El Economista - 70 años
Versión digital

mie 08 Feb

BUE 30°C
Versión digital

mie 08 Feb

BUE 30°C
Elecciones 2023

La UCR tiene varias alternativas abiertas

La idea de fórmulas compartidas con el PRO gana espacio en el radicalismo

La UCR tiene varias alternativas abiertas
11-01-2023
Compartir

Los sucesivos encuentros de dirigentes radicales en Mar del Plata en los últimos días tenían como objetivo avanzar en el diseño de la estrategia electoral. Pero algunas ausencias, como la de los gobernadores de Mendoza y Corrientes, y la falta de acuerdos entre los presentes no permitieron avances significativos en esa dirección.

Al centenario partido se le abren distintas alternativas, pero ninguna de ellas parece contar con un respaldo concluyente. Según lo resuelto por los organismos partidarios, debería haber candidatos propios para todas las categorías y en todos los distritos.

En el caso específico de la carrera presidencial no parece sencillo cumplir con ese mandato. Y eso no es consecuencia de falta de voluntad política sino de la ausencia de candidatos atractivos que puedan competir en materia de intención de voto con los presidenciables del PRO: Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, y con Mauricio Macri en una situación expectante.

Por ese motivo, aunque nadie lo admita públicamente, en la UCR se piensa más en un vice acompañado a un candidato del PRO. Eso es compatible con la posición expresada por Gerardo Morales, que de todas maneras lanzará su candidatura, y Marín Lousteau a favor de las fórmulas compartidas. 

A partir de allí se abren distintos escenarios. ¿Pueden competir en primarias dos fórmulas mixtas? Para ser precisos y evitar los eufemismos: ambas encabezadas por alguien del PRO con un radical de segundo. Podría darse una situación de halcones como Bullrich y Alfredo Cornejo compitiendo contra palomas como Rodríguez Larreta y Morales. Ese posibilidad diluiría el perfil de cada partido y Juntos por el Cambio pasaría a ser una única fuerza con líneas internas más que una coalición.

Por otra parte, aunque se trata de un sector que en este momento apunta a ser minoritario, están los que sostienen que el radicalismo debe presentar un candidato propio en las primarias y que eso no es incompatible con un futuro gobierno de coalición si previamente se distribuyen los cargos que ocupará cada fuerza. El que estaría dispuesto a recorrer ese camino es Facundo Manes aunque su candidatura perdió fuerza en los últimos meses porque su instalación como una figura nueva y atractiva no pudo continuarse con una intención de voto significativa.

Los dilemas que enfrenta el radicalismo también están presentes en la provincia de Buenos Aires en la que el PRO ya tiene un candidato instalado como Diego Santilli y también cuenta con varios intendentes en los distritos más poblados de la provincia. El radicalismo bonaerense lanzaría como candidato a gobernador al presidente del comité provincial Maxi Abad cuyo nivel de conocimiento es bajo por lo que el camino de la fórmula compartida también sería el más probable.

En esta nota

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés