Información

Italia, uno de los países más elegidos para emigrar: cómo tramitar la ciudadanía italiana

En los últimos tiempos, muchos argentinos tomaron la decisión de emigrar y otros lo están pensando. El Economista consultó a Rafaela Santoro, CEO de AE Traducciones, sobre cómo obtener la ciudadanía.

Cómo tramitar la ciudadanía italiana
25-11-2021
Compartir

En los últimos tiempos, muchos argentinos tomaron la difícil decisión de emigrar en búsqueda de tranquilidad, estabilidad económica y proyección a largo plazo. Italia es uno de los países más elegidos por los argentinos a la hora de pensar en un lugar de residencia en un entorno de estabilidad y perspectivas de crecimiento, ya que cuenta con la comunidad de descendientes de italianos más grande del mundo.

El Economista consultó a Rafaela Santoro, traductora pública de italiano que desde hace más de 21 años ejerce como perito judicial y CEO del estudio AE Traducciones (@aetraducciones en Instagram) sobre cuáles son los diferentes procesos que permiten obtener la ciudadanía italiana.

Existen tres maneras de tramitar la ciudadanía. La primera es mediante el consulado italiano, la segunda es viajando a Italia y realizar el trámite de manera personal (en el caso que se tramite la ciudadanía para toda la familia debe viajar todo el grupo familiar) o bien por vía judicial”, aseguró Santoro.

Y detalló: “En cualquiera de los tres casos desde AE Traducciones asesoramos y acompañamos a nuestros clientes durante todo el proceso ya sea que hayan comenzado el trámite vía administrativa, vía judicial o si aún no han hecho nada y tienen la intención de iniciarlo. Desde luego que cada caso requiere de una evaluación de la situación en particular, para luego pasar a un segundo nivel: el armado del expediente”. 

Además, agrega: “Esta etapa incluye la búsqueda de actas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires, en el interior del país o en Italia, tanto si se cuenta o no, con los datos del familiar italiano. Una vez recolectada toda la información, se arma el árbol genealógico y las actas se legalizan y se traducen al italiano para luego presentar el expediente completo ante el consulado, en Italia en el caso que se decida viajar o mediante la vía judicial”.

En la actualidad se acercan a consultar en AE Traducciones muchas personas buscando desesperadas ese pasado italiano, que les permitirá  obtener el documento que les abrirá las puertas al mundo  desarrollado y promete un futuro mejor para sus hijos o nietos.

Cuenta Santoro que las consultas recibidas en el último tiempo crecieron exponencialmente respecto a tramitar la ciudadanía italiana por la vía judicial. Ello es consecuencia del colapso que actualmente está sufriendo el consulado italiano, ante la creciente demanda de  descendientes de italianos. 

Ante la falta de turnos para poder iniciar el trámite (ya que otorgan un turno por cada persona mayor de edad), las personas intentan comprarlos a valores muy elevados, incluso en dólares y en euros, sin la certeza de que obtendrán su ciudadanía. 

“Nos hemos enterado de turnos truchos o del reconocimiento por parte del consulado del IP de los gestores cuando el trámite es personal, dejando sin efecto el turno, perdiendo su dinero y hasta han llegado a vetar ciudadanías. Hay que tener mucho cuidado”, advierte Santoro.

La vía judicial hoy por hoy otorga una respuesta más rápida y más segura, con ventajas notables, destacando como lo primordial que la documentación presentada no tiene vencimiento gestionada de este modo.

Además, se puede incluir en el proceso judicial -que se tramita por poder letrado- a todos los descendientes del familiar italiano, sin la necesidad de que tengan que viajar todos los solicitantes, y la ciudadanía se le otorga a todos al mismo tiempo. 

Tampoco es necesario esperar un turno del consulado. Otra de las ventajas de esta vía, y no por eso la menos importante, es la duración del trámite. Se estima que la ciudadanía, según el caso, se obtenga entre los nueve y veinte meses contra veinticuatro meses que como mínimo puede demorar por vía administrativa.

 “Es por eso que nuestro equipo de trabajo es muy completo. Contamos con traductores públicos, genealogistas y abogados que llevan a delante todo el proceso judicial y se ocupan de las sentencias judiciales en caso de divorcios o adopciones en líneas de descendencia”, continúa la CEO de AE Traducciones.

Es un proceso con varios pasos a seguir para obtener la ciudadanía italiana, pero lo fundamental es estar bien asesorados y acompañados. En www.aetraducciones.com.ar y en sus redes sociales (@aetraducciones en Instagram), se acerca información gratuita, de mucha utilidad para encarar este proceso y además la posibilidad de establecer contacto para obtener asesoramiento personalizado.

Claramente en estos tiempos que corren, las historias de vida van cambiando. Cada argentino escribe la suya y la idea de muchos compatriotas, que cada día cobra más fuerza, es la de volver a vivir en donde residieron sus antepasados, porque consideran que Italia ofrece muchas ventajas y oportunidades que nuestro país no puede darles en los difíciles tiempos que vivimos.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés