El Economista - 70 años
Versión digital

jue 28 Oct

BUE 34°C

Versión digital

jue 28 Oct

BUE 34°C

La postura de Carrió enojó a la oposición y se cayó la reforma

26-10-2016
Compartir

Se produjo el cimbronazo. Ante el rechazo de la diputada nacional de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y las críticas de especialistas, la oposición retiró su apoyo y el proyecto de reforma del Ministerio Público Fiscal no será tratado en la sesión ordinaria pactada para hoy. La socia de Cambiemos argumenta que la manera de avanzar contra la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, es a través del juicio político, y no con una iniciativa que lleva “nombre y apellido”.

El Gobierno había aceptado retocar el proyecto de ley que Carrió considera “inconstitucional”, pero no bastó para frenar los cuestionamientos y para convencer a la oposición, en especial al Frente Renovador, y al senador Miguel Angel Pichetto, de acompañar un texto que es discutido en el propio interbloque oficialista, como ya sucedió en otra oportunidad.

Desde el PRO le reprocharon a Carrió haber manifestado su postura a dos días de tratar el proyecto en el recinto, y no cuando se firmó el dictamen. Pero lo cierto es que las demoras que sufrió la reforma en el primer semestre se debieron, en gran medida, a las críticas que en su momento planteaba Lilita. “Mi disidencia con respecto a la ley de Ministerio Público no es para nada sorpresiva. Cuestioné este proyecto de ley desde su ingreso al Parlamento, y lo conversé con el Poder Ejecutivo y el Legislativo. Los integrantes de Cambiemos tenían conocimiento. Pero optaron por acordar con Massa”, manifestó Carrió, desde su cuenta de Twitter.

A grandes rasgos, la iniciativa, que será inevitablemente modificada, acorta la duración en el cargo del procurador general, que de vitalicio pasaría a cinco años, con posibilidad de renovar por cinco más y le otorga mayores facultades al Poder Legislativo a través de la comisión Bicameral de Control y Seguimiento del Ministerio Público. Para la Coalición Cívica, el cargo debería ser de ocho o diez años, para que no esté sujeto al gobierno de turno. Asimismo, a Carrió le disgustaba la idea de que, Graciela Camaño (Frente Renovador), sea la presidenta de la bicameral, asumió hace algunas semanas, como parte de un acuerdo entre el Ejecutivo y Sergio Massa. Por el momento, en el oficialismo no se animan asegurar los efectos que tendrán estos sucesos dentro de la alianza de Gobierno, que mañana presentará la mesa nacional de Cambiemos.

Negociación

“Por ahora no (se cayó)”, le dijo a El Economista el jefe del bloque PRO de la Cámara Baja, Nicolás Massot, acerca de la posibilidad de tratar la reforma en la sesión de hoy, en las afueras del salón en el cual el ministro de Transporte Guillermo Dietrich brindaba su presentación sobre el Presupuesto 2017. Pero lo cierto es que la decisión ya estaba consumada y la postura del Frente Renovador era irreversible. “Hasta que no se pongan de acuerdo entre ellos, no vamos a hacer nada”, opinó el massista Alejandro Grandinetti, que había participado de la reunión de comisión que convocó al funcionario. Minutos antes, Diego Bossio, en el mismo escenario, afirmó: “Solo Público Privado”, aclarando que el único tema que se debatirá hoy será el proyecto del Ejecutivo de Participación Público Privada, destinado a ofrecer mayor transparencia en los procesos de licitación de obra pública, que cuenta con media sanción del Senado. El diputado radical Luis Pastori, le agregó a este diario, que la intención es la de insistir con la iniciativa de reforma el miércoles de la próxima semana.

Respuesta oficial

Por la mañana de ayer, el ministro de Justicia, Germán Garavano, señaló que la reforma “es un proyecto para discutir, y es una discusión que se está dando en Diputados, hay que ser respetuosos de los distintos roles y actores”. Fue en diálogo con Radio Nacional, donde además, agregó que “a estas cuestiones hay que desdramatizarlas. Son cambios de leyes muy importantes”. “Si no se generan los consensos, no habrá modificación a la ley, tampoco es tan grave”, sintetizó el funcionario. Con respecto a la intención de Carrió en proceder a un juicio político, el ministro aseguró que “es un mecanismo que no está contemplado en la Constitución, por lo que es inconstitucional”, y señaló que la nueva ley “trata de corregir la situación para que la titular del Ministerio Público no tenga tanto poder”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés