Salud cardiovascular

El pollo, un aliado en la dieta baja en colesterol

Desde CINCAP remarcan la importancia del consumo de esta proteína

El pollo, aliado para cuidar la salud cardiovascular
10-11-2021
Compartir

Uno de los problemas de salud más comunes es el famoso “colesterol alto” que afecta a millones de personas y puede, incluso, tener consecuencias fatales.

En pos de preservar la salud cardiovascular y mantener un bienestar físico, el Centro de Información Nutricional de la Carne de Pollo (CINCAP) afirma que este alimento tiene un muy bajo contenido de grasas saturadas y es favorable para una dieta saludable.

El colesterol es un componente esencial para las paredes de las células y de la bilis, que es la sustancia que contribuye a la absorción de las grasas y de las vitaminas A, D, E y K por parte del organismo. Además, permite la producción de vitamina D y de varias hormonas.

El componente alimentario que mayor impacto tiene en los niveles de colesterol sanguíneo son las grasas saturadas, que los especialistas recomiendan, no exceda el 10% de la energía diaria. Los alimentos que entran en este grupo son la carne vacuna, los fiambres, snacks, leche, quesos, yogures enteros, manteca y crema.

En contraparte, el pollo es un alimento magro por excelencia ya que 70% de su contenido total de grasas está en la piel y en un panículo adiposo abdominal que se pueden sacar previo a la cocción. Así, una porción mediana sin piel cubre menos de la décima parte del total sugerido de estas grasas -basado en una alimentación de 2000 kcal-. La pechuga de pollo aporta 45 mg de colesterol cada 100g, es decir, un contenido de grasas totales escaso y un predominio de grasas insaturadas, favorables para la salud del corazón.

Mg de colesterol en alimentos

¿Colesterol 'bueno' y colesterol 'malo'?

Existen dos tipos de colesterol circulando por la sangre.

El colesterol LDL es el que se debe mantener bajo ya que es el predominante y va en dirección a los tejidos. Un nivel alto implica que se deposite en las paredes de las arterias y, con el tiempo, provoque una obstrucción y endurecimiento de las mismas, dificultando la circulación de sangre y aumentando el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El colesterol HDL es el conocido como 'bueno' y es el encargado de transportar el colesterol desde otras partes del cuerpo al hígado, para ser eliminado. Por eso, un alto nivel -lejos de ser un problema- es un buen síntoma y ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés