El Economista - 70 años
Versión digital

mie 17 Ago

BUE 13°C
Versión digital

mie 17 Ago

BUE 13°C
Por la guerra en Ucrania

Superlunes para las commodities: la soja volvió a superar US$ 600 en Chicago y el trigo saltó más de 10%

La soja se ubicó por encima de los US$ 600 la tonelada, el trigo voló hasta US$ 340 y el maíz ronda US$ 270

Superlunes para las commodities: la soja volvió a superar US$ 600 en Chicago y e
Superlunes para las commodities: la soja volvió a superar US$ 600 en Chicago y e Archivo
Telam 28-02-2022
Compartir

Los granos subieron hoy en el mercado de Chicago de manera generalizada. La soja se ubicó por encima de los US$ 600 la tonelada y al trigo voló hasta US$ 340 con un alza superior al 10% respecto del cierre del viernes, impulsados por el conflicto ruso-ucraniano que continuó apuntalando los precios.

Los precios de la soja terminaron la rueda de Chicago con fuertes subas, en medio de las compras generalizadas por parte de los grandes fondos de inversión por las consecuencias de corto y de largo plazo de la guerra entre Rusia y Ucrania, desde donde hoy se mantiene paralizado el comercio.

Para los contratos de marzo, la cotización de soja se incrementó 3,39% (US$ 19,84) para cerrar a US$ 604,16, para los de mayo ascendió 3,29% (US$ 27,28) para finalizar a US$ 601,40 mientras que para julio sumó 2,74% (US$ 19,20) para culminar a US$ 593,96.

  • También saltó con fuerza el aceite –US$ 79,14 para la posición mayo, que cerró en US$ 1.598,76–, en tanto que para la harina las mejoras fueron más modestas –US$ 3,97 para el contrato mayo, que quedó en US$ 491,96–, por efecto de las lluvias en Argentina, según el informe de Granar.

Luego de las importantes bajas del viernes, que tuvieron entre sus fundamentos la insatisfacción de los inversores con las sanciones aplicadas a Rusia, la decisión tomada el sábado, de remover a varios bancos rusos del sistema Swift, fue interpretada como un paso adelante para limitar los recursos del Kremlin y golpear la economía rusa.

“Estas medidas tendrán también un impacto adverso sobre el resto de las economías mundiales, con la posibilidad de acelerar procesos inflacionarios. Eso también fue un fundamento para que los fondos buscaran refugio en las materias primas, al menos, hasta ver qué hará la Reserva Federal con las tasas de interés. La volatilidad será la única certeza”, explica el informe.

Por otro lado, los precios del maíz en Chicago finalizaron con fuertes incrementos, por las agresivas compras desde el sector de los fondos de inversión y por la paralización del comercio desde Ucrania, el cuarto mayor exportador de maíz mundial.

Además de la interrupción de la navegación en el Mar de Azov y en el Mar Negro, corren serio riesgo las instalaciones logísticas en los puertos, dado que podrían ser eventuales objetivos de las fuerzas rusas.

Es posible que compradores que se abastecen de maíz en Ucrania, como China, deban salir a cubrir sus necesidades con otros proveedores.

Así, para los contratos de marzo, la cotización de maíz se incrementó 5,76% (US$ 14,96) para cerrar a US$ 274,60, para los de mayo ascendió 5,33% (US$ 13,78) para finalizar a US$ 271,94 mientras que para julio sumó 5,12% (US$ 12,99) para culminar a US$ 266,52.

En la misma línea, los precios del trigo terminaron la rueda con fuertes subas en Chicago y en Kansas, donde recuperaron lo perdido en la rueda del viernes, y también hubo importantes subas en el mercado europeo, donde las posiciones marzo y mayo del cereal sumaron 31,50 y 25,75 euros por tonelada.

La imposición de sanciones a Rusia, ahora sí juzgadas como importantes por parte de los inversores, la persistencia de los combates y la paralización del comercio fueron los factores que movieron a los fondos a operar como activos compradores de contratos de trigo.

En este contexto, para los contratos de marzo, la cotización de trigo subió más del 10% (US$ 31,23) para cerrar a US$ 340,98, para los de mayo aumentó 8,63% (US$ 27,28) para finalizar a US$ 343,19 mientras que para julio sumó 7,88% (24,62%) para culminar a US$ 336,94.

La imposibilidad de concretar nuevas compras de trigo en Rusia y en Ucrania, producto del cierre de la navegación por los mares que sacan su producción al mundo y por la paralización de las tareas logísticas, no es la única preocupación de los compradores sino que estará igualmente comprometido el cumplimiento de las entregas ya acordadas desde el principal bloque proveedor de trigo.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés