El Economista - 70 años
Versión digital

mar 16 Ago

BUE 15°C
Versión digital

mar 16 Ago

BUE 15°C
Natación

Prohíben a las nadadoras transgénero competir en categoría femenina

La Federación Internacional de Natación reforzó sus restricciones para las nadadoras transgénero en torneos de élite femeninos

La nadadora trans Lia Thomas quedaría a fuera de los juegos Olímpicos de París de 2024 a partir de esta nueva reglamentación.
La nadadora trans Lia Thomas quedaría a fuera de los juegos Olímpicos de París de 2024 a partir de esta nueva reglamentación.
20-06-2022
Compartir

La FINA (Federación Internacional de Natación) aprobó una nueva normativa que acota la participación de nadadoras transgénero en competiciones femeninas atendiendo a una serie de condiciones. 

La organización internacional votó prohibir que atletas transgénero compitan en las pruebas élite de mujeres si han pasado por cualquier etapa del proceso de pubertad masculina. La nueva política requiere que las competidoras transgénero hayan completado su transición antes de los 12 años para poder participar en competencias femeninas.

No obstante, este no es el único condicionante. 

Otra de las medidas que las atletas profesionales reclamaban y que la FINA recoge en su nueva normativa es el establecimiento de un límite en los niveles de testosterona permitidos para poder competir en categoría femenina. La cantidad máxima será de 2,5 nanomoles por litro de sangre.

Además, la organización buscará establecer una categoría "abierta" para las competencias de natación de participantes cuyas identidades de género son diferentes a las que se les asignó al nacer.

La medida, que fue aprobada por 71% de los votos de los 152 miembros de FINA, fue descrita como "solo un primer paso hacia la completa inclusión" de atletas transgénero. Todo el proceso de votación se fundamenta en estudios científicos que demuestran la superioridad física de mujeres transgénero sobre mujeres cisgénero.

La decisión se tomó durante un congreso general extraordinario en el marco del Campeonato Mundial en Budapest, Hungría.

El presidente de la FINA, Husain Al-Musallam, expresí, tras la sesión celebrada en Budapest, su parecer acerca del polémico asunto: "Tenemos que proteger los derechos de nuestros atletas para competir, pero también tenemos que proteger la igualdad competitiva en nuestros eventos, especialmente en categoría femenina". 

El debate sobre la inclusión en el deporte en la organización se inició a partir del caso mediático caso de Lia Thomas, nadadora transexual que compite para la Universidad de Pensilvania. Ella había nadado para el equipo masculino durante tres temporadas antes de iniciar un tratamiento de reemplazo de hormonas en la primavera de 2019. Desde entonces ha roto varios récords para su equipo universitario de natación.

gettyimages-1386084885-lia-thomas
En marzo, Thomas se convirtió en la primera nadadora transgénero en ganar el principal título universitario nacional en EE.UU. 

En marzo, Thomas se convirtió en la primera nadadora transgénero en ganar el principal título universitario nacional en EE.UU. con su victoria en las 500 yardas (457,2 metros) femeninas estilo libre.

Más de 300 nadadores universitarios, del equipo nacional y de equipos olímpicos firmaron una carta abierta en apoyo a Thomas y todas las nadadoras y nadadores transgénero y no binarios, pero otros atletas y organizaciones han manifestado dudas sobre la inclusión trans. 

Algunas de las compañeras de equipo de Thomas y sus padres escribieron cartas anónimas apoyando su derecho a la transición, pero señalaron que era injusto que compitiera en las categorías femeninas.

El reglamento entra en vigor inmediatamente, lo que significa que Thomas no podrá seguir preparándose para competir en categoría femenina en los Juegos Olímpicos de París que se celebrarán en 2024.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés