El Economista - 70 años
Versión digital

vie 12 Jul

BUE 7°C
Día del Reciclaje

Programa Argentina Recicla: un modelo de reciclado con una mirada inclusiva

De la mano de la guía Giirsu, Argentina Recicla busca la inclusión de los recuperadores de los residuos urbanos

En Argentina son miles las y los cartoneros, carreros y recicladores que recolectan y tratan grandes toneladas de materiales reciclables al día
En Argentina son miles las y los cartoneros, carreros y recicladores que recolectan y tratan grandes toneladas de materiales reciclables al día
27 mayo de 2022

El 17 de mayo, en el Día del Reciclaje, se desarrolló un encuentro internacional para analizar el modelo de cogestión entre recuperadores urbanos y estados municipales implementado en Argentina organizado por referentes del Programa Argentina Recicla, en conjunto con la Alianza Global de Recicladores (Globalrec).

En ese contexto, durante la charla -que tuvo modalidad virtual- se presentó la Guía para la Implementación de la Gestión Integral e Inclusiva de los Residuos Sólidos Urbanos (Giirsu). 

También tuvo como objetivo explicar la importancia de llevar adelante sistemas locales de reciclado e identificar las implicancias que tendría para la economía circular y el cuidado del ambiente la implementación de una "Ley de Envases con Inclusión Social".

El Programa Argentina Recicla busca promover la inclusión social y laboral de aquellos trabajadores no reconocidos que realizan trabajos de recolección y recuperación de Residuos Sólidos Urbanos y dan un servicio ambiental fundamental.

En ese sentido, la guía Giirsu permite orientar a los municipios, cooperativas de recuperadores urbanos, universidades, organizaciones y la sociedad general en una misma línea de trabajo a la hora de gestionar los residuos desde una perspectiva de inclusión social.

En el encuentro participaron María Castillo, Directora Nacional de Economía Popular del ministerio de Desarrollo Social; Matías Tarando, Coordinador del Programa Argentina Recicla; y Manuel Mateus, Coordinador de Residuos del ministerio de Ambiente.

  • Castillo destacó la importancia de incluir a los recicladores en las mesas de trabajo para garantizar una mejora en su condición productiva y social del trabajo, que sigue siendo precarizada. “En cada una de las mesas que tenemos en todo el país tienen que estar nuestros compañeros representando a su sector, acordando y planificando el sistema de desarrollo y de reciclado”, señaló. 

El programa Argentina Recicla tiene cuatro pilares: acompañamiento de carros y ropa, herramientas para valor agregado, acompañamiento de la red de comercialización para que tengas las mismas condiciones y el valor agregado para el trabajo de los cartoneros.

En función al trabajo que el programa lleva a cabo en tres años de gestión, la guía busca definir cómo llevar adelante un sistema de reciclado desde el punto de vista de los recicladores. “Debe incluir y no excluir”, sentenció Castillo.

  • Por su parte, Tarando sostuvo que la guía Giirsu busca cambiar el paradigma de gestión: el foco deja de ser el basural y pasa a la cogestión entre la comunidad, los trabajadores y el municipio, con el acompañamiento del Gobierno y la comunidad científica. “Lo que buscamos con la guía es formar no solo a los recuperadores urbanos, sino también los municipios, que muchos de ellos no tienen idea de cómo abordar la política en conjunto”, dijo.

En ese sentido, señaló que “una política pública no se puede trazar si no se puede medir”, por lo tanto se llevó a cabo un mapeo de los cartoneros en todo el país y los sistemas de reciclado para determinar en qué mejorar. 

“Solo 37% de todos los municipios del país tienen algún programa de gestión de residuos. Son muy pocos los que trabajan con recuperadores urbanos y la propuesta es, con este mapeo de las unidades con las que están trabajando, poder llevar la guía para, en principio, fortalecer los sistemas de reciclado”, detalló Tarando.  

  • Por último, Mateus señaló que la situación en Argentina es muy grave a nivel social y ambiental, a pesar de que los cartoneros pusieron el tema en agenda a partir del 2001 con la organización de los recuperadores en la ciudad de Buenos Aires y la aplicación de la guía Giirsu en los últimos años. 

“Tenemos muchísimos basureros a cielo abierto, muchísimas personas trabajando en los basurales; ni hablar de la cuestión ambiental. En Argentina hay 11 millones de personas que no tienen un trabajo en el mercado formal, es decir que el sector privado y el sector público no tienen la capacidad de incorporar a todas las personas que ofertan su fuerza laboral. Es importante entender que cualquier sistema que nosotros planteemos tiene que tener este eje, tiene que entender que no lo podemos pensar como un sector productivo más, sino como la última oportunidad de generar métodos sustentables. La economía popular es la última red que tiene el sistema en este marco”, explicó. 

Allí es donde surge el papel de la organización de la economía popular para asegurar su crecimiento y formalización en el sector productivo. La meta es que los recuperadores dejen de trabajar para subsistir y de encontrar resistencia por parte de los municipios y otros actores para que puedan organizarse y adquieran incidencia en las políticas públicas, como en el caso del programa Argentina Recicla.

LEÉ TAMBIÉN


Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés