El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 14°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 14°C

Paro y represión en Jujuy

Los trabajadores del ingenio Ledesma iniciaron una huelga por tiempo indeterminado. La policía provincial impidió el ingreso a la planta y hubo disturbios.

15-07-2016
Compartir

Los trabajadores del Ingenio Ledesma en Jujuy iniciaron ayer un paro por tiempo indeterminado luego de rechazar por “insuficiente” la última propuesta salarial de la empresa, ubicada en la ciudad de Libertador General San Martín. Al mediodía de ayer se produjeron incidentes, cuando la policía de la provincia intentó impedir que los trabajadores tomaran la planta como parte de la protesta y dispersó a los manifestantes con gases y balas de coma. Hubo heridos y varios detenidos.

“Tenemos unos 80 compañeros que han quedado adentro de la planta, detrás del cordón policial, casi todos con impactos de balas de goma disparados a quemarropa por la Guardia de Infantería”, dijo a la agencia oficial Télam tras la represión Rafael Vargas, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Ledesma (Soeail). Por su parte, el jefe de prensa del Ledesma, Ignacio Duelo, sostuvo que “en la refriega hubo cuatro policías heridos a piedrazos y tres gremialistas, entiendo que por balas de goma”. Además, la empresa señaló que los manifestantes ingresaron “ilegalmente a la propiedad” de la compañía y que atacaron “violentamente con palos y piedras a los policías”.

Protesta

La huelga y manifestación se decidió la noche anterior, en asamblea, cuando los trabajadores rechazaron la propuesta la empresa y se mantuvieron firmes en su reclamo por 43% de aumento. Cuando los obreros quisieron ingresar a la planta de gas de la empresa, en el interior del predio del Ledesma, la policía trató de impedir y se produjeron los disturbios.

“El el gobierno, que todavía no puede garantizar seguridad en toda la provincia, si pueda garantizar cuidar de los capitales privados de tamaña empresa”, señaló el sindicalista, quien señaló que la manifestación se realizaba hasta allí de manera pacífica. Tras los incidentes, los trabajadores del gremio azucarero se instalaron sobre dos tramos de la ruta nacional 34 donde cortaron el tránsito. De inmediato, también, las centrales obreras encabezadas por Hugo Moyano, Pablo Micheli y Hugo Yasky repudiaron la represión policial.

Por su parte, la empresa lamentó los incidentes y señaló que los disturbios comenzaron cuando un grupo de manifestantes ingresó “ilegalmente a la propiedad” de la compañía y “atacó violentamente con palos y piedras a los policías que custodiaban la portería de planta de gas”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés