El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 20°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 20°C

“Veo en los argentinos mucho optimismo”

Entrevista a Gloria Alvarez, Politóloga.

15-09-2016
Compartir

La politóloga guatemalteca está de visita en el país para presentar el libro que escribió junto al chileno Axel Kaiser, “El Engaño Populista”, referido a líderes latinoamericanos.

¿Qué opinión tiene de los primeros meses de Gobierno de Mauricio Macri?

Lo que veo, en los argentinos con los que he hablado, es que hay mucho optimismo. Siempre, un comienzo, trae nuevas oportunidades y mucho aires de esperanza. No sólo por el alivio de que la corrupción kirchnerista haya llegado a su fin. Era tan obvia la corrupción, la desestabilización, que obviamente es un alivio poder vivir este cambio.

¿Cómo ve las medidas duras que tuvo que tomar el Presidente?

A veces las personas confunden malas decisiones con aquellas que representan asumir las consecuencias de haber ignorado la realidad por tantos años. Sobre todo la realidad económica. La lógica económica es muy simple, no se puede gastar más de lo que ingresa, nada es gratis. Las medidas que Macri ha tomado, son duras, pero creo que después de la parranda inflacionaria y el despilfarro, todo genera consecuencias que alguien debe asumir. Y lamentablemente, la mentalidad caudillesca de los latinoamericanos y la falta de comprensión de cómo funciona la economía los lleva a pensar que los presidentes son como un mago Merlín, y que con una varita mágica pueden componer todo sin que hayan consecuencias. Así no funciona la realidad. Con o sin Macri, los argentinos iban a sufrir el desastre kirchnerista.

¿Cree que los cambios en el escenario político de la región tienen que ver que se cumplió un ciclo?

Hay cosas que responden a la lógica, como por ejemplo que bajaron los precios de las commodities, y cuando bajan, los gobiernos populistas se quedan sin plata para seguir manteniendo a toda la gente contenta. Eso influyó, pero también el despilfarro, la corrupción. Hay que tener en cuenta que, solo con cambiar de líderes, no se cambia el sistema. La población y los votantes tienen que acompañar al nuevo gobierno para que se tomen las decisiones que cambien la regla, reglas que incentivan a nuestros políticos a volverse corruptos.

¿Qué opina de lo sucedido en Brasil, donde se cuestiona la causa que originó la destitución de Dilma Rousseff, y a los acusadores?

Si, corruptos menores tratando de sacar a corruptos mayores. El problema con la corrupción en el Partido de los Trabajadores es que ha sido muy institucionalizada. Entonces el hecho es que en América Latina siempre es lo mismo, “ella es corrupta pero quienes la acusan también”. Bueno si, una cosa no justifica la otra. Creo que en general, en América Latina, hemos tenido gobiernos nefastos, pero oposiciones muy débiles.

¿Cómo cree que le puede ir al Gobierno de Michel Temer, que percibe poco respaldo de los brasileños?

Si, pero Temer no está tomando decisiones duras en el corto plazo. Y eso es lo que hace falta ver en Brasil, un país en que una de cuatro personas es dependiente del sistema subsidiario y populista que implementó el Partido de los Trabajadores.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés