El Economista - 70 años
Versión digital

sab 13 Ago

BUE 18°C
Versión digital

sab 13 Ago

BUE 18°C

Tras un fallo adverso, Lilita Carrió refuerza táctica anti-Lorenzetti

18-12-2018
Compartir

Por Javier Fuego Simondet

Elisa Carrió recibió ayer una mala noticia desde Tribunales en su cruzada contra el expresidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, una batalla que sostiene desde hace tiempo. La Sala B de la Cámara Comercial rechazó la inmunidad parlamentaria que la diputada interpuso para evitar una demanda por daños y perjuicios que le inició el administrador de la Corte y hombre cercano a Lorenzetti, Héctor Marchi. Sin embargo, decidió que apelará la decisión judicial y analiza llevar al exterior una denuncia por una firma offshore cuya propiedad atribuye al actual ministro del máximo tribunal del país.

Carrió, junto a Fernando Sánchez, actual secretario de Fortalecimiento Institucional de la Jefatura de Gabinete, denunció a Marchi por enriquecimiento ilícito. El juez federal Sergio Torres rechazó ese planteo por “inexistencia de delito” y el administrador de la Corte inició una demanda por daños y perjuicios. Ayer, los jueces Roberto Parrilli, Claudio Ramos Feijoó y Omar Díaz Solimine le negaron a la líder de la Coalición Cívica (CC) la inmunidad parlamentaria en un fallo de 20 páginas. En ese texto, entre otros puntos, señalaron que “la imputación de un delito es una cuestión no alcanzada por la inmunidad parlamentaria establecida en el artículo 68 de la Constitución Nacional, ya que la denuncia penal no es equiparable a una opinión o discurso, más aún cuando esa imputación no es una derivación de la actuación atinente a la propia función legislativa asignada”.

El revés judicial generó el contragolpe de Carrió, con Lorenzetti en la mira. El diputado de la CC Juan Manuel López, que en un mensaje vía Twitter adelantó la posibilidad de llevar la investigación al exterior. “Hay cosas que estamos tramitando, las está trabajando Carrió directamente. Ya lo hemos hecho en otros casos. Tienen que ver con una offshore de Lorenzetti”, afirmó a El Economista ante una consulta sobre esa posible investigación fuera del país.

López cuestionó el fallo de la Sala B de la Cámara Comercial. “Es raro el fallo. Nosotros no tenemos problemas en ir a un juicio contra Marchi. Pero es la misma Justicia que en una denuncia de Ricardo Echegaray contra Carrió dijo que los diputados debían denunciar. Ahora dicen que no, que nuestra tarea es solamente legislativa. Contra Echegaray parece que se puede; contra Marchi no, que es el que reparte los cargos”, completó el diputado nacional.

Una fuente cercana a la líder de la CC confirmó a este diario que el fallo será apelado y que, además, la diputada tiene planeado volver a la carga con un pedido de auditoría sobre la gestión de Marchi como administrador, que ya fue rechazado por la Corte hace dos meses. El administrador de la Corte está en la mira de Carrió desde hace tiempo, como parte de su enfrentamiento con Lorenzetti, para quien pidió el juicio político. Lo acusó de montar un aparato de inteligencia paralelo mientras comandaba el máximo tribunal, y de enriquecimiento ilícito.

El fallo

Los jueces Parrilli, Ramos Feijoó y Díaz Solimine consideraron en su dictamen que “debe habilitarse la instancia que permita al actor [por Marchi] acceder al derecho a peticionar ante la eventual falsa imputación de un delito, aun cuando provenga de un diputado de la Nación”. Agregaron que Carrió y Sánchez, “al denunciar penalmente al actor imputándole la comisión de delitos, exorbitaron la inmunidad de opinión parlamentaria al ocurrir ante otro poder de la Constitución pretendiendo llevar a juicio a un ciudadano”.

El juez Parrilli, en una ampliación de sus fundamentos en el fallo, apeló a una comparación con un caso que toca muy de cerca a Carrió: el de la falsa denuncia contra Enrique Olivera, candidato por el ARI a legislador porteño en 2005. “Como una muestra de los efectos devastadores que puede tener una denuncia falsa y su utilización en la política agonal, viene a mi memoria aquella que en el año 2005 se efectuara al dirigente radical Enrique Olivera, quien era candidato por el ARI, respecto a tener cuentas no declaradas en el exterior por más de 2 millones de dólares”, escribió el magistrado.

El juez recordó que Carrió denunció a Néstor Kirchner y a Alberto Fernández (jefe de Gabinete del santacruceño) “por falsa denuncia e inducción con engaños al voto”. Y subrayó que, por más que el denunciante admitió que los planteos contra Olivera eran falsos, “el perjuicio al honor ya se había consumado”.

“La inmunidad que la Constitución les reconoce a los congresistas es para expresarse, no para denunciar penalmente a cualquier ciudadano por cualquier hecho, ni para armar supuestas operaciones de prensa sin asumir ninguna responsabilidad”, remarcó Parrilli.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés