El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

Para el Ceso, en 2016 aumentó la desigualdad

02-11-2016
Compartir

Según el director del Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), Andrés Asiain, sólo la población más rica del país pudo ganarle a la inflación en el último año, mientras que los sectores de menores ingresos perdieron ampliamente frente a los precios, lo que redundó en un aumento de la desigualdad. Según precisó, entre el segundo trimestre de 2015 y el 2016 el coeficiente de Gini aumentó entre 4% y 8%, dependiendo del ingreso que se tome como referencia.

En el informe “Distribución del ingreso 2003 ? 16” los investigadores del Ceso estimaron el coeficiente de Gini del segundo trimestre de 2016 y reestimaron ese dato para el resto de la serie, aplicando una misma metodología. Así, señalaron que la evolución de los indicadores de desigualdad y bienestar muestran una “clara mejoría” entre 2003 y 2012/3. En ese período el coeficiente de Gini del Ingreso Per Cápita Familiar (IPCF) y del Ingreso por Ocupación Principal (IOP) se redujeron 23% (un menor valor implica una mayor equidad distributiva), mientras que el índice de Bienestar de Sen (que toma en cuenta la mejora distributiva junto al incremento en el ingreso real de los hogares) mejoró 114%. Según apuntaron, esos indicadores se deterioraron en 2014 y volvieron a repuntar en 2015.

Entre el segundo trimestre de 2015 y el 2016, la desigualdad medida por Gini se incrementó entre 4% y 8%, de a acuerdo a sí se toma el IPCF o el IOP, respectivamente. En el mismo período, el indicador de Bienestar de Sen retrocedió un 1%. Según precisaron “esa moderada caída se debe al poco realista incremento real en el ingreso per cápita familiar promedio de los hogares informado por la EPH”.

Ingresos

Respecto a la relación de los ingresos, entre el 10% de la población que más gana y el 10% que menos gana, la desigualdad se incrementó entre 16% y 24%, de a acuerdo a si se toma el IPCF o el IOP, respectivamente. Así, el IPCF del 10% de mayor ingreso pasó de representar 16,3 veces los ingresos del 10% más humilde en 2015, a representar 19 veces en 2016. Por su parte, el IOP del decil 10 pasó de representar 16,8 veces el IOP del decil 1 en 2015, a 20,9 veces en 2016.

Por su parte, los ingresos de los estratos más humildes (deciles 1 a 3), tanto en lo que respecta a su ingreso por ocupación principal como el per capita familiar, perdieron ampliamente frente a la inflación. A su interior, el deterioro de los ingresos reales fue más pronunciado a menor nivel de ingresos del decil. “Esta información es compatible con las estimaciones de pobreza del Ceso publicadas en su informe “Pobreza e indigencia en Argentina (2003-16)”, donde se indica que 1.347.977 habitantes pasaron a ser pobres entre el primer semestre de 2015 y el segundo trimestre de 2016”, agregaron.

Para clarificar la asimetría en la evolución de los ingresos frente a la inflación, los economistas del Ceso se valieron de una comparación. Mientras el 10% de la población de mayor ingreso incrementó sus ingresos en 10 puntos porcentuales por encima de la inflación, el 10% de la población que menos gana perdió el 11% del valor de su ingreso per cápita familiar y el 19% del ingreso por ocupación principal a manos del incremento de los precios.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés