Macri pidió que los jueces sean evaluados

20-01-2017
Compartir

El presidente Mauricio Macri volvió a referirse al estado de la Justicia y consideró que los jueces deben ser evaluados, algo que ya había afirmado en varias oportunidades anteriores. Ayer consideró ayer que “la Justicia tiene que tener herramientas de evaluación para saber qué hace cada juez y en qué plazos” dictan sentencia y advirtió que “no podemos dejar que se dilaten por décadas” los casos porque “trae mucha frustración”. Fue en el acto de anuncio de traspaso de juzgados nacionales a la Ciudad de Buenos Aires, en Casa de Gobierno.

Allí, Macri puso como ejemplo de esta situación el caso del fiscal Alberto Nisman y se quejó porque la Justicia todavía no pudo determinar si se trató “de suicidio o asesinato”, dos años después de su muerte. “Las cosas tienen que esclarecerse en un cierto tiempo, no podemos dejar que se dilaten porque eso trae mucho enojo y frustración”, alertó Macri, quien consideró que los magistrados deben ser evaluados y pidió un Poder Judicial “más eficiente y dinámico”, al remarcar que “lo primero que piden las víctimas es que se haga Justicia”.

Orbita

El traspaso en cuestión será gradual. Los primeros en pasar a órbita porteña serían el fuero penal, el de consumo, el Registro de Propiedad Inmueble y la Inspección General de Justicia. Y es resistido por la Unión de Empleados de Justicia de la Nación (UEJN), que lidera el sindicalista Julio Piumato, quien convocó a decirle “no al desguace inconsulto e inconstitucional de la Justicia Nacional”. Otra resistencia contra la iniciativa se origina entre los magistrados, que no quieren perder su jerarquía de jueces nacionales.

Asimismo, la iniciativa promete generar revuelo a nivel federal. El traspaso se hará con los recursos necesarios para financiar las nuevas responsabilidades, lo que significaría un giro total de $ 5.000 M por parte de la Nación, algo que generará polémica seguramente entre los gobernadores, como sucedió en el traspaso de la Policía Federal o el envío de $ 25.000 M a María Eugenia Vidal.

Voces

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Justicia nacional, Germán Garavano fueron dos de los partícipes del acto. Larreta consideró el hecho como “un paso muy importante para seguir trabajando para brindar mayor seguridad a la gente”, y subrayó que los empleados “no perderán ninguno de sus beneficios”. Para el alcalde porteño, la transferencia “va de la mano del traspaso que ya se concretó con la Policía”, dado que “la Justicia penal es la que trabaja codo a codo” con esa fuerza.

En el acto también se coló el caso de Gustavo Arribas, el funcionario investigado por transferencias que habría recibido de un financista que pagó coimas supuestamente a nombre de la constructora brasileña Odebrecht. “Lo que tiene que pasar es lo que está pasando, que es dar cuenta ante la Justicia, que la Justicia trabaje, y que se resuelva lo más rápido posible”, señaló el ministro de Justicia porteño, Martín Ocampo.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés