Lo anticipó el SMN

Temporal en Buenos Aires: más de 300 llamados al 911, árboles, postes y autos destruidos, y daños en el aeropuerto internacional de Ezeiza

Las ráfagas alcanzaron unos 80 kilómetros. El Gobierno de la Ciudad señaló un récord de ramas y árboles caídos

Los fuertes vientos y las lluvias que cayeron esta madrugada en la ciudad de Buenos Aires ocasionaron la caída de árboles y postes de luz.
Los fuertes vientos y las lluvias que cayeron esta madrugada en la ciudad de Buenos Aires ocasionaron la caída de árboles y postes de luz.
27-04-2022
Compartir

Decenas de árboles caídos en varios barrios y más de 300 llamados al Centro Único de Coordinación y Control (CUCC) que centraliza las líneas de emergencia 103 y 911 se registraron durante el temporal de lluvia y fuertes vientos que azotó la ciudad de Buenos Aires esta madrugada, informó el Gobierno porteño.

Según se detalló, en el CUCC, que concentra llamadas que ingresan a la línea 103 (Emergencias Defensa Civil) y las derivadas del 911 (Emergencias), “se registraron un total de 321 situaciones, 319 a causa de los fuertes vientos y 2 relacionados con anegamientos"

  • La mayor cantidad de llamados se originaron por hechos en la Comuna 7, seguida de la Comuna 4.

En tanto, se precisó que las ráfagas alcanzaron unos 80 kilómetros y que, “hasta el momento se relevó la caída de dos postes y 119 ramas y algunos árboles que están siendo relevados. La Comuna 4 fue la más afectada, y no hubo heridos registrados”.

Uno de los árboles caídos aplastó un vehículo en la avenida Cabildo y Zabala, en el barrio de Belgrano; al igual que otro que cayó en la autopista Dellepiane, que fue removido antes que comience el tránsito intenso en la zona.

Otro árbol que se desplomó en la vereda, sin ocasionar daños, se puede ver en la avenida Julio A. Roca, entre Belgrano y Moreno, en el centro porteño.

En tanto, en la avenida Callao, entre Arenales y Juncal, en Recoleta, hay ramas caídas que inclinaron un poste de luz y otras quedaron suspendidas sobre cables; mientras que en avenida Juan B. Justo y Virgilio, en el barrio de Villa Luro, también se cayó un árbol de gran porte.

Además, un árbol destrozó un patrullero de la Policía de la Ciudad en Monseñor Búfano al 1000, en Villa del Parque; mientras que en Almagro un árbol arrancó un balcón, un equipo de aire acondicionado, la baranda de un segundo balcón y cayó sobre una camioneta y un auto que estaban estacionados en Mario Bravo entre Tucumán y Lavalle.

El Gobierno de la Ciudad señaló que desde abril de 2012 no se registraban un número tan elevado de ramas o árboles caídos.

La tormenta provocó daños en el aeropuerto internacional de Ezeiza

El fuerte temporal que se desató esta madrugada sobre gran parte de la zona del Gran Buenos Aires provocó una serie de daños en el aeropuerto internacional de Ezeiza, sin afectar las operaciones, según informaron fuentes de Aeropuertos Argentina 2000, concesionaria de la estación aérea.

La tormenta tuvo su pico de intensidad entre las 2 y las 3 de la madrugada cuando los fuertes vientos provocaron la caída de una lucarna (ventana superior del techo) del hall principal de la Terminal A, donde operan la mayoría de las empresas aéreas.

Según las fuentes, la caída de la lucarna no provocó daños y no causó lesiones a persona alguna de las que se encontraban en la zona.

También, como consecuencia del viento, se rompieron los vidrios de una de las mangas que se utilizan para abordar o descender de las aeronaves. La manga no sufrió daños y, una vez reemplazados los cristales, se encuentra totalmente operativa.

Un avión de la compañía panameña Copa Airlines, debió desviarse a Montevideo, ya que estaba por aterrizar en momentos en que arreciaba el temporal, pero luego, tras la mejora en las condiciones meteorológicas, retornó desde Uruguay y aterrizó normalmente en Ezeiza.

Las operaciones en el aeropuerto no se interrumpieron en ningún momento y, salvo el lapso de una hora en que el fuerte viento dificultó los despegues y aterrizajes, los movimientos aéreos fueron normales y de acuerdo a los horarios habituales.

Esta mañana la actividad se desarrollaba con total normalidad.

En tanto, fuera del edificio del aeropuerto, que alberga a las terminales A y C, se registraron daños de diferente naturaleza, como caída de árboles, un food truck que fue desplazado de su lugar original por la fuerza del viento y la voladura de una carpa que había instalado una compañía de filmaciones, con daños severos en los equipos que se encontraban en su interior. En ningún caso hubo que lamentar heridos.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés