Pfizer retrasa el suministro de su vacuna contra el coronavirus a Europa

vacuna-europa
15-01-2021
Compartir

El laboratorio estadounidense Pfizer confirmó hoy que sus entregas de vacunas contra el coronavirus para Europa se retrasarán hasta fines de enero o principios de febrero. El contratiempo fue causado por los cambios en el proceso de producción que permitirán aumentar el ritmo en las semanas subsiguientes.

"Pfizer está trabajando duro para entregar más dosis de las inicialmente previstas este año con un nuevo objetivo declarado de 2.000 millones de dosis en 2021", justificó el grupo en un comunicado según la agencia de noticias AFP.

"Puede haber fluctuaciones en los pedidos y programas de envío en nuestras instalaciones de Puurs (Bélgica) en el futuro inmediato para permitir rápidamente un aumento de los volúmenes de producción", dijo la compañía. Sin embargo, no especificó qué mercados se verían afectados por las reducción de las entregas.

Previamente, el Ministerio de Salud de Alemania había señalado que "la Comisión Europea, y a través de ella, los Estados miembros de la UE, fueron informados hace poco que Pfizer no podrá entregar el volumen ya comprometido de entregas a causa de modificaciones en la planta de Puurs".

La farmacéutica estadounidense aseguró no obstante que las dosis de su vacuna contra la Covid-19 esperadas por la Unión Europea en el primer trimestre de este año serán entradas en el plazo acordado, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. A raíz del anuncio de retrasos en la producción "llamé al director general de Pfizer (...) Me ha asegurado que todas las dosis garantizadas para el primer trimestre serán entregadas" en ese plazo, dijo durante una conferencia de prensa en Lisboa.

Respuesta de los países europeos

Un comunicado del Gobierno noruego sobre el retraso en la entrega del fármaco había señalado por su parte que "no está claro por ahora cuánto tiempo va a tomar exactamente que Pfizer retome su capacidad máxima de producción, que pasará de 1.300 a 2.000 millones de dosis" anuales. Noruega recurrirá a las reservas de vacunas que creó tras recibir las primeras dosis, para compensar la anunciada disminución del fármaco. El país no es miembro de la Unión Europea (UE), pero está estrechamente vinculado al bloque en múltiples aspectos, por ejemplo en lo relativo al suministro de vacunas contra el coronavirus, que fue gestionado directamente por Bruselas.

Dinamarca, Estonia, Finlandia, Lituana, Letonia y Suecia protestaron mediante una carta conjunta, en la que señalaron que la situación era "inaceptable" y que "disminuía la credibilidad del proceso de vacunación".

Hace una semana, la Comisión Europea y el Ejecutivo de la UE aprobaron la compra de 300 millones de dosis más de la vacuna de Pfizer-BioNTech, lo que le garantizará al bloque casi la mitad de lo que la farmacéutica tiene previsto comercializar en 2021.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés