El Economista - 73 años
Versión digital

jue 25 Jul

BUE 14°C

Peña dijo que hay cierres y despidos por “mala praxis empresarial"

El jefe de Gabinete presentó hoy su informe de gestión ante el Senado, donde habló de economía, política exterior y de la situación de Venezuela

25 abril de 2017

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, presentó hoy su informe de gestión ante el Senado de la Nación, donde se refirió a la situación económica del país, habló de la política exterior de Cambiemos, destacó el acceso de nuestro país a la presidencia del G20 y le pidió a los legisladores que debatan la situación de Venezuela.

En el plano económico, Peña reconoció que “Argentina tiene un severo problema de déficit fiscal” y lo atribuyó a que “en parte, los argentinos no nos terminamos de apropiar de ese desafío”. “Si no logramos acordar de dónde vamos a acortar el déficit fiscal, la posibilidad de desarrollar al país va a ser muy limitada”, sentenció.

Sin embargo, pronosticó una recuperación de la economía en general para este año, pese a que al mismo tiempo el Indec informaba una caída mensual de la actividad del 1,9% en febrero y un 2,2% de retroceso interanual. "Vemos ahora un 2017 en donde estamos convencidos que Argentina va a crecer", dijo el funcionario.

A pesar de las últimas mediciones, el Jefe de Gabinete confió en que se cumplirán las metas de inflación para este año y expresó: "Estamos convencidos que en los próximos meses se va a notar la fuerte baja de inflación que va a ayudar a consolidar el camino de crecimiento".

Peña admitió que "hay sectores productivos con más complicaciones que otros, como las pymes". "Sabíamos que la transición económica iba a llevar a una etapa más compleja y compartimos la preocupación", señaló.

Pero reclamó "separar la paja del trigo" y advirtió que "no todo cierre o despido" es "por razones macroeconómicas”, sino que hay “casos de mala praxis empresarial".

G20

Por otra parte, el Jefe de Gabinete consideró que el acceso de Argentina a la presidencia del G20 en 2018 va a ser "el desafío más importante de la  política exterior en nuestra historia". Subrayó que el G20 se ha transfomado hoy en "uno de los principales foros de debate de temas políticos y económicos a nivel mundial" y señaló que "representa una oportunidad enorme" para el país.

Peña inició su exposición ante los senadores desglosando los lineamientos de la política exterior que el Gobierno de Mauricio Macri  puso en marcha en diciembre de 2015 y destacó que el objetivo principal de esa tarea ha sido "lograr la reinserción inteligente de la Argentina en el mundo".

Señaló que en esa línea se inscribe la "oportunidad histórica" que se le presenta a la Argentina con el acceso a la presidencia y la organización de la cumbre del G20 en 2018 y aseguró que el Gobierno trabajará para que sea "un evento federal" con llegada a todo el país.

Puso de relieve que el encuentro mundial no es solo una cumbre de líderes, sino "un entramado de reuniones de más de nueve temáticas". "Los ministros trabajan en recomendaciones que llegan a la cumbre y donde, además, la sociedad civil participa, desde distintos grupos de compromiso, desde mujeres, emprendedores, empresarios, ongs,  generando un conjunto de reuniones que vamos a tener a lo largo y ancho del país, porque queremos que sea un evento federal", remarcó.

Señaló que "pueden ser entre 40 o 50 reuniones que moverán entre 600 y 10.000 personas de más de 20 países, generando la posibilidad de estar más de dos o tres días en el centro de la atención mundial".

Afirmó que "gran parte de los desafíos que tenemos como país, como la lucha contra la pobreza y la generación de empleo, tienen que ver con cómo resolvemos esa inserción de manera estable y predecible en el mediano y largo plazo".

Explicó que a la hora de diseñar su política exterior el Gobierno trabajó para fortalecer en primer término la relación bilateral con Brasil, "nuestro socio estratégico", a fin de consolidar a partir de allí "todo lo que  tiene que ver con el Mercosur" junto a los demás países del bloque regional.

Indicó luego de que "desde esa lógica se han planteado dos agendas de integración que para nosotros son muy importantes". "Por un lado, la convergencia con la Alianza del Pacífico, centralmente a partir de la relación bilateral con nuestro otro hermano del otro lado de la cordillera, que es la República de Chile", señaló. Y por otra parte, destacó la necesidad de trabajar "desde nuestra región para establecer una relación lo más abierta posible con todos los países y las regiones del mundo".

"No  creemos que la Argentina tenga que cerrarse a trabajar solamente con un país o con una región, sino que tiene que ser capaz de vincularse con el Asia Pacífico, con los Estados Unidos y la región comercial del Nafta, la Unión Europea, los países del Medio Oriente y africanos", agregó.

Peña aseveró luego que "la discusión del Mercosur con la Unión Europea, retomando una agenda de conversaciones que arrancó a mediados de los 90´, y la posibilidad de discutir una agenda de acuerdos comerciales es positiva y tiene que ser en el marco de la mayor transparencia y debate social".

Venezuela

Peña exigió que el Senado debata la situación de Venezuela porque sostiene que ese país vive un clima de "alta irregularidad institucional y de violación de los derechos humanos". Dijo que "esto se ha agravado en los últimos 20 días por una enorme conflictividad", lo que incluye la muerte de personas "en situaciones claramente repudiables".

"Hace pocos minutos tuve una conversación con el presidente de la Asamblea Venezolana, Julio Borges, quien me pidió que transmita a esta Cámara la enorme preocupación que tienen por sus vidas y por la paz en Venezuela", alertó.

"Creemos también que la comunidad internacional, y particularmente nuestra región, que se ha caracterizado por acuerdos muy fuertes en materia de democracia y derechos humanos, debe alzar la voz  para poder plantearle al régimen de Maduro la necesidad de parar con la violencia y normalizar la situación democrática", sostuvo.

Malvinas

Finalmente, señaló que "es imposible hablar de política exterior sin remarcar, como siempre, la defensa clara de nuestra reivindicación de soberanía de las Islas Malvinas y el Atlántico Sur".

En ese sentido ratificó que la Argentina va a seguir sosteniendo su reclamo "de todas formas, sin ceder ni un segundo en ese principio básico de nuestro país y de nuestra Constitución, que tiene que ver con esa defensa de la soberanía y en poder ir retomando un diálogo con el Reino Unido".

"Creemos que las dos cuestiones no son incompatibles y que en ese trabajo es muy importante que todos los pasos que demos, y todos los avances que se puedan construir, sean en el marco del mayor acuerdo político posible", agregó.

Sostuvo que "no queremos  bajo ningún punto de vista que sea un tema que nos divida, tiene que ser un tema que nos una y en el que podamos desarrollar una estrategia inteligente y positiva para lograr este objetivo".

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés