Randazzo no desiste, pero el PJ lo arrincona

En las encuestas y en número de respaldos, CFK le lleva mucha ventaja al exministro, que insiste en el reclamo de ir a unas PASO

02-06-2017
Compartir

Por Mariano Espina

El miércoles pasado se produjo un primer acercamiento entre el sector que impulsa la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner y pregona “la unidad”, y el espacio que respalda al exministro del Interior, Florencio Randazzo. El resultado no fue bueno para este último. Resultó “aplastado” en términos numéricos: más de treinta dirigentes presentes de un lado, cuatro del otro. Predominio que también se registró en los apoyos unánimes de los intendentes peronistas de la tercera sección electoral en favor de la candidatura de la expresidenta.

¿Cómo sigue, entonces, esta disputa? Fernando Espinoza, titular del PJ bonaerense, insistirá en las próximas semanas en reunir nuevamente a las partes. Es que, además de las candidaturas, aún deben definir varios detalles, no menores. El 14 de este mes, en apenas doce días, finaliza el plazo para presentar las alianzas. Y el peronismo deberá, por caso, decidirse bajo qué nombre se presentará. Desde el sector del exintendente matancero no descartan modificar el sello del “Frente para la Victoria”, que los acompaña desde 2005. “La idea es buscar un sello que no genere confrontación”, sostienen.

Ese mismo día, y ante la Junta Electoral, los que aspiren a competir en agosto deben presentar las firmas que avalen las postulaciones. La demostración del randazzismo con los 35 mil avales del pasado martes, según Jorge Landau, apoderado del PJ, fue “un hecho político publicitario que expresa la voluntad de una línea política de competir en la elección de agosto pero no tiene aún relevancia legal alguna”.

No obstante, la palabra final sobre quiénes competirán en las primarias abiertas del 13 de agosto se conocerá diez días después, el 24 de junio.

Posiciones

Además de enrostrarle al randazzismo, en el encuentro del último miércoles, el peso del territorio ?por la amplia presencia de intendentes a favor de CFK- y los números de las encuestas en mesa, uno de los presentes reprochó, según pudo averiguar El Economista: “En 2015 no quiso ser candidato a gobernador y eso terminó en una interna que nos hizo perder la provincia y quizás la Nación. Y ahora, cuando queremos la unidad, viene a romper”.  Aún así, reconocen que hay determinación por parte del exministro y es muy posible que finalmente se presente en las primarias.

Días atrás, intendentes de la tercera sección electoral manifestaron el deseo de que CFK sea la candidata del peronismo en la provincia. Ayer, acompañaron esa voluntad intendentes de la primera y de la sexta sección. Pese a que en la primera, se ubica Gabriel Katopodis (San Martín), uno de los ocho jefes comunales que respaldan a Randazzo. Del lado de la exmandataria, se anotan más de treinta, y cuentan con el aval de Espinoza.

En la otra esquina, y pese a que restan poco más de dos meses para las PASO, Randazzo se mantiene casi en las sombras sin aparecer ni en los medios ni en actos públicos. En una estrategia comunicacional aún difusa, en la que opta por videos “casuales” colgados en las redes sociales, ayer criticó al Gobierno ?mientras recorría una fábrica de zapatos- por la alta presión tributaria. “El régimen impositivo argentino no va más”, aseguró el exministro del Interior, al asegurar luego que “no somos un país nórdico, tenemos problemas de seguridad, de salud, de educación, de agua corriente y de cloacas. Hay algo que no funciona”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés