#Política económica

El argumento necesario

La obra que viene, además de resolver la estabilidad del escenario (deuda externa y social, inflación y puesta en marcha del aparato) necesita proponer, y sería la primera vez en 45 años, incentivos para invertir y exportar. Si eso funciona, todo lo demás se dará por añadidura.

Las banderas de Gelbard

¿El programa de Gelbard fue un éxito? ¿Un fracaso? Ni una cosa ni la otra. Fue abandonado, interrumpido y deformado. No tengo dudas de que su abandono está asociado a la larga decadencia de 45 años de la política económica gobernada por la “sorpresa” y la ausencia de programa.

Más leídas