El Economista - 70 años
Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Versión digital

mar 19 Oct

BUE 17°C

Malcorra a dos puntas: la candidatura se cuela en la agenda

La canciller comenzó con las audiencias en la Asamblea General de las Naciones Unidas donde expone los puntos principales de su candidatura a la Secretaría General.

19-07-2016
Compartir

La canciller Susana Malcorra tiene la agenda partida. Por un lado, su labor de ministra de Relaciones Exteriores y Culto, y por el otro, su carrera a la Secretaría General de las Naciones Unidas (ONU) para reemplazar a Ban Ki-moon a partir del 1º de enero del 2017.

Malcorra concluyó el sábado sus actividades en Japón, donde mantuvo un encuentro con su par, Fumio Kishida, con el presidente de la Cámara de Representantes, Tadamori Oshima y con Junji Suzuki, viceministro de Economía. Acordó con Kishida “fomentar un mayor relacionamiento económico, el incremento del comercio y los flujos de inversión a nivel bilateral”, además aseguró la posibilidad de que el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, visite Argentina y que Macri viaje al país asiático para los primeros meses de 2017. Y no olvidó su candidatura. En una entrevista concedida a la agencia EFE, señaló que “espera” contar con el apoyó de Japón y de su vecina, China, que pertenece al grupo de los cinco países que tienen que confirmar, o vetar, la elección de la Asamblea General. Además de China, integran el selecto grupo: Rusia, Estados Unidos, Reino Unido y Francia.

Candidaturas

Antes de viajar a Japón, Malcorra pasó por la sede de la ONU en Nueva York para participar del primer debate ante los miembros de la Asamblea General que contó con la presencia de los doce postulados a ocupar el cargo. Allí se encontró con tres de las candidatas más fuertes, Irina Bokova, de Bulgaria; Helen Clark, de Nueva Zelanda y Christiana Figueres, de Costa Rica.

El hecho de que, en los 71 años de existencia, el cargo no haya sido jamás ocupado por una mujer, acrecienta las posibilidades de las seis candidatas femeninas. Bokova, directora general de la UNESCO, cuenta con la particularidad de que, además de mujer, es una de las candidatas de Europa del Este, que nunca contó con un representante en la Secretaría General. La rotación es una regla no escrita pero respetada por los candidatos, sin embargo, pesa contra Bokova la posibilidad de que sea vetada por Rusia, tal como lo cuenta en diálogo con El Economista, Gino Pauselli, asistente en el Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI). Pauselli cree que “como Rusia ha tenido algún tipo de reservas con la mayoría de los países de Europa del Este, y se preveé su veto, surgen las candidatura de Nueva Zelanda, Portugal, Costa Rica y Argentina”.

Clark fue tres veces primer aministra de Nueva Zelanda y actualmente es administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Pauselli reconoce que la neocelandesa ha tenido “mucha exposición mediática” pero cuenta con dos aspectos en contra: “China no quiere otro Secretario General del Pacífico y no suelen elegirse para el cargo candidatos que hayan sido jefes de gobierno”.

En las últimas semanas se sumó a la pelea la costarricence Figueres, y sonó fuerte en contra de las ambiciones de Malcorra a ocupar el cargo. Figueres es hija del expresidente de su país José Figueres Ferrer y acaba de finalizar su cargo como secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Cmnucc). Este último punto le juega a su favor a la candidata “tica”, Pauselli indica que si los miembros permanentes están buscando una renovación y cambio, la experiencia en asuntos ambientales favorecería a Figueres, a la que reconoce como rival más fuerte para Malcorra, que al contrario, la argentina representaría la continuidad de Ban Ki-moon, por haber sido nombrada y trabajado junto al secretario general en los últimos tres años. A pesar de las buenas referencias de Figueres, informaron a Cancillería desde Costa Rica que la postulación estaría relacionada a política interna del país de América Central.

Otro candidato fuerte es el portugues Antonio Guterrez, aunque, desde Cancillería creen que esta vez será turno de una mujer.

La apuesta de Macri

La canciller elegida por el Presidente es considerada dentro de Cambiemos como un de los puntos altos del Gobierno, y ha sido, desde el comienzo, como la gran apuesta para llegar al cargo que aspira. A su favor, Malcorra, recibida de ingeniería electrónica, cuenta con una extensa experiencia trabajando desde el 2004 en la ONU, y antes ocupando cargos en el sector privado. Tiene además una buena relación con el actual secretario general, que visitará al país entre el 7 y 9 de agosto próximo y transmitirá su apoyo a la canciller.

Conocedores en la materia alertan sobre ciertas desprolijidades en la candidatura de Malcorra y sobre una “sobreestimación” de lo que puede significar para el país que la funcionaria sea elegida para el cargo. Mariano Fraschini, politólogo, señala que la candidatura de Malcorra no le parece “ni novedosa ni sorpresiva, pero sí un tanto desprolija” y a su parecer, el cargo en la ONU ha sido “su meta desde que asumió”. A su vez, indica que “los organismos internacionales de esta características cada vez tienen menos injerencia en la vida política interna de los países” y que se genera una dimensión a priori de que “se podría beneficiar al país del que proviene”, pero, tal como se vio con el Papa Francisco, “no sucede”. Pauselli comparte esa opinión sobre el cargo al destacar que, “si uno piensa en la procedencia de los últimos secretarios generales, no encuentra ningún beneficio para sus respectivos países”.

Uno de los temas más señalados con respecto a la candidatura de Malcorra, y que se la ha consultado repetitivamente en cada entrevista dada y en cada visita al Congreso Nacional, es sobre su postura por el reclamo por las Islas Malvinas, que podría ser un inconveniente, ya que el Reino Unido pertenece al selecto grupo de los cinco. En una entrevista para el Financial Times, Malcorra manifestó que “las islas todavía son máxima prioridad porque están incluidas en la Constitución, y si descartara el asunto estaría yendo en su contra, pero tenemos que explorar el diálogo y la colaboración más allá de las Malvinas”. El Reino Unido habría tomado la decisión de no vetar a Malcorra, pero tampoco votarla.

Cómo sigue

Una vez finalizadas las audiencias públicas celebradas en la Asamblea General de la ONU, el Concejo de Seguridad discutirá a puerta cerrada con los candidatos y llevará a cabo una primera votación informal y secreta para comenzar a reducir la lista de aspirantes para suceder el 1º de enero de 2017 a Ban Ki-moon. La “short list”, se dará a conocer el 21 de julio.

En el ámbito local, la candidatura de Malcorra fue respaldada por el CARI y por Sergio Massa, que presentó un proyecto de declaración a la Cámara de Diputados en el que pide “el más firma apoyo” a la canciller en su carrera a la Secretaría General.

Por otra parte, Mauricio Macri recibirá el próximo 29 de julio a su par de México, Enrique Peña Nieto. Macri ya se encontró con Peña Nieto en enero pasado en Davos, Suiza, en el marco del Foro Económico Mundial, y volvieron a verse el 30 de junio pasado en la cumbre de la Alianza del Pacífico, a la que Argentina asistió por primera vez en carácter de país observante.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés