El Economista - 70 años
Versión digital

mie 10 Ago

BUE 9°C
Versión digital

mie 10 Ago

BUE 9°C
FAO

La ONU alertó que el mundo "se aleja del objetivo" de erradicar el hambre en 2030

La FAO señaló que entre 702 y 828 millones de personas sufrieron hambre en 2021, lo que equivale a 9,8% de la población mundial

Se proyecta que unas 670 millones de personas seguirán sufriendo hambre para final de esta década.
Se proyecta que unas 670 millones de personas seguirán sufriendo hambre para final de esta década. Archivo.
06-07-2022
Compartir

La Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) aseguró hoy que el objetivo de la ONU de erradicar el hambre en 2030 se aleja cada vez más y proyectó que unas 670 millones de personas seguirán sufriendo hambre para final de esta década.

"Entre 702 y 828 millones de personas sufrieron hambre en 2021", lo que equivale a 9,8% de la población mundial, indicaron en un informe conjunto la FAO, el Fondo Internacional para el Desarrollo de la Agricultura (FIDA), la Unicef, el Programa Mundial de Alimentos (PAM) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esta cifra implica que hubo 46 millones de personas más con hambre con respecto a 2020, un año en que ya había presentado un "panorama sombrío" para la seguridad alimentaria global debido a la pandemia del coronavirus.

Según la FAO, "el mundo se aleja de su objetivo de eliminar el hambre, la inseguridad alimentaria y la desnutrición bajo todas sus formas de aquí a 2030", como proyectaba la ONU con su Objetivo de Desarrollo Sostenible ODS-2 Hambre Cero.

La organización estimó que 670 millones de personas van a seguir sufriendo hambre para el final de esta década, "una cifra similar a la de 2015", cuando la comunidad internacional fijó el objetivo de erradicación. 

Si no se adoptan medidas drásticas, "todos nuestros esfuerzos habrán servido simplemente a atajar las grandes crisis que hemos vivido", lamentó el presidente del FIDA, Gilbert Houngbo.

Las cinco organizaciones internacionales advirtieron sobre una "intensificación de los principales motores de la inseguridad alimentaria y de la desnutrición" que son los conflictos, los fenómenos climáticos extremos y las crisis económicas.

Según las organizaciones, la clave es tomar medidas audaces para reforzar la "resiliencia" frente a crisis futuras, como la ocurrida con la guerra en Ucrania, que perturbó la cadena de suministros.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés