El Economista - 70 años
Versión digital

dom 26 Jun

BUE 8°C
Versión digital

dom 26 Jun

BUE 8°C
"Sin precedentes"

La OMC levantó las patentes de las vacunas contra el Covid: qué dijeron los laboratorios

La resolución permite a los países en vías de desarrollo fabricar durante 5 años las vacunas contra el Covid-19

La directora de la OMC, la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala
La directora de la OMC, la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala
18-06-2022
Compartir

Los países miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) acordaron el viernes levantar temporalmente los derechos de propiedad intelectual sobre las vacunas anticovid, tras casi 20 meses de debate, aunque las ONG criticaron su alcance limitado por no incluir a los tests y tratamientos, no beneficiar a todo el mundo y establecer un período de cinco años de duración.

Los 164 países alcanzaron ese pacto "sin precedentes", indicó la directora del organismo, la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala, al anunciar la adopción formal de los pactos que se debatieron durante la XII Conferencia Ministerial que terminó durante la madrugada del viernes en Ginebra (Suiza), casi 36 horas más tarde de lo previsto inicialmente en la agenda.

  • La resolución consensuada permite a los países en vías de desarrollo fabricar durante cinco años las vacunas contra el coronavirus que ya se administran de forma masiva sin pagar por las patentes.
  • Esto incluye la tecnología del ARN mensajero, presente en los inmunizantes de los laboratorios Pfizer y Moderna, una novedad científica que propulsó los tratamientos contra la pandemia. Los países que lo deseen podrán utilizar ese método sin tener que contar con la autorización del laboratorio que lo descubrió.

Sin embargo, una de las críticas es que el texto no obliga a las empresas que tengan las patentes a compartir su tecnología ni los datos de sus ensayos clínicos, que seguirán siendo secretos comerciales.

Además, varias ONG rechazan el plazo de cinco años para la excepción, la limitación que impone para exportar vacunas a otros países mediante licencias obligatorias y que el acuerdo no haya alcanzado los tests y otros tratamientos que se usan para detectar y combatir la Covid-19.

"Nos decepciona que la suspensión de patentes propuesta en octubre de 2020, que hubiera cubierto todas las herramientas médicas para todos los países, no haya podido lograrse, ni siquiera durante una pandemia que causó más de 15 millones de muertos", apuntó en un comunicado el presidente de Médicos Sin Fronteras, Christos Christou.

El directivo de la ONG hizo referencia así al proyecto original presentado el 2 de octubre de 2020 por India y Sudáfrica en la OMC, mucho más abarcativo en las exenciones.

Esa iniciativa, respaldada por más de 100 países, entre ellos Argentina que lo acompañó como copatrocinador, exigía levantar por "al menos tres años" los derechos de propiedad intelectual sobre los inmunizantes, tratamientos y diagnósticos contra la Covid-19.

La respuesta de los laboratorios

"Las vacunas contra el Covid-19 existen gracias a la propiedad intelectual"

Tras la decisión, la Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme) expresó a través de un comunicado “la importancia de los desarrollos amparados por la propiedad intelectual que lejos de impedir la innovación, resultan esenciales para el descubrimiento de nuevos tratamientos y curas”.

La Cámara pidió que “los Estados y la industria deben trabajar en conjunto para abordar los verdaderos cuellos de botella en torno a los nuevos tratamientos y vacunas contra el Covid-19, incluidas las trabas burocráticas y dificultades en la cadena de suministro”.

La entidad remarcó: “Las vacunas contra el Covid-19 hoy disponibles y que nos permiten pensar en una salida de la pandemia, existen gracias a la propiedad intelectual y otros incentivos que impulsaron en 2020 su investigación y desarrollo, en tiempo récord y con un altísimo riesgo”.

Caeme respaldó la posición asumida públicamente por Ifpma. La Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (Caeme) está integrada por 41 empresas farmacéuticas y biotecnológicas de I+D de la Argentina, Australia, Japón, Estados Unidos y Europa, desde Pfizer, Bayer y Roche hasta GSK, Janssen y Merck.

Con 97 años de trayectoria, es la entidad pionera de la industria farmacéutica de nuestro país y la primera cámara del sector fundada en América Latina.

Cilfa celebró “anteponer el derecho a la salud sobre los derechos privados monopólicos de las patentes”

Por otro lado, la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (Cilfa) consignó que la medida brinda “una respuesta institucional” a las necesidades de los países. A través de un comunicado, indicaron que “se antepone” el derecho a la salud sobre el monopolio de las patentes. 

La cámara nuclea a Bagó, Roemmers, Richmond, Raffo, Elea Phoenix y Gador, entre otros.

“Con esta medida los países miembros de la OMC dan una respuesta institucional a las necesidades de la salud pública de los países al anteponer el derecho a la salud sobre los derechos privados monopólicos de las patentes. Cabe destacar también que la gran mayoría de las innovaciones que han permitido desarrollar nuevas plataformas tecnológicas para la fabricación de vacunas contra el Covid-19, han sido posibles mediante la cuantiosa financiación pública de los países desarrollados”, dijeron desde Cilfa.

Para la industria farmacéutica argentina, agregaron, “la decisión de los países miembros de la OMC permitirá potenciar las posibilidades de fabricación de vacunas a nivel local con las nuevas plataformas tecnológicas”.

En esta nota

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés