El Economista - 70 años
Versión digital

lun 05 Dic

BUE 34°C
Versión digital

lun 05 Dic

BUE 34°C

Para los científicos “es el principio del fin”

23-12-2016
Compartir

La toma del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, que se inició el lunes como un conflicto con fundamento presupuestario, viró en las últimas horas hacia un puja netamente política. La exclusión de 489 investigadores del ingreso a la carrera científica en el Conicet, que fue justificada primero por la falta de recursos, es ahora ?aparecidas las partidas extra necesarias para retroceder con la medida? abiertamente explicada por el Gobierno a partir de una “decisión política”. La intención es, según dijeron funcionarios del ministerio a los académicos en conflicto, ponerle un tope a la expansión del Conicet y descentralizar la investigación mediante la derivación a otros organismos y universidades nacionales.

“No quieren un sólo ingreso más en el Conicet de los que ellos habilitaron, que son 386, y dicen que se trata de una decisión política. Esto marca un corte muy fuerte respecto del crecimiento que se venía dando en años anteriores en términos de nuevos ingresos a carrera”, explicó a este diario Alejandro Muntó, de Jóvenes Científicos Precarizados.

“El presupuesto apareció; nos dijeron ellos que el ministro (de Ciencia, Lino Barañao) había estado reunido con el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y que él puso el presupuesto, pero para deslocalizar. Hay una decisión política del Gobierno Nacional de cerrar el Conicet, esto es: reeditar el plan Caputo de fines del 2000”, sostuvo Nuria Giniger, investigadora del Conicet e integrante de la comisión de negociación que se reunió ayer con Alan Temiño y Alberto Arleo, gerentes de Asuntos Legales y de Recursos Humanos del Ministerio, respectivamente.

Este diario intentó comunicarse con funcionarios del Ministerio, pero desde el área de Comunicación transmitieron la decisión de no hacer declaraciones oficiales

Las personas afectadas por el recorte son 489 académicos de los 874 ya seleccionados, que se dividen en tres grupos: aquellos que tienen una beca posdoctoral hasta 2018 (39), aquellos que vienen de afuera del sistema del Conicet (107) y aquellos a los que se les vence la beca y se quedan sin nada (343).

En este sentido, la propuesta oficial que recibieron los afectados fue relocalizar a este último grupo en organismos descentralizados (Inta, Inti, Conae, por ejemplo) y universidades nacionales. Para Giniger esa propuesta no es admisible, no sólo porque incluye sólo a una parte de los afectados, sino porque los organismos descentralizados también se encuentran en un proceso de “desfinanciamiento” y porque las universidad nacionales son autónomas y ningún ministro tiene capacidad para intervenir en sus decisiones contractuales.

“Yo acabo de defender mi tesis doctoral con calificación de sobresaliente, con recomendación de publicación ?dice Soledad Gesteira, antropóloga que estudia las formas de organización de las personas que con identidades fraguadas que buscan sus orígenes biológicos? y estar en esta situación de incógnita permanente es muy complicado. Esto es el principio del fin. Porque este año son los ingresantes, después serán las becas, los proyectos, las promociones. Se está horadando la base en función de quebrantar el sistema científico”.

En los últimos días circularon en las redes sociales comentarios críticos de las investigaciones realizadas en el Conicet, acusándolas de nimias, sobre todo aquellas vinculadas con las Ciencias Sociales y Humanísticas (ver aparte). En diálogo con este diario, académicos explicaron que muchos de los investigadores que quedaron afuera realizan trabajos que no sólo apuntan a la reflexión, sino que tienen un impacto concreto en el diseño de políticas públicas y mejora de las instituciones. Es el caso de Agustín Barna, antopólogo que investiga sobre derechos del niño y políticas destinadas a la infancia en el conurbano bonaerense. O del sociólogo Nicolás Rauschenberg, que dentro del insitituto Gino Germani indaga problemas de la democracia argentina mediante encuestas, focus groups y actividades en escuelas y comunidades.

Lee también

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés