El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

Peña: “Espero que Trump nos sorprenda para bien”

14-11-2016
Compartir

“Esperamos que nos sorprenda para bien, nosotros apostamos a eso. Hay muchos ejemplos de lo que en el poder son más pragmáticos y más moderados de lo que son en la campaña”, señaló ayer el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en una entrevista radial en FM Millenium. “Estamos en un mundo superincierto y esto va a ser así cada vez más”, sinceró, luego. Y, como expresión de deseo, sostuvo: “Teníamos una buena relación con Barack Obama, teníamos una buena relación con Hillary Clinton y ahora tendremos una buena relación con Donald Trump”. “Trump es un instrumento para muchos electores que no se sienten representados por la política, que expresa bronca, es un llamado de atención”, analizó sobre el final de la entrevista, buscando razones de su triunfo.

El Gobierno trata de reacomodarse al nuevo escenario, el del triunfo del magnate republicano, luego de haber apostadossus fichas por la continuidad demócrata. Por caso, el fin de semana trascendieron gestiones informales para concretar el primer diálogo entre Mauricio Macri y el presidente electo y los funcionarios no dejaron de hacer hincapié en el vínculo previo entre ambos, ligados a emprendimientos privados y encuentros personales. En otra vida pasada.

La orden del presidente Macri, luego de procesada la sorpresa, fue precisa: “tender puentes de comunicación” con el presidente electo, en un rápido ejercicio de recálculo para minimizar posibles impactos negativos. La canciller Susana Malcorra es una de las encargadas de la tarea, pero no la única. Según dio a conocer ayer el diario La Nación, Malcorra logró conversar el jueves pasado con Eric Trump, el tercer hijo del empresario, para acordar una conversación entre el presidente argentino y su padre. Pero habría otras llaves para reemprender el acercamiento. José Torello, jefe de asesores del presidente, y Pablo Clusellas, secretario legal y técnico de la Presidencia, quienes estuvieron en Estados Unidos durante la votación y retrasaron su regreso al país luego de concretada la sorpresa. Y, en especial, Felipe Yaryura, considerado “el argentino más cercano a Trump” y socio del mandatario electo en algunos emprendimiento inmobiliarios. “Creo que va a ser muy positivo. La relación personal con Macri va a influir. Trump tiene afecto por Macri. Estuvo muy atento a su triunfo. En marzo me preguntó cómo estaba el gobierno y cómo le estaba yendo a Mauricio (así lo denomina). Siempre tuvo comentarios elogiosos sobre Macri”, señaló el empresarios en una entrevista de ayer en Clarín.

Uno de los objetivos de Macri, apenas se produzca la asunción de Trump, el 20 de enero próximo, será asegurarse la continuidad de los programas bilaterales que el gobierno de Cambiemos había acordado con Obama en términos de inversiones y comercio, pero también de seguridad, narcotráfico, inteligencia y ciencia y tecnología. Qué sucederá de aquí en más, en ese sentido, con las negociaciones (ya avanzadas) para acceder formalmente al Sistema General de Preferencias de la potencial del Norte es algo todavía sin respuesta.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés