El Economista - 70 años
Versión digital

mie 30 Nov

BUE 21°C
Versión digital

mie 30 Nov

BUE 21°C
BCRA

Por ahora, Massa cumplió su promesa y el Tesoro no pidió más adelantos transitorios al BCRA

Según un informe de LCG, el sector público se contrajo se contrajo a la vez que aumentaron la compra de divisas al sector privado

La base monetaria creció a un ritmo del 39% anual: una caída real del 24,5%
La base monetaria creció a un ritmo del 39% anual: una caída real del 24,5%
06-10-2022
Compartir

En septiembre, la base monetaria se contrajo en $92.000 millones (-2,2% mensual), redundando en una caída real del 8,6% real mensual al cierre del mes, según un informe de LCG.

En este sentido, la consultora señala que el sector público resultó contractivo por $178.000 millones, mientras que la compra de divisas al sector privado fue expansivo en $1,1 billón a raíz del régimen transitorio de dólar soja

En términos anuales la base creció a un ritmo del 39% anual (-3 puntos porcentuales que en agosto), lo que se traduce en una caída real del 24,5%. 

  • En los primeros 9 meses del año, la expansión monetaria por pago de intereses creció al 97% anual (+17 puntos porcentuales que un mes atrás), equivalente a un crecimiento real del 20% anual, y muy por encima de la dinámica que exhibía a principio de año (a un ritmo del 45%).

Sector financiero

Por su parte, el sector financiero fue contractivo por $980.000 millones.

El pago de intereses fue el más alto en el año ($395.000 millones), medido tanto en términos nominales como reales. No obstante, esto fue más que compensado por la colocación de pases pasivos ($493.000 millones) y Leliqs ($882.000 millones), siendo esta última la segunda colocación más voluminosa en lo que va del año”, señaló la consultora. 

Por operaciones con el sector público se absorbieron $139.000 millones por venta de divisas por parte del Banco Central al Tesoro, mientras el saldo remanente se explicó por la cuenta de resto ($39.000 millones). En línea con lo comprometido por el ministro de Economía (Sergio Massa), no se observaron movimientos de adelantos transitorios. 

  • Cabe recordar que, a principios de agosto, el titular del Palacio de Hacienda decidió no utilizar el saldo de adelantos del Tesoro y reintegrar $10.000 millones al Banco Central.

"Básicamente, lo que vamos a hacer es no pedir más plata de emisión al Banco Central para financiar al Tesoro. Nos vamos a arreglar con los recursos que recaudamos y con el financiamiento que podamos conseguir del sector privado", había asegurado Massa.

La medida pretende “dar mayor previsibilidad y despejar la incertidumbre”.

El acuerdo firmado con el FMI establecía un máximo de adelantos transitorios del Banco Central al Tesoro equivalentes al 1% del PIB para 2022.

“No habrá más emisión para financiamiento hasta fin de año”, había manifestado en aquel momento.

Por último, otras operaciones del Central resultaron contractivas, absorbiendo $63.000 millones.

Agregados monetarios

Durante septiembre el capital circulante cayó en promedio 1,5% mensual (-8,4% real). 

Así, en los primeros 9 meses del año acumula un crecimiento promedio del 52% (-8% real) y en términos anuales se ubicó 21% real por debajo que 12 meses atrás. Se mantiene así en mínimos del 4,1% del PIB (0,6 puntos porcentuales menos que un año atrás)”, indicó LCG. 

“Por su parte, el M2 (dinero en manos del público, reservas bancarias y depósitos a corto plazo) privado creció a un ritmo del 4,2% mensual (-3% real). Respecto a un año atrás, la variación resulta del -11% real. Durante septiembre el agregado representó el 12,4% del PIB, niveles comparables con los de fines de 2017”, indicó el informe.

En lo que refiere a M3 (circulante en poder del público más total de depósitos en pesos del sector público y privado no financiero) se expandió en promedio 5% mensual (-2,4% real), cayendo por segundo mes consecutivo en términos reales.

 “Si bien las colocaciones a plazo crecieron 5,5% real mensual, ello no fue suficiente para compensar la caída real de los depósitos a la vista. En términos anuales resultó 6,7% real por debajo que 12 meses atrás y equivale a 20% del PIB”, explicó LCG

Para tener en cuenta

“La voluminosa inyección por parte del Banco Central en concepto de compra de divisas le permitió sumar un neto de casi US$ 5.000 millones durante septiembre, emitiendo moneda como contrapartida (pasivo) por $1,1 billón. En el margen, esto sería consistente con un tipo de cambio implícito de $227 por dólar”, afirmó la consultora.

¿Qué se espera?

“Para lo que resta del año esperamos que el financiamiento monetario al Tesoro sea prácticamente nulo o marginal. Ante la necesidad de cubrir las necesidades de gasto en el mercado financiero, seguramente esto demandará que Finanzas convalide tasas más altas, que deberán tener algún correlato en la tasa de pasivos remunerados”, dijeron desde LCG.

“En lo que respecta a la base monetaria, esperamos que crezca en línea a 50% anual, consistente con una caída del 13% real, de acuerdo a la política de esterilización de excedentes que lleva a cabo el Banco Central y una mayor nominalidad que desincentiva la tenencia de efectivo”, agregaron.

“De cara a fin de año esperamos que el M2 y M3 continúen en un sendero contractivo, medido en términos reales, a raíz de la aceleración de la inflación durante el segundo semestre y tasas de interés de depósitos mayoristas que no logran ganarle a la suba de precios”, concluyeron.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés