El Economista - 70 años
Versión digital

jue 21 Oct

BUE 23°C

Versión digital

jue 21 Oct

BUE 23°C

PBA: proponen reformar el sistema carcelario

Lo anunció el ministro de Justicia, Gustavo Ferrari.

25-08-2016
Compartir

La situación carcelaria es uno de los problemas más recurrentes que se mencionan cuando se habla de seguridad y derechos humanos. Con críticas permanentes de organizaciones no gubernamentales sobre la manera en que el Estado se ocupa del tema. En el país, en general. Pero, particularmente, en la provincia de Buenos Aires. El gobierno de María Eugenia Vidal intentará avanzar en una reforma penitenciara con un plan de diez años basado en el fortalecimiento institucional del Servicio Penitenciario, cuestión precisamente que algunos organismos critican. Además, propone mejorar las condiciones de habitabilidad y reinserción social de los internos. Así, por lo menos, lo anunció el ministro de Justicia bonaerense, Gustavo Ferrari.

La gobernadora Vidal había declarado la emergencia del Servicio en diciembre del año pasado, cuando se concretó la fuga de Cristian y Martín Lanatta y Víctor Schillaci, quienes estaban condenados por el triple crimen de General Rodríguez, relacionado con el tráfico de efedrina. Con cuestionamientos por la supuesta complicidad en el hecho. La situación del Servicio Penitenciario viene siendo denunciada desde hace años por un conjunto de organizaciones sociales y de derechos humanos, entre ellas el CELS.

Plan

La propuesta incluye la construcción de nuevas unidades carcelarias y alcaidías en los municipios, la capacitación de su personal, un enfoque distinto en derechos humanos y reinserción social de los presos, entre otros puntos. El Plan Estratégico 2016-2026 -que el funcionario presentó ante la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control para la Emergencia en Seguridad Pública y Política y Salud Penitenciaria de la Legislatura bonaerense- tiene como objetivo “reducir el hacinamiento y la sobrepoblación carcelaria, mejorando las condiciones de vida de los internos y aumentando la reinserción social” y además “capacitar al personal penitenciario e incorporar mejoras tecnológicas”. Es que el promedio del Servicio Penitenciario está lejos del ideal recomendado en metros cuadrados por persona, por lo que reducir el hacinamiento “aumentando la cantidad de plazas disponibles para atender a la población actual” es una de las metas principales del Plan.

Emergencia

Tras la reunión con la reunión Bicameral, Ferrari afirmó que “el Servicio si bien está en emergencia, requiere de medidas para resolver su situación que llevan al menos diez años” y añadió que “estuvo olvidado por décadas y nunca se tuvo en cuenta además que es necesario armonizarlo con el Plan Integral de Seguridad”. Ferrari sostuvo que “el Plan de ejecución inmediata es mejorar la habitabilidad de los detenidos para que la pena se cumpla por la privación ilegítima de la libertad, pero no sobre el cuerpo de los presos”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés