El Economista - 70 años
Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Versión digital

dom 24 Oct

BUE 18°C

Organizaciones sociales, al tope de los reclamos

En julio desplazaron a los trabajadores ocupados en la realización de piquetes y protestas callejeras, según un informe de la consultora Diagnóstico Político.

03-08-2016
Compartir

Las organizaciones sociales volvieron a convertirse en las protagonistas de los reclamos en las calles de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, principalmente, para hacer oír sus reclamos. En especial, contra el gobierno de Mauricio Macri. De esta forma se ubicó por encima de las demandas instrumentadas por organizaciones sindicales o políticas, como venía sucediendo en los anteriores registros. Esto es lo que se desprende del seguimiento que hace la consultora Diagnóstico Político de la conflictividad social, que realizó Patricio Giusto.

De todas maneras, el criterio de la consultora de subdividir la categoría correspondiente a la protesta de los trabajadores ocupados entre estatales y privados introduce algún matiz necesario en la caracterización. Según el relevamiento, en el mes de julio de este año, los piquetes de las organizaciones sociales estuvieron al tope con el 24% de los reclamos registrados, por encima del 23% de los estatales y el 9% de los privados. Los “vecinos”, como categoría aparte, ocuparon el tercer lugar. Y los desocupados o cesanteados, con el 15%, el cuarto.

Intensidades

La trama de conflicto social, según el informe, tiene sus cambios en las intensidades y sus variaciones entre distintos momentos. No drásticas, sí tendenciales. Durante el mes pasado, se relevaron 460 piquetes en todo el país, apenas 1% menos respecto a junio, en lo que representa la tercera baja consecutiva intermensual en lo que va del año. Además, se trata de la cifra de cortes más baja desde enero, cuando se produjeron 456 bloqueos. De abril a julio, por caso, se registró una caída acumulada de 29% en los piquetes.

Otro dato que destaca el informe es que julio fue el tercer mes consecutivo con menos piquetes tomando como referencia iguales períodos de 2015. Y, por primera vez, el acumulado anual representó menos bloqueos que el año pasado. En los primeros siete meses de 2016 se registraron 3.701 piquetes, contra los 3.788 de igual lapso de 2015 (-2%).

La distribución geográfica de la conflictividad también tiene sus particularidades. Los distritos más perjudicados por la protesta fueron, como en registros pasados, la provincia de Buenos Aires (con 85) y la Ciudad de Buenos Aires (con 44). Más atrás se ubicaron Santa Cruz (30), Misiones (27), Santa Fe (26) y Jujuy (26). Entre los seis concentraron el 52% del total nacional de piquetes. En cambio, las provincias que menos cortes contabilizaron fueron Santiago del Estero (2), La Roja (3), San Juan (3) y San Luis (3).

Actores

En la Capital hubo múltiples bloqueos en simultáneo realizados por las organizaciones Barrios de Pie (brazo social de Libres del Sur), la Corriente Clasista y Combativa y la Corriente de Trabajadores de la Economía Popular que establecieron el pico del mes. Esta ola de piquetes se produjo unos días después del primer cacerolazo contra el gobierno de Macri, como respuesta al tarifazo de varios servicios públicos. También se registraron protestas del Partido Obrero y varias organizaciones de izquierda y de vecinos autoconvocados. “El agravamiento de la situación social en los últimos meses provocó una nueva escalada en las protestas”, señala el informe en uno de sus párrafos.

En cuanto a los actores, como se dijo, por primera vez en el año, las organizaciones sociales (111) lideraron la tabla, desplazando al segundo lugar a los trabajadores estatales (105). Luego se ubicaron los grupos de vecinos autoconvocados (75) y los desocupados (70), manteniendo sus posiciones respecto al mes anterior. Cerraron la tabla los trabajadores privados (41), las fuerzas político-partidarias (38) y otros actores (20).

En cuanto a la provincia de Buenos Aires, dos de los centros fueron la ciudad de La Plata, capital del distrito y, por tanto, lugar de desarrollo de las protestas contra el gobierno de María Eugenia Vidal, y Mar del Plata, con eje en este caso en los piquete vecinales por cortes de luz.

Otro pico de tensión se produjo en en Santa Cruz, a cargo de Alicia Kirchner. En esta oportunidad, por demoras en el pago del aguinaldo. Luego de 48 días consecutivos de protesta, la Mesa de Unidad Sindical (MUS) de trabajadores estatales finalmente levantó el acampe frente a la Casa de Gobierno provincial. Caleta Olivia, de la misma provincia, fue otro foco de conflicto, por piquetes de trabajadores municipales sobre la Ruta Nacional N° 3, a quienes se sumaron protestas de petroleros y desocupados de la construcción nucleados en la Uocra.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés