El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 22°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 22°C

Mega DNU, la primera disputa legislativa de 2018

Ingresó al Congreso, para su evaluación, el decreto firmado por el Ejecutivo y será discutido en la segunda quincena de febrero

26-01-2018
Compartir

No habrá sesiones extraordinarias. La reforma laboral está postergada y su tratamiento será “en partes”. Mientras pareciera que el Congreso cede en agenda y pierde protagonismo en el inicio del año, hay un tema que promete un enfrentamiento veraniego entre la oposición y el oficialismo que expondrá las cartas de las principales espadas legislativas: el tratamiento en comisión del DNU, emitido en enero, que promueve “desburocratizar el Estado”.

En la oposición temen que el Gobierno le apague las luces al Congreso y que no tengan espacio para manifestar sus rechazos a las iniciativas oficialistas. Ven, en el tratamiento del DNU, una oportunidad para confrontar con el Ejecutivo y generarles un malestar en los albores de un 2018 en el que no se prevé una alta actividad parlamentaria.

Itinerario

El recorrido que debe transitar el DNU puede llegar a ser sinuoso. Primero debe recibir el dictamen de la Bicameral de Trámite Legislativo, y luego la aprobación de ambas cámaras. Si desaprueban el decreto, éste será derogado. La conformación de la comisión ya se decidió e integrará a ocho legisladores de Cambiemos y ocho opositores: cinco del PJ dialoguista, tres kirchneristas.

Negociación

El DNU ya ingresó al Congreso y su tratamiento comenzará en breve. Según la legislación sobre decretos, la comisión puede funcionar aún en período de receso, por lo que no debe esperar a la apertura de sesiones del 1º de marzo. Aún debe resolverse un “detalle”, que será determinante: la presidencia de la comisión. En caso de que haya empate en la cantidad de firmas que reciba el dictamen, define el presidente de la Bicameral. El oficialismo postuló a Luis Naidenoff, jefe del interbloque Cambiemos en el Senado. La negociación se lleva a cabo con el presidente de la bancada Justicialista, Miguel Angel Pichetto, cuyas declaraciones en contra del decreto en cuestión generan interrogante sobre sí le cederá al Gobierno ese sillón clave.

Críticas

El Frente Renovador ya fue a tribunales a denunciar el DNU, calificándolo de inconstitucional. Y se adhirieron en el rechazo los diputados y senadores del FpVPJ. Más sorpresivo, la crítica que deslizaron dos de los principales aliados de Cambiemos en la oposición: los jefes de los bloques Justicialistas, Pichetto, en el Senado, y Pablo Kosiner, en Diputados. La posición de éstos será decisiva tanto en la comisión como en el recinto. Para Pichetto, el decreto es “abusivo”. Para Kosiner, “contradictorio”. Tres constitucionalistas se sumaron ayer a los rechazos: Daniel Sabsay, Félix Loñ y Andrés Gil Domínguez.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés