Reportaje

Nardini: “En la campaña, tenemos que empujar de abajo para arriba”

El ministro de Infraestructura  de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Nardini, que se incorporó al gabinete de Axel Kicillof tras las derrota de las PASO, mantuvo un conversación con El Economista

Leo Nardini
05-11-2021
Compartir

Por Pablo Varela

El ministro de Infraestructura  de la provincia de Buenos Aires, Leonardo Nardini, que se incorporó al gabinete de Axel Kicillof tras las derrota de las PASO, mantuvo un conversación con El Economista. Con mucho conocimiento del territorio, Nardini ponderó el plan de obras que impulsa la provincia y aseguró que la economía comienza a mostrar indicadores de crecimiento y que la etapa que sigue deberá estar marcada por la creación de “empleo genuino”. Además, aprovechó para deslizar críticas a Juntos y la cobertura de algunos medios. 

¿Qué evaluación hace de las primeras semanas de gestión al frente del ministerio?

Con mucho trabajo. Tratando de darle continuidad a un programa de trabajo que se venía desarrollando. Y tratando de hablar con la mayoría de los intendentes que venían trabajando en diversos proyectos. Tanto el gobernador como nosotros en la gestión escuchamos y muchos intendentes pudieron presentar proyectos de saneamiento, cloacas y agua, hidráulica, infraestructura. Algunas están culminadas, otras en desarrollo y otras por arrancar

¿Qué ejes trazó Kicillof para la gestión? 

Hay un plan estratégico que se había elaborado tomando en cuenta el período 2020-2024 y pidió que lo continuemos y lo llevemos adelante. Obras, energía, infraestructura, pavimentos, transporte. La idea es poder seguir fortaleciendo ese esquema. Axel le dio una impronta diferente después de muchos años a la gestión. 

Usted fue intendente hasta hace poco. ¿Cuál es el activo de estar en el territorio? 

Yo sigo siendo intendente más allá de estar en uso de licencia. Ser intendente es lo más lindo que hay, porque te permite estar en contacto directo con la gente. Más allá de la vorágine del día a día, y el afán de la sociedad por querer mejorar, te da poder para escuchar. No es lo mismo Malvinas Argentinas, o tal vez Tigre, San Fernando, José C. Paz, o Moreno. Es muy diverso. O los distritos más grandes de la zona sur que son distintos a los del primer cordón del conurbano, y que tienen distintas necesidades a los del interior. 

¿Cómo observa la campaña del FdT en territorio bonaerense? 

Ahora más tranquilos. Nosotros tratamos de fortalecer el territorio, creemos que los intendentes del FdT tienen gran responsabilidad, y vienen haciendo gran trabajo. Salud, obras, vínculo con entidades intermedias de una localidad, y también contención de los compañeros donde no gobernamos. Tenemos que empujar desde abajo para arriba. Es una responsabilidad de todos creer en la buena gestión y el esfuerzo de cada uno de los intendentes. La campaña se tornó compleja, difícil de encarar, porque se tomaron decisiones durante la pandemia que con el diario del lunes, fueron insuficientes, o no cumplieron con las expectativas. 

Se habla y escribe mucho sobre la tensión del FdT. ¿Cómo ve su funcionamiento? 

En la provincia lo veo bien, con las incorporaciones que se hicieron. Yo hablo de incorporaciones y no de cambios en el gabinete. La incorporación de Martín (Insaurralde), le aporta más diversidad a la gestión de gobierno y también a la política. Nosotros charlamos con el gobernador y con nuestros compañeros del gabinete y creo que hay una clara conducción de la gestión Ejecutiva de Kicillof, de Insaurralde, con los aportes de Cristina que buscan poder fortalecer el territorio. Esa modalidad de trabajo la debemos poder replicar en el tiempo para fortalecer el vínculo con electorado que nos acompañó y concentrarnos en los dos años que nos restan. 

¿Cómo observa la campaña de Juntos y las declaraciones de Diego Santilli y Facundo Manes?

No solo tuvieron una oferta electoral diversa para contener su voto, también los discursos son diversos. No es por criticar, pero muchas veces pasan desapercibidas declaraciones desafortunadas, desde el arco opositor, tratando desestabilizar el día a día del Gobierno o descalificar a los dirigentes del FdT. Y por otro lado algunos candidatos salen a hablar de respeto. Unos hacen de buenos y otros de malos, pero no tienen un discurso sólido y tienen mayor cobertura de los medios. Yo escuché declaraciones de un intendente del interior señalando que “el conurbano es un fábrica de pobres y drogas”. Es descalificativo y ofensivo. Está ofendiendo incluso a bonaerense que viven en el conurbano y que votan a Juntos u otros espacios. Los medios no lo cubren con el mismo énfasis y se genera un entorno mucho más complejo para poder debatir. Antes preguntaban por Cristina o el kirchnerismo. Hoy, podemos decir que gobernaron, generaron problemas, deuda, fuga de capitales, y terminaron con el cepo. Incluso dicen que arreglarían “en cinco minutos” con el FMI. Es inverosímil. La CABA fue favorecida en su momento, y este Gobierno tomó una medida para mejorar la seguridad en los municipios, incluso de los que no gobierna el FdT. Sin embargo, Santilli, hasta hace unos meses, defendía los intereses del porteño. No es una crítica despectiva sobre las personas, soy respetuoso, pero sí sobre la metodología que tienen para plantear los temas. 

¿Cuáles son los objetivos para el segundo tramo de la gestión? 

Iniciamos un camino de recuperación que gracias al plan de vacunación se pudieron ir abriendo un montón de actividades y ramas que antes estaban cerradas. Antes que nada tengo agradecimiento para la gente que se quedó en su casa, se vacuno. Hoy vemos indicadores positivos. En Malvinas Argentinas por ejemplo, el informe interanual, 2020 /2021 señala que creció 1,2% el empleo registrado. Esto quiere decir que de a poco, pero la cosa comienza a reactivarse. Tenemos que generar un ecosistema en que las empresas generen más competitividad, más la obra pública con empleos directos e indirectos. Vamos a un camino de tratar de generar empleos registrados y generar un círculo virtuoso cuidando al sector pyme y generando las condiciones para que el pequeño comerciante se pueda desarrollar. La próxima etapa es para las políticas que tengan que ver con el empleo genuino. 

¿Usted cree como señalan algunos analistas que la sociedad se “derechizó”? 

No lo veo de esa forma, aunque no deja de ser mi opinión. Es un momento muy difícil, y la sociedad ha sufrido. No sabemos los alcances de la pandemia en Argentina y el mundo. Surgen diferentes expresiones políticas que no tienen un contenido real, se asemejan más a un “antisistema” por derecha. Eso antes lo representaba la izquierda. La gente la ha pasado mal con (Mauricio) Macri, con la profundización de la crisis producto de la pandemia, más muchas cosas que no debemos haber sabido hacer. En ese marco se eligen otras opciones para marcar que no hemos hecho bien algunas cosas. Ya han pasado candidatos que han sacado muchos votos y después no se han sostenido en el tiempo. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés