Por desastres naturales

La crisis climática provocó más de 30 millones de desplazamientos en 2020

De acuerdo con el Centro para el Monitoreo del Desplazamiento Interno (IDMC, por sus siglas en inglés), este es el número más alto desde 2012 y tres veces mayor a los desplazamientos generados por conflictos y violencia.

Un niño camina entre los restos de una casa arrasada por el ciclon Idai en Monza
21-10-2021
Compartir

El desplazamiento por desastres es una de las consecuencias más devastadoras del cambio climático. Durante 2020, los desastres naturales generaron 30,7 millones de desplazamientos en más de 140 países y territorios, según informó Fundación ACNUR Argentina.  

De acuerdo datos que difundió el Centro para el Monitoreo del Desplazamiento Interno (IDMC), de los 30,7 millones de desplazamientos, 14 millones corresponden a inundaciones; 13,6 millones a tifones, ciclones y huracanes; 1,2 a incendios descontrolados; 518 mil a erupciones volcánicas; 137 mil a terremotos; 46 mil a temperaturas extremas; 32 mil a sequías y 988 mil a otras tormentas. 

Esta información prueba que el cambio climático está forzando a millones de personas a huir de sus hogares para salvar sus vidas. Se producen inundaciones que arrasan comunidades enteras, sequías que generan hambrunas masivas, tormentas y ciclones que destruyen casas, escuelas, hospitales e historias de vida.   

El 80% de los refugiados proceden de los países más vulnerables y menos preparados para adaptarse al cambio climático. Además, 7 de cada 10 desplazados internos (66%) viven en un país de este tipo. 

“Los países frágiles son los que corren el mayor riesgo de exposición. Las personas en situación de vulnerabilidad en países afectados por el conflicto suelen padecer consecuencias desproporcionadas. Los refugiados, desplazados internos y apátridas se encuentran en el frente de la emergencia climática”, explica Carolina Martinenghi, Directora de Comunicaciones de Fundación ACNUR Argentina. 

“La escasez de recursos naturales va en aumento en muchas partes del mundo donde se ha dado acogida a las personas refugiadas. El ganado y los cultivos luchan por sobrevivir en lugares donde las condiciones se tornan cada vez más áridas, frías o húmedas y esto pone en riesgo los medios de vida. Sin una acción rápida y ambiciosa, los desastres climatológicos podrían duplicar el número de personas que precisan asistencia humanitaria hasta alcanzar los 200 millones anuales en 2050”, agregó Martinenghi. 

Ponchos Azules por el Clima 

En un intento de visibilizar, pero también accionar frente esta realidad, la Fundación ACNUR Argentina lanzó la iniciativa Ponchos Azules por el Clima. Esta convoca a toda la sociedad a sumar su nombre en la petición para exigir a los gobiernos tomar medidas urgentes para combatir el cambio climático y frenar los desplazamientos forzados de millones de personas.  

Las firmas de quienes se sumen serán entregadas a António Guterres, Secretario General de la ONU, en el marco de la próxima Conferencia de Las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que tendrá lugar entre el 1 y el 12 de noviembre en Glasgow, Escocia. 

En la petición, se reclama a los gobiernos:   

  • Emisiones cero en 2050: Es necesaria una transición urgente de los combustibles fósiles a las energías renovables para lograr emisiones cero en 2050.
  • Reducir la huella ambiental: Se deben tomar medidas para reducir la huella ambiental de forma ecológica y teniendo en cuenta el riesgo climático.
  • Economía sostenible: Aprovechar la oportunidad de la crisis de COVID-19 para una transformación económica sobre bases ecológicas y sostenibles.

De esta forma, Fundación ACNUR Argentina busca recolectar 500.000 firmas. “Si somos muchos quienes firmamos, tendremos impacto. Por eso convoco a que seamos medio millón de ponchos azules que exijamos acción por el clima, tu nombre puede estar en la próxima Cumbre del clima. Poner tu firma no es solo poner tu nombre. Es también accionar, demostrar tu intención y compromiso en ayudar a las personas que se ven obligadas a huir debido a los desastres climáticos. Tu nombre significa refugio para esa familia desplazada, aliento para las mujeres, niños y niñas asustados y desamparados, es un compromiso con millones de refugiados”, concluyó Martinenghi. 

Para apoyar la iniciativa, puede acceder a www.ponchosazules.org

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés