El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Tensión fueguina en ascenso

La gobernación desalojó un acampe de empleados estatales y los sindicatos salieron a repudiar el hecho. El conflicto lleva más de noventa días.

01-06-2016
Compartir

La provincia de Tierra del Fuego sigue atravesada por un largo conflicto que no encuentra resolución a la vista. Ayer, en el día 92 de protesta de los empleados estatales frente a la gobernación, en Ushuaia, la mandataria provincial Rosana Bertone decidió desalojar el acampe existente y generó el rechazo de los manifestantes, la solidaridad de otros gremios provinciales y nacionales y la preocupación de la sociedad fueguina.

Los hechos más violentos ocurrieron durante la madrugada, cuando se produjo el desalojo, por parte de la policía provincial, con varios heridos: siete entre los manifestantes y uno entre las fuerzas de seguridad. Durante el mediodía, los gremios se movilizaron hacia la legislatura provincial para repudiar el hecho y exigir la solución por otra vía a los reclamos, mientras que las oficinas públicas y las escuelas estuvieron cerradas.

Los gremios decidieron “mantener un plan de lucha” contra “las políticas de ajuste y de recorte de derechos” que le adjudican a la gestión de la gobernadora del Frente para la Victoria. Además, anunciaron la presentación de una denuncia penal contra el gobierno y los efectivos policiales que participaron del operativo de desalojo. Las protestas sindicales también se mantienen en la ciudad de Río Grande, donde todavía se mantiene un acampe y hoy se realizó una manifestación “contra la represión”.

Rechazos

Al menos una veintena de gremios relacionados con el Estado le exigen a la gestión de Bertone la derogación de un paquete de leyes sancionado entre el 7 y el 8 de enero de este año. Las normas eliminaron “privilegios” jubilatorios, endurecieron las condiciones de acceso a la jubilación fijando condiciones como una edad mínima de 55 años para las mujeres y 60 para los hombres, además de declarar la emergencia del sistema previsional y crear un fondo solidario para el pago de jubilaciones al que aportan jubilados y trabajadores en actividad, en diferentes proporciones y porcentajes. Estas medidas son frontalmente rechazadas.

La conducción nacional de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) que lidera Hugo Godoy repudió “la salvaje represión a los trabajadores fueguinos” del sector y rechazó “el ataque ordenado contra los empleados que mantienen la lucha contra el ajuste impulsado por el gobierno provincial que encabeza Bertone”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés