Company Towns

Pauny, en Las Varillas

Pauny nace tras el estallido por la crisis de 2001, como respuesta a la caída de
16-11-2021
Compartir

Pauny nace tras el estallido por la crisis de 2001, como respuesta a la caída de la histórica fábrica de tractores Zanello, una marca con más de 30 años de experiencia. ¿El objetivo? La recuperación de una importante fuente de empleo para la localidad de Las Varillas, en el sur del departamento San Justo, en el centro-oeste de Córdoba. El apoyo de los gobiernos municipal, provincial y nacional fue fundamental. 

En sus inicios, el pequeño grupo empieza a producir tractores para las necesidades del agro, dispone de la planta y la maquinaria en carácter de alquiler de quiebra. La fábrica evoluciona con éxito. En 2003, compró la planta y los bienes, consolidándose en el rubro y dotando a está localidad cordobesa de más de 25.000 habitantes de una importante fuente de empleo, además de fomentar el desarrollo de proveedores locales y por ende empleo indirecto. Comienza una etapa de crecimiento sostenido y, en poco tiempo, suma a su línea agrícola transportes de pasajeros y maquinarias viales.

En 2011, Pauny se posiciona como empresa número uno en venta de tractores en el mercado nacional y, hoy, suma 500 empleados bajo la tutela de la Cooperativa de Trabajo Metalúrgica Las Varillas Ltda., la red de concesionarios, personal jerárquico de la ex-empresa Zanello y la participación de la municipalidad de Las Varillas. 

Sin embargo, no es un caso aislado. En Argentina, el agro es uno de los motores de la economía y uno de sus mayores proveedores es el sector metalmecánico de fabricantes de implementos y maquinaria. En ese sentido, el centro-sur de la provincia de Santa Fe fue históricamente una plaza rica en la creación de empresas a partir de la inventiva de inmigrantes que con el apoyo de sus comunidades llegaron a desarrollar grandes compañías que pueden incluirse en la categoría de company towns. Un caso testigo de ese proceso es San Vicente, en el centro-oeste de la provincia de Santa Fe. 

Cuna de la cosechadora en Sudamérica, la localidad llegó a ostentar el título de ser la mayor consumidora de acero per cápita del país con la convivencia de tres fábricas de cosechadoras en simultáneo durante las décadas del '60 y '70. En aquellos años, Senor, Bernardin y Boffelli llegaron a producir cerca de 1.000 cosechadoras por año y el pueblo vivió al calor de esas factorías que solo de forma directa generaban 800 puestos de trabajo en una localidad de solo 5.000 habitantes. 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés