+ en Moju, Estado de Pará, Brasil: proyecto de conservación y valorización del bosque ubicado en el centro endémico de Pará, una región de gran importancia para la biodiversidad amazónica.
  • Viñales Central de Biomasa en Viñales, Chile: proyecto de instalación de una nueva planta de cogeneración de biomasa en el aserradero de Viñales al suroeste de Santiago, para generar energía renovable
  • Natural Rubber, Colombia: proyecto de captura de carbono basado en el cambio del uso del suelo al establecer cobertura forestal.
  • REDD+ Castañeros, Perú: proyecto de protección y restauración de los ecosistemas amazónicos que conserva la biodiversidad de la Amazonía y contribuye al desarrollo económico, social y ambiental del Perú
  • Bosques del Uruguay, Uruguay: proyecto de desarrollo de plantaciones de pinos y eucaliptus de manera sustentable para producir madera para aserrío, pulpa y energía en el mercado uruguayo e internacional.

“La neutralidad de carbono en las empresas, es hoy una señal de que las organizaciones no sólo están comprometidas con el ambiente, sino que son más eficientes en su gestión que las que no la tienen, y tienen costos más bajos y previsibles. Además, la neutralidad de carbono les permite acceder a los beneficios de la economía baja en carbono como son el financiamiento, beneficios y estímulos financieros. Por supuesto, genera reputación y confianza, lo que además los ayuda a ingresar a nuevos mercados, basados en criterios sostenibles”, agrega el ejecutivo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés