El Economista - 70 años
Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

Versión digital

lun 18 Oct

BUE 19°C

Marchas y contramarchas

Qué dijeron los columnistas políticos durante el fin de semana.

08-08-2016
Compartir

Julio Blank, “La Iglesia anda por el borde de la política”, Clarín.

“Desde que en marzo de 2013 el cardenal Bergoglio fue ungido Papa, la política ha tratado de colgarse de su sotana con más o menos disimulo. Desde la pirueta grotesca del kirchnerismo que pasó sin respiro del insulto a la alabanza, a la pre- tendida austeridad y discreción del macrismo convertida por momento en frialdad, todos intentaron lo mismo. Hoy, con esfuerzos de todas las partes, las cosas parecen haberse acomodado a un término medio, más sensato y menos impostado. Habrá que ver cuánto dura.

“Los políticos opositores que orbitan en la mayor cercanía con la Iglesia, y que habían hecho su bonita contribución al ruido entre el Vaticano y la Casa Rosada, comprendieron el mensaje y están inmersos en una moderación beatífica (...)

“Quienes dicen conocer la entretela de la Iglesia apuntan que más allá de lo institucional, para auscultar el pensamiento profundo del Papa también hay que escuchar al arzobispo Víctor Manuel Fernández, rector de la Universidad Católica. Y para las cuestiones centradas en lo social, al antes mencionado obispo Lozano. En ellos se hallarán los señalamientos más severos, revestidos de menos precauciones diplomáticas (...)

“Pero la política no cede en su intención de articularse con la Iglesia. Y más de una vez mira y juzga la actitud de obispos y curas según los parámetros de su propia actividad, que es de otro orden y jurisdicción.

“Así, puede escucharse la califi- cación de “macrista” para la jerarquía católica en el país, como contraste con el papa Francisco, que claramente no lo es. La obser- vación, claro, va por cuenta de un hombre del peronismo que tiene muchos lazos con la Iglesia”.

Horacio Verbitsky, “Apren- dices de brujos”, Página 12.

“Estos señores de la justicia no son los únicos aprendices de brujo. También quienes manejan la economía se comportan como el ratón Mickey en la “Fantasía” de Walt Disney, cuando provoca una inundación que luego no sabe cómo contener. En los primeros seis meses del año la fuga de capitales rozó los 6.000 millones de dólares, la inversión se redujo más del 4 por ciento y el endeudamiento externo creció en forma vertiginosa en 47.000 millones de dólares. En eso consistió la lluvia de dólares pronosticada por la capitulación ante los fondos buitre, subestimando la crítica situación externa y la importancia del consumo para sostener el nivel de actividad. No es ése el único indicador que con- traría las expectativas oficiales, o al menos las declaraciones de sus funcionarios, porque siempre queda la duda sobre la índole de esos anuncios: ¿creen lo que dicen y sus expectativas son trituradas por la realidad, con lo que muestran un grado de incompetencia sólo comparable con el de la Primera Alianza, o sólo lanzan globos de colores para distraer la atención mientras se ponen en práctica las medidas redistributivas más drásticas? En realidad, ambas hipótesis no son excluyentes, ya que la incompetencia orientada por un propósito perverso puede conducir a un cír- culo vicioso descendente del que resulte difícil salir. Este aluvión de dólares al revés y la paralela caída no sólo de la inversión sino también de los demás factores de la demanda global, el consumo y las exportaciones, y con ellos de la producción, del empleo y del salario, no son fáciles de contener. Durante casi diez años, Roberto Lavagna vaticinó que se produciría la temida estanflación, híbrido de estancamiento con inflación. Ahora que el año terminará con una caída del PIB de por lo menos dos puntos y una inflación de casi 50 el ex candidato presidencial de la UCR guarda silencio”.

Joaquín Morales Solá, “Macri y la otra manera de hacer política”, La Nación .

“Con los gobernadores contentos, es difícil que el Senado lo boicotee al Presidente. Si los sindicatos his- tóricos tienen dinero en sus manos, es casi imposible que la protesta supere las palabras. Mauricio Macri tomó ambas decisiones en la última semana: comenzó a devolverles fondos de la coparticipación a las provincias y les dio a los sindicatos los inestimables recursos de las obras sociales. Por esos mismos días ordenó que se convoquen cuanto antes las audiencias públicas por los aumentos de tarifas; la Justicia le había reprochado fundamentalmente la ausencia de esas audiencias.

“No es cierto, entonces, que Macri no hace política; la hace de otro modo. Su estilo es directo y frontal. Como un ingeniero que investiga las posibles fallas de una estruc- tura, el Presidente comprendió la historia de los últimos 33 años. Los presidentes no peronistas fueron acosados por el peronismo desde el Senado y los gremios. Alfonsín y De la Rúa perdieron esas batallas, y luego perdieron la gobernabilidad y el poder. La Justicia, por lo demás, había convertido en nada el sinceramiento de las tarifas.

“Al Presidente le quedan sólo dos grandes problemas: la economía estancada e inflacionaria y el conflicto por los aumentos de las tarifas de los servicios públicos. Amigos y enemigos de Alfonso Prat-Gay, que están dentro del Gobierno, aseguran que la inflación irá bajando en este semestre y que habrá un crecimiento de la econo- mía a partir del último trimestre”.

Mauricio Maronna, “Pokemones políticos para distraer”, La Capital de Rosario.

“Mientras no haya pan y la economía no repunte, bienvenidos para el gobierno los pokemones políticos que mantienen la atención, la crítica y la indignación depositadas en los aparatos simbólicos del kirchnerismo. Al fin, la Casa Rosa - da necesita mantener “la grieta” para que nadie ocupe la “ancha avenida del medio” que Sergio Massa quiere volver a transitar (...) “La conformación de un nuevo liderazgo en el PJ, y por extensión en el peronismo, llevará su tiempo. Hoy, el otrora movimiento nacio- nal organizado se encuentra fuera del poder, en un hábitat que nun- ca lo favoreció y teniendo que dar explicaciones por las fechorías de funcionarios que estuvieron 12 años en el gobierno.

“El catch all-party (atrapa todo) que craneó y llevó a la práctica Néstor Kirchner con el FpV está generando un proceso de diversi- ficación que le impide al PJ cons- tituirse como alternativa de poder y lo pone constantemente a la de- fensiva por los episodios de corrup - ción. En esta nueva realidad, el kirchnerismo más ideologizado no siente contradicciones políticas ni dilemas morales (...)

“Para ganar las elecciones legislativas ?que le permitan a Macri pensar en 8 años de gestión y no só - lo en 4? el gobierno deberá rezar para que se mantenga la diáspora peronista pero, además, evitar co- meter errores no forzados con la economía del día a día. La moneda sigue en el aire”.

Carlos Sachetto, “Se viene un disgusto que Macri no espera”, La Voz del Interior de Córdoba.

“A un par de ministros del área económica les gusta comparar este momento de la gestión de Mauri- cio Macri como el de un inmenso y moderno avión que va carreteando cada vez a mayor velocidad. Dicen estar seguros de que cuando el apa - rato despegue, el vuelo hacia un destino de mayor bienestar será placentero para todos los argenti- nos. La figura es ocurrente, pero se presta también para la chicana política cuando se les advierte que deben tener cuidado porque si el carreteo es muy largo, se les puede terminar la pista y no remontar.

“Comparaciones aeronáuticas aparte, los funcionarios coinciden en que dos temas centrales concen - tran la mayor preocupación oficial en el día a día. Esos puntos son los relacionados con la inflación y la búsqueda de una salida decorosa y conveniente para el embrollo en el que el propio Gobierno se metió con las tarifas de los servicios públicos. La inflación está con tendencia a la baja pero a un ritmo muy lento, y lo que finalmente pasará con las tarifas ahora depende más de la Justicia que de la Casa Rosada.

“Ambas cuestiones están a la vez muy ligadas y son el combustible perfecto para avivar el fuego de la conflictividad social. Quedó de- mostrado el jueves por la noche, cuando por segunda vez miles de manifestantes en las calles de dis- tintas ciudades del país expresaron de una manera ruidosa su descon- tento por el tarifazo (...)

“Entre esas cuestiones, la Corte indicará que deben hacerse las audiencias públicas previas a cualquier modificación tarifa- ria, como manda la ley. También sostendría el principio de que los aumentos no deben ser confisca- torios para los usuarios. Eso baja - ría de hecho la pretensión oficial y generaría un debate sobre los ni- veles debajo de los cuales pueden pagarse los incrementos”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés