Entrevista

Cantarella: "La Ley de Movilidad Sustentable será beneficiosa para toda la cadena automotriz"

Juan Cantarella, Gerente General de la Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (Afac), se refirió al nuevo proyecto de ley del Gobierno.

Juan Cantarella, Gerente General de Afac.
15-10-2021
Compartir

En diálogo con El Economista, Juan Cantarella, Gerente General de la Asociación de Fábricas Argentinas  de Componentes (Afac), se refirió al nuevo proyecto de Ley de Movilidad Sustentable que impulsa el Gobierno, al que calificó como "beneficioso para toda la cadena automotriz". 

El empresario expresó que el proyecto podría generar un marco de previsibilidad que "nos sacaría de la volatilidad de la coyuntura".  

"Eso es positivo para las inversiones estructurales que se necesitan para este cambio cualitativo en la actividad automotriz, ya que los horizontes de recupero son largos", agregó sobre la iniciativa que presentaron esta semana el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, en la planta de Toyota en Zárate.  

Para Cantarella, es acertado que la norma estipule incentivos tanto para la demanda como para la oferta. "La intención, respecto al primer punto, es acelerar el cambio de los consumidores hacia vehículos más amigables con el medio ambiente a través de beneficios impositivos. La tendencia ya marca que el cambio va a ocurrir y esto ayudaría a que sea una transformación más acelerada", dijo. 

Por otro lado, calificó como "importantes" los beneficios para adecuar la demanda a lo que podría ser una modificación en la forma de consumir. "Si esto se da rápidamente, Argentina podría reconvertirse productivamente y mejorar su posicionamiento dentro de la región", consideró.  

El dirigente Afac también explicó que, además de un tema ambiental, desarrollar la movilidad sustentable es una cuestión comercial. "En Europa, por ejemplo, son cada vez más exigentes con el cuidado ambiental de los procesos productivos para dejar ingresar mercancías de otros países", se explayó.  

Uno de los puntos más destacados del nuevo proyecto, es la posibilidad de reducir un 40% la importación de componentes y así reducir el déficit fiscal. "Es cierto que determinados componentes que utilizan los vehículos a combustión interna se van a dejar de importar y va a haber una reducción en importaciones y demanda de divisas. De todas formas, habrá que ver el impacto porque hay otros componentes que utilizan los autos eléctricos e híbridos", mencionó.  

En tanto, el empresario sostuvo que el "éxito" de su sector hacia la sustentabilidad va a depender de las inversiones que se generen y de la cantidad de autopartes que se puedan producir a través de ellas. "Si no tuviéramos los incentivos, estaríamos cambiando unos productos por otros en la balanza. He ahí la importancia de avanzar en la producción local", añadió 

Otro desafío en el horizonte será las dificultades que dejó la pandemia para adquirir ciertos insumos a nivel mundial, ya que los nuevos vehículos eléctricos necesitarán mayor participación de la electrónica. "Hoy hay muchos problemas para comprar microchips, por ejemplo", comentó.  

Por último, el secretario general de Afac precisó que hay otros temas para sumar a la agenda de los próximos años, "porque las inversiones son condición necesaria pero no suficiente". Uno de ellos, explicó, son los costos laborales.  

"Tiene que ser una modernización en términos amplios. Hay un montón de oportunidades para que, sin afectar derechos, poder tener un esquema de trabajo sustentable, más allá de la coyuntura", concluyó Cantarella.  
 

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés