El Economista - 70 años
Versión digital

mar 16 Ago

BUE 15°C
Versión digital

mar 16 Ago

BUE 15°C
Entrevista

Grindetti: “Estoy en las antípodas ideológicas del gobernador Kicillof”

En diálogo con El Economista, el jefe comunal que se expresa en contra de las reelecciones indefinidas, criticó la gestión del Gobierno bonaerense y reivindicó el rol de los intendentes

Néstor Grindetti
Néstor Grindetti Archivo - Télam
05-12-2021
Compartir

Por Pablo Varela

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, fue el jefe de la campaña de Diego Santilli,  que obtuvo un triunfo en el distrito más grande del país, y principal fortaleza electoral del peronismo. 

En diálogo con El Economista, el jefe comunal que se expresa en contra de las reelecciones indefinidas, criticó la gestión del Gobierno bonaerense, reivindicó el rol de los intendentes y su conocimiento territorial al tiempo que advirtió: “Sin FIM (Fondo de Infraestructura Municipal) no hay aprobación de Presupuesto”.

Además, señaló que uno de los principales desafíos que tiene el hoy frente opositor es el de conservar la “unidad” pensando en el próximo turno electoral. 

Pasaron semanas desde las elecciones. Usted fue el jefe de campaña de Juntos en el distrito más grande del país. ¿Qué evaluación hace? 

Fue una muy buena experiencia. Hicimos un gran trabajo y hubo muchos momentos de tensión como en toda campaña. Sin embargo, fue muy interesante. Dejó un triunfo lo que  es una gran satisfacción, desde luego que no lo hice solo si no que aporté mi grano de arena a un gran equipo y la lectura que hago de la elección es que fue una fuerte advertencia de la gente al Gobierno Nacional y provincial, en la que se le está marcando la cancha y le están diciendo 'no estamos conformes' con el rumbo. Por otro lado, una suerte de mandato a Juntos con una exigencia que es 'cumplan con todo lo que prometieron'. Eso es una exigencia que ahora se traduce en empezar con algunos proyectos de ley con temas que preocupan a la gente y tratar de ser un dique de contención en temas institucionales que creemos que el Gobierno Nacional ha intentado y va a volver a intentar y nosotros nos comprometimos con nuestro 'no'. Entre esas cosas le decimos 'no' al aumento de impuestos. Ganamos y estamos contentos, pero a su vez lo tomamos con una gran responsabilidad. El mensaje es: 'Ganaron pero hagan'. 

¿Qué lectura hace de lo sucedido entre las PASO y las generales en las que Frente de Todos logró achicar la diferencia? 

Evidentemente la campaña de ellos dio algún resultado. No nos olvidemos que al kirchnerismo junto al resto de las patas del frente oficialista ha sido y es muy difícil ganarles. Si bien hubo una parte del peronismo que estuvo con nosotros, contra el grueso del peronismo unido es muy difícil. Hay que reconocer que evidentemente acertaron en una estrategia de campaña que a nosotros no nos gustó y que de hecho denunciamos que es el famoso “plan platita”, pero que evidentemente algún resultado les ha dado. 

Desde su mirada como intendente, ¿cómo evalúa la gestión del gobernador Kicillof? 

El análisis lo hago no personalizando en Kicillof, y no es que quiera evitar quedar mal. Si no porque el gobernador es una figura fuertemente ideologizada, que está en las antípodas ideológicas mías. No coincidimos en nada desde el punto de vista ideológico. Cuando he planteado algunos temas me han escuchado, pero después no me los han resuelto. Por eso digo que el problema del Gobierno provincial tenía fallas en todo su equipo de ministros, sobre todo en la jefatura de Gabinete que no  sabía implementar cosas que tal vez políticamente se resolvían, pero después en la gestión no funcionó. 

En los jefes comunales siempre hay reclamos para que haya descentralización y que se contemple la mirada de los gobiernos locales. ¿La reciente llegada de intendentes al Gabinete provincial podría colaborar? 

Yo creo que es muy positivo. Los intendentes tienen territorio y conocimiento territorial y coincidimos todos en la idea de descentralizar. Nosotros venimos bregando entre todos para que la política sanitaria, la educativa, la de seguridad, la fije la provincia pero que la ejecutividad la tengan los municipios. A eso le agrego el hecho de que en la jefatura de Gabinete esté una persona como Martín Insaurralde, una persona con muchísima experiencia en el conurbano, cuando uno habla con él y le plantea un problema, rápidamente lo entiende. En ese marco, esperamos que esta vez sí lleguen las soluciones. Antes, obteníamos un 'Ok' del gobernador pero las soluciones quedaban demoradas en su estructura de ministros. 

La tercera sección es el bastión peronista por excelencia. ¿Cuánto vale simbólicamente conducir el único distrito en donde Juntos se impuso? 

Creo que desde lo simbólico el mensaje es que 'se puede'. No es invencible el peronismo. Y por otro lado, cuando uno está cerca de la gente y trata de solucionarle los problemas a la gente, muchos se solucionan y cuando no se puede, hay una explicación al respecto. Es decir que si hay un vínculo se puede ganar. ¿Cuesta? Sí, claro que cuesta y hay que caminar mucho y hablar mucho primero para llegar y después sostenerse en la responsabilidad que te otorga la ciudadanía. Mi vínculo con los vecinos es la de tomar mate, antes de la pandemia, y ahora estamos volviendo a ese diálogo para continuamente poder estar en contacto escuchando y dando soluciones. Hemos hecho mucha obra, mucha gestión, hemos logrado ordenar el municipio y eso nos ancló en una manera distinta de hacer política. 

Volviendo a lo electoral. ¿Cómo se planifica una campaña en una provincia tan grande y tan disímil entre el conurbano y el interior, con dos idiosincrasias totalmente distintas?

Yo te diría que hay dos provincias: campo y conurbano, y mínimo, dos conurbanos. Norte y sur y si me apurás, habría que agregar también las zonas semi rurales. Son diferencias enormes, de pensamiento, de problemática, de visión política, de estrategia. Lo importante es tener un equipo y tener propuestas para esa diversidad. Hay que prestar atención a esa diversidad, y a esa idiosincrasia del conurbanense y de la persona del interior. Y una nota de color: cuando se habla de la visita de un candidato a un distrito se dice que ese candidato 'baja'. La realidad es que no baja a ningún lado, si no que va a visitar o a recorrer un lugar. 

El Presupuesto 2022 que presentó Kicillof en la Legislatura bonaerense no contempla el FIM (Fondo de Infraestructura Municipal). ¿Cómo lo evalúa? 

Nosotros vamos a pedir a los legisladores nuestros que no acompañemos el Presupuesto si no hay un FIM. Es el único instrumento que le asegura a los municipios tener recursos para obras. En realidad las obras contempladas en el Presupuesto son las que realiza la provincia y que muchas veces no se cumplen, o incluso se redistribuyen. Nosotros ni siquiera opinamos sobre esas obras. En cambio el FIM nos permite hacer asfaltos; hicimos 1.800 cuadras en esta gestión pero nos faltan 1.200. La postura de nuestros legisladores en eso va a ser muy firme, sin FIM no hay aprobación de Presupuesto. 

La interna de Juntos en la provincia parecería haberse trasladado a la Legislatura en la discusión por las autoridades de bloque y de las cámaras. ¿Cómo se sintetiza? 

Nosotros tenemos un premisa que se exacerbó en la campaña y ahora va a seguir así, que es la unidad. Todos frente a nuestras diferencias tácticas lo que hacemos valer es nuestra unidad. Creo que nuestros senadores y los diputados van a llegar a un acuerdo y van a hacer que el bloque se mantenga unido. Hay que dejarlos a ellos. 

¿Con la idea de “unidad” es que se entiende sus elogios a la figura de Mauricio Macri, siendo que usted está referenciado en el ala “dialoguista”? 

Siempre digo que es el creador del PRO, socio fundador de Cambiemos, expresidente, y son todas cucardas que le permiten a él ser un primus inter pares entre los líderes nuestros, que hoy hacen un ejercicio de esos liderazgos desde la horizontalidad. Cuando uno está en la oposición, no es lo mismo que cuando hay un Presidente. Hay otros liderazgos como el de Horacio (Rodríguez Larreta), Elisa (Carrió), Facundo Manes. En la provincia Cristian Ritondo, Jorge Macri, Diego Santilli, y esos nombres son todos liderazgos. Ahora, respecto de Macri no cabe ninguna duda que sigue siendo el primus inter pares de los líderes nuestros. 

¿Qué desafío tiene Juntos por el 2023? 

Estar juntos lo que es un desafío muy grande. Trabajé mucho para eso en este año hasta que llegué a la conclusión que había aspectos tácticos que nos ibas a seguir diferenciando. Que coincidíamos en valores y objetivos, pero tuvo que venir la PASO. Si podemos llegar todos juntos y en acuerdo al 2023, mejor. Pero si no, no hay que pelearse. Porque la que decide es la gente. Hemos demostrado que una vez que pasan las primarias, nos volvemos a juntar y trabajar coordinadamente. Por eso, no que hay que perder de vista que las diferencias son meramente tácticas, no de valores. 

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés