El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 13°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 13°C

Mar del Plata: la estrategia de Vidal ante los traspiés de Arroyo

“Mar del Plata te hace feliz” y la candidatura de Montenegro, entre los planes de la gobernadora

03-01-2018
Compartir

Por Mariano Espina

Carlos Arroyo, intendente de General Pueyrredón -cuya principal ciudad es Mar del Plata- hablaba en una entrevista acerca de la inversión en el municipio. Se refería al parque industrial, al que espera agrandar “si Dios quiere”, y a proyectos de pavimentación, para la que necesitan “conseguir unos pesitos más”. Hasta que de pronto soltó una frase más que polémica y se ganó una andanada de críticas: “Después vamos mandar a alguna chica bonita a convencer empresarios que vengan a invertir a Mar del Plata”, dijo.

Pero no sólo se ganó críticas de buena parte del arco político opositor sino también la molestia de los propios. De hecho, su expresión contrasta con la impronta que pretende darle a su gestión la gobernadora María Eugenia Vidal, como se vio en el hecho que protagonizó el último viernes enfrentando una manifestación en las calles marplatenses.

La figura de Arroyo, sus antecedentes, su pobre gestión y sus cuestionadas declaraciones obligan a la gobernadora bonaerense a prestar una atención especial a la tercera ciudad más importante de la provincia. Su intervención en la campaña contribuyó a que Cambiemos consiguiera un buen resultado en las últimas elecciones. De hecho, para este verano, su Gobierno también hizo su apuesta, con inversiones en playas públicas y distintos beneficios para los turistas a través del Banco Provincia.

Gestión municipal

“La relación de Arroyo con Vidal es tensa y conflictiva desde el primer día”, cuenta el politólogo marplatense Marcos Falcone, en diálogo con El Economista. “Arroyo siempre militó en los márgenes de la política. Fue candidato de partidos conservadores, funcionario de la dictadura y cada vez que habla provoca un escándalo. No se mide con las palabras”, narra Falcone. La administración provincial intervino el partido desde los primeros días de Gobierno. Lo hizo a través de dos funcionarios clave: Fabián Perechodnik, secretario general de la PBA, y Joaquín de la Torre, ministro de Gobierno. Según Falcone, la de Arroyo “es una gestión opaca e inmóvil”, y sostiene: “Depende totalmente de lo que haga la provincia. Sus logros son de la provincia. Los resultados de las elecciones deben leerse también como resultados de la gestión de la provincia”.

Candidatura

A la constante presencia de Vidal en el distrito, se suma un nuevo factor. La construcción de un candidato para suceder en 2019 al cuestionado intendente. En ese sentido, la decisión será únicamente de la gobernadora, en parte, por lo quebrado que está Cambiemos en este municipio. “Queremos alguien nuestro”. Así fundamentan en La Plata la decisión de que Guillermo Montenegro, actualmente diputado nacional, vaya en busca de la intendencia de la estratégica Mar del Plata.

De 2007 a 2015 Montenegro se desempeñó como ministro de Justicia y Seguridad en la ciudad de Buenos Aires, aliado clave, en esa área, del por entonces jefe de Gobierno, Mauricio Macri. Era el candidato para la cartera de Seguridad en la Nación o en la provincia, puestos que finalmente ocuparon Patricia Bullrich y Cristián Ritondo, respectivamente. En 2015 compitió en internas contra Gustavo Posse por la intendencia sanisidrense. Cayó, pese a una buena elección. Meses después viajó a Montevideo como embajador en Uruguay. Volvió el último año para ocupar el tercer puesto de la lista de candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires. Y en 2019 podría dejar su banca en el Congreso para pelear por la intendencia del municipio en el que nació.

Números

El interior de la provincia es en donde Cambiemos se hace fuerte. Gobierna en la mayoría de los distritos. La oposición vio al Gobierno flaco en el tercer partido de la provincia e intentó vencerlo. Sergio Massa apostó por el medallista olímpico Juan Curuchet. Florencio Randazzo por la exleona Inés Arrondo y Cristina Kirchner inició allí su campaña como candidata a senadora. Aún así, Cambiemos superó en General Pueyrredón los cuarenta puntos y sacó más del 20 de ventaja.

“Para la gobernadora Mar del Plata es prioridad porque viven casi un millón de bonaerenses. Los vecinos no pueden estar presos de una situación política, por eso tanto el Gobierno de la provincia como de la Nación trabajan en forma permanente con la ciudad”, declaró semanas atrás ante este diario Perechodnik, en el marco de la presentación de "Mar del Plata te hace feliz", el proyecto en el que se invirtieron millones de pesos para la temporada de verano.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés