La inflación recién perforaría el 3% mensual en mayo

pesos
05-02-2020
Compartir

Entre tanto barullo informativo, ayer también salió el Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del BCRA. En él, 25 consultoras y centros de investigación locales, 13 entidades financieras de Argentina y dos analistas extranjeros dieron su visión sobre las principales variables macroeconómicas. A continuación, los puntos salientes sobre un informe que ha despertado, por sus flagrantes desaciertos, algunas polémicas en los últimos tiempos.

Por eso, a tomar las estimaciones con pinzas. Lo dice el documento que emitió ayer el BCRA: “El REM es una encuesta de los principales pronósticos macroeconómicos de corto y mediano plazo (?) y, como tal, está sujeta a errores respecto de lo que termina siendo el dato observado”.

Inflación persistente. La tasa de inflación seguirá alta (casi una obviedad), pero no se acelerará. Por el momento. Enero habría cerrado en 3,5%; febrero y marzo darían 3% y recién en mayo perforaría ese piso: 2,9%. Seguiría en ese nivel en mayo y junio. Dados los congelamientos múltiples (dólar incluido), la tenacidad inflacionaria estaría mostrando que la inercia sigue pujando. En suma, el 2020 cerraría con un IPC de 41,7%. En 2021 (casi ciencia ficción), la inflación sería 31,3% y 25,5% en 2022. La desinflación todavía está lejos.

Tasas en baja. Una novedad del REM 2020 es que la consulta sobre la tasa ya no refiere a la Leliq (hoy en 48%) sino a la Badlar, correspondiente a depósitos a plazo fijo de 30 a 35 días de plazo en bancos privados y de más de un $ 1 millón. El mercado cree que seguirán en baja. Ayer, la Badlar cortó en 34,31%. El REM proyecta que terminará febrero en 33,65%; marzo, en 32,97%; abril, en 32,16%; mayo, en 31,35%; junio, en 30,75% y en julio llegarán a 30%.

El dato -136   Las reservas volvieron a caer ayer: nada menos que US$ 136 millones. Así, las reservas pierden US$ 150 millones aproximadamente en 2020. Se trata de una caída que sorprendió a los economistas porque hay un supercepo (con impuesto del 30% incluido) y el agro está vendiendo su cosecha. Así, ayer terminaron en US$ 44.632 millones. Una señal de alarma.

Dólar atrasado. Como ya se puede intuir, el dólar (oficial, obviamente) se va a atrasar en 2020. Eso dice el mercado, que estima un deslizamiento nominal de 34,1% (contra una inflación mayor a 40%). Si bien el tipo de cambio hoy es alto, atrasarlo no suele ser una buena idea. En particular, el REM estima un “billete” a $61,3 en febrero que vaya avanzando a razón de $1 por mes hasta $68,7 en julio.

PIB, con tercera caída consecutiva. Entre 2011 y 2018, el PIB crecía en los años electorales y caía en los no electorales. El famoso “serrucho”. Sin embargo, desde entonces, la situación es toda negativa: el PIB cayó en 2018, 2019 y volverá a hacerlo en 2020. Según el REM, caería 1,5% en el año en curso.

Déficit (pequeño). Según el REM, el déficit primario será de $141.500 millones en 2020.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés