Recurso clave

"Elevator Pitch": cómo hacer una presentación rápida y conmovedora

Qué es, cómo pensarlo y una pequeña guía para llevarlo a cabo. Claves para entender el fenómeno que contribuye al impacto de los proyectos.

Cómo hacer una presentación rápida y conmovedora
11-11-2021
Compartir

Todo proyecto, antes de convertirse en grande, comienza como una idea. Desde que germina en la mente hasta que logra materializarse, hay un paso inicial que marcará un punto de inflexión: cómo esa idea llega al oído de los demás.

El “elevator pitch” es una técnica que ayuda a transmitir la idea de un proyecto en el menor tiempo posible. Como lo infiere su nombre, el término  “elevator” (como se denomina en inglés al ascensor) le da sentido al concepto y también un objetivo claro: en lo que dura un viaje en ascensor, menos de dos minutos, se debe captar el interés del interlocutor.

Agostina Verni, ejecutiva de recursos humanos con experiencia en empresas como Google y Red Hat, explica que un pitch “debe tener claro que la finalidad no es vender sino generar interés sobre tu proyecto, lograr una entrevista o reunión para más adelante”.

Cómo se lleva a cabo

“El elevator pitch define los atributos que voy a presentar. ¿Quién sos? ¿A qué te dedicás? ¿Cuál es tu formación?, ¿Cuál es tu trayectoria? ¿Qué te motiva hoy?”, remarca Verni. Esto bien puede aplicarse en el mundo corporativo o emprendedor, ya sea para conseguir una posterior entrevista con un inversor, cliente potencial, proveedor o socio.

Agostina Verni explica que un pitch “debe tener claro que la finalidad no es vender sino generar interés sobre tu proyecto" 

Para que el discurso sea efectivo, agrega la especialista, es necesario practicarlo: “Se debe tener, primero, el nombre de la idea del emprendimiento o proyecto y tener en claro la problemática de fondo de negocios a afrontar que se quiere resolver”. Además, agrega que es necesario “mostrar la propuesta de valor y analizar el mercado target a competir o insertarse y, finalmente, mostrar el diferencial que tiene tu idea y buscar qué le aportaría al interlocutor”.

En el evento 'Pitching: Impacta con tus ideas' convocado por Upward Women Argentina que Verni encabezó hace tres años, precisó cinco puntos claves para un pitch efectivo.

  • Mejorar el lenguaje corporal. Hasta el 70% del lenguaje llega en forma corporal.
  • Identificar mentores que puedan guiarte a través de sus experiencias, como hizo Zuckerberg, que buscó a Steve Jobs para que fuera uno de sus mentores: buscó a alguien con experiencia.
  • Investigar a fondo para estar seguro antes de lanzarse con una idea o proyecto.
  • Practicar con ayuda de una grabación o video. Con presentaciones con amigos o familiares para practicar el ritmo de voz, evitar repeticiones, silencios e incomodidades.

Para la experta en Recursos Humanos, el último paso es fundamental para poder continuar el contacto más adelante. Por eso, recomendó preparar “posibles respuestas a preguntas más frecuentes u objeciones; intercambiar tarjetas personales, folletos u otros elementos de soporte; y acordar la vía de comunicación afín para seguir la conversación sobre tu idea o proyecto”.

El impacto de un buen pitch empresarial

Alfredo Alfaro, CEO en First People Consulting y autor del Libro “Primero Personas, después profesionales”, habló con POST sobre la importancia de un buen pitch empresarial y el impacto que se puede generar al hacerlo correctamente.

El pitch es una presentación breve en la que se describe una empresa, sea cual sea su actividad, y sea cual sea el estado de desarrollo de la idea de negocio. “Un buen pitch empresarial tiene que tener 3 componentes: visualizar, creer y accionar”, sostiene.

  • Visualizar hacia dónde vamos como organización debe ser tan fuerte como para enamorar a quien la escuche.
  • Creer por qué debemos ser capaces de demostrar que el sueño es posible.
  • Accionar para mostrar el rutero de estrategias para cumplir lo que mencionamos como pitch.

Para sumar, contó una experiencia particular que vivió en pandemia en su trabajo de formación corporativa a equipos y directivos. “Las empresas que tienen definido su pitch empresarial son aquellas que lograron salir a flote más rápido de esta crisis”.

“Un buen pitch empresarial tiene que tener 3 componentes: visualizar, creer y accionar”, dice Alfaro

“Durante la pandemia tuve la oportunidad de diagnosticar qué tanto el pitch empresarial estaba interiorizado en las empresas. Realizaba la siguiente pregunta con los líderes organizacionales: ¿qué se perdería el mundo si tu empresa desaparece mañana y tus stakeholders qué dirían?”.

Las respuestas diversas, cuenta, revelaban mucho trabajo por hacer en las organizaciones por definir su “porqué” y que éste sea entendido de forma fácil por todos.

La columna fue publicada originalmente en Post by Santander

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés