El Economista - 73 años
Versión digital

mie 24 Jul

BUE 15°C

“La relación con EE.UU. está en niveles modestos y subexplotada”

“La mayor parte de los temas de la agenda tienen un carácter técnico-burocrático”, dice Bouzas

25 abril de 2017

Entrevista a Roberto Bouzas Economista y rector de la UdeSA

El jueves, Donald J. Trump recibirá a Mauricio Macri en la Casa Blanca, que será el primer jefe de Estado de la región en tener una bilateral con el republicano. ¿Hay una relación especial entre el nuevo EE.UU. y la nueva Argentina, o está esa posibilidad? ¿Puede continuar la buena sintonía que había con Barack Obama y qué puede esperarse que ocurra con los temas más espinosos de la agenda bilateral? Sobre estos temas, y otros, El Economista dialogó con Roberto Bouzas, rector de la Universidad de San Andrés (UdeSA), economista y expertos en relaciones internacionales.

Desde el punto de vista económico, ¿qué se puede esperar de la reunión de Macri con Trump? Hay varios temas en agenda: el ingreso al Sistema General de Preferencias (SGP), el acceso de los limones tucumanos, la denuncia de dumping contra el biodiésel argentino y está la expectativa de que llegue más Inversión Extranjera Directa (IED) de EE.UU. ¿Se pueden encarrillar en el encuentro presidencial o serán temas debatidos en otros carrilles?

La mayor parte de los temas de la agenda económica bilateral tienen un carácter altamente técnicoburocrático. El reingreso de Argentina al SGP depende no sólo del cumplimiento de algunas resoluciones del CIADI que Argentina no implementaba y por las que EE.UU. suspendió los beneficios del SGP (y que ya fueron resueltas), sino del cumplimiento de una lista de criterios, algunos obligatorios y otros opcionales, que debe considerar la oficina del Representante Comercial a esos efectos. Uno de ellos es si el país beneficiario califica como un “país de ingresos altos” a los efectos del mecanismo. El proceso de revisión está en marcha y los resultados probablemente se conozcan en el próximo par de meses. Los temas de los limones y el biodiésel también son altamente técnicos. En todos ellos, el Ejecutivo puede tener alguna influencia, pero no determinante si no se cumplen las condiciones. En el caso de la actual administración norteamericana debe agregarse, además, la inclinación del presidente Trump a escuchar las demandas de protección de los productores internos. El aumento de la IED norteamericana en Argentina claramente es algo que transcurre por canales completamente ajenos a la relación entre los ejecutivos. De nuevo, una buena relación y un buen clima ayuda, pero lo determinante son las oportunidades de negocio.

¿Cómo está hoy, desde ese punto de vista, la relación bilateral y se puede esperar un aumento significativo del “volumen”, tanto del comercio como de las inversiones? La intención de Macri está?

La relación económica bilateral se encuentra a niveles modestos y está probablemente subexplotada. No está claro tampoco cuáles serían las razones para esperar un boom de inversión directa norteamericana. El mercado argentino va a crecer relativamente lento y es difícil prever grandes inversiones orientadas a la exportación en las condiciones actuales.

¿Por qué la inversión extranjera directa sigue siendo esquiva para Argentina? Según los números aumentó, pero sigue lejos de tener el papel que tiene en los países vecinos de la región?

La comparación depende del país con que se haga. En varios países andinos el patrón de especialización tiene un fuerte sesgo hacia el sector minero. En México y Centroamérica domina la integración de cadenas productivas con EE.UU. en sectores específicos. El mercado interno, por último, no ha crecido a un ritmo que represente un gran atractivo para los inversionistas. Antes de que haya un boom de inversiones extranjeras en el sector real de la economía argentina tendría que tener más claridad sobre cuál es el perfil productivo posible y deseable en un plazo de 20 años

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés