El Economista - 73 años
Versión digital

sab 13 Jul

BUE 13°C

Crisis en el Gobierno: CFK pidió cambios tras la derrota

La vicepresidenta expuso de modo crudo su fastidio por el funcionamiento del Gobierno y solicitó cambios: Cafiero es el hombre apuntado por el kirchnerismo.

K4EYT5QW5BGBVO64RHJO37U2BU
K4EYT5QW5BGBVO64RHJO37U2BU
Pablo Varela 16 septiembre de 2021

Por Pablo Varela

La coalición del Frente de Todos vivió ayer sus horas más agitadas. Mientras el presidente Alberto Fernández se dirigía hacia la localidad de José C. Paz para encontrase con el jefe comunal Mario Ishii, se anotició de la presentación de la renuncia del ministro del Interior, Eduardo de Pedro, el hombre del Gabinete más cercano a Cristina Kirchner.

El gesto que se multiplicó en otros funcionarios (también de raigambre kirchnerista) tiene un claro objetivo. La Vicepresidenta reclama cambios urgentes en el staff de colaboradores del Poder Ejecutivo para imprimirle a la gestión otro dinamismo de cara a las elecciones generales de noviembre, sobre todo luego de la derrota en el bastión bonaerense. El apuntado tiene nombre y apellido: Santiago Cafiero, el jefe de Gabinete y hombre de estrecha confianza de Fernández, que hasta acá, ha resistido en su cargo.

En medio de una jornada cargada de tensión y versiones cruzadas, por la tarde el Presidente se reunió con sus ministros leales en Casa Rosada, mientras que el titular de la Cámara Baja, Sergio Massa, juntó a su tropa en las oficinas de la Avenida Libertador. Es que el titular de Diputados, sonaba para reemplazar a Cafiero.

Hasta el búnker del Frente Renovador se trasladaron el ministro de Transporte, Alexis Guerrera, la titular de Aysa, Malena Galmarini y presidente del Enacom, Claudio Ambrosini entre otros colaboradores. Desde el entorno de Massa, sostuvieron ante El Economista que la prioridad es calmar ánimos y sostener la cohesión del espacio, sobre todo cuando restan dos meses para las elecciones generales.

El líder del Frente Renovador trabaja para conservar la unidad y fortalecer la figura de Fernández, al tiempo que desde su entorno rechazan la idea de que vaya a ocupar el cargo de jefe de Gabinete, aunque reconocen que si el Presidente se lo pidiese, podría hacerlo con una serie de prerrogativas en el área económica tal como circuló durante la campaña.

Massa ofició ayer de vaso comunicante entre el Presidente y los referentes de Cristina que ya no ocultan las molestias ante la figura de Cafiero. Desde el Instituto Patria confirmaron ante este diario que Cristina se comunicó expresamente con el ministro de Economía, Martín Guzmán, para comunicarle “que ella nunca le pidió” la renuncia. El gesto de la Vicepresidenta es elocuente y marca con qué funcionarios mantiene las diferencias.

En ese marco de ebullición algunos sectores del oficialismo intentaron mostrar un costado positivo de lo sucedido y creen que el apoyo expresado tanto por mandatarios provinciales, intendentes de distintos puntos del país, la CGT y ministros, podría significar un espaldarazo para la figura presidencial.

Hoy, organizaciones sociales como el movimiento Evita convocaron a marchar a la Plaza de Mayo en respaldo del Presidente. “Paritaria interna”, graficó una fuente alineada con el ala albertista.

Por el momento, Fernández descartó cambios en el Gabinete y la agenda presencial se mantendrá sin mayores cambios, aunque será difícil mesurar el impacto de las esquirlas producidas por la jugada de Cristina, que expuso a plena luz del día las diferencias hacia el interior de la coalición.

Si bien en el FdT reconocen la crudeza de la iniciativa de Cristina, no dejan de recalcar que todas las vertientes del oficialismo tiene el mismo horizonte en común: la recuperación del país.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés