El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 18°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 18°C

Informe del Cippec avala límites a reelecciones

Señala que “la cancha está inclinada” en favor de los oficialismos. Los intendentes ganaron en el 79% de los casos desde 1983.

22-06-2016
Compartir

El Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec) dio a conocer un informe en el que muestra el predominio de los oficialismos en las elecciones a intendente de la provincia de Buenos Aires y la lógica política que permite su favoritismo. Esto se da en el marco de la discusión en la Legislatura bonaerense que busca limitar las reelecciones indefinidas y la media sanción que ya tuvo en Diputados.

“Desde 1983 a la fecha, en el conurbano bonaerense se realizaron 200 elecciones municipales. Avalados por la normativa electoral de la provincia, que habilita la reelección indefinida de sus ejecutivos, los intendentes cuentan con la posibilidad de competir y ser reelectos cuantas veces quieran. Si compiten, ganan. De los 131 casos en los que el intendente electo buscó mantenerse en el poder, logró renovar su mandato el 79% de los casos”, señalan en el informe Belén Abdala y Josefina Mignone, a cargo del estudio.

Tendencia

Según estos números, el intendente oficialista tendió a ser el gran ganador del período en el conurbano. En 9 de los 24 municipios se observan menos de tres recambios en sus ejecutivos; cambio que, en la mayoría de los casos, aparece cuando el oficialista decide no competir. El peronismo, a su vez, agrupa a los principales ganadores. Más allá de la etiqueta partidaria (Frente para la Victoria o PJ), su predominio es claro: ganó el 75% de las elecciones del conurbano bonaerense. Esta tendencia fue acentuándose en el tiempo, aún con la aparición de nuevos partidos vecinalistas y de orden nacional. En el conurbano, la brecha entre el primer y segundo candidato a intendente más votado aumenta en cada ciclo electoral. Los menores niveles de competitividad parecen indicar que a medida que suceden las elecciones, los que fueron derrotados contaron con menores oportunidades de ganar. Esto podría asociarse con un factor personalista. En ese escenario, el intendente oficialista y el peronismo casi siempre se logran imponer. Ser oficialista, según Abdala y Mignone, “puede entonces tener un impacto en la permanencia en el cargo de los ejecutivos locales por diversos mandatos”.

Predominio

Estudios previos realizados por el Cippec muestran que también en las provincias argentinas la cancha está inclinada: los oficialismos ganan elecciones con más frecuencia que la oposición, con un componente personal. La Cámara Baja de la Provincia de Buenos Aires dio media sanción al proyecto de ley que limita las reelecciones de intendentes, legisladores y concejales bonaerenses el jueves 16. Contó con los votos del oficialismo, el Frente Renovador y cuatro de los cinco bloques peronistas. La izquierda rechazó la iniciativa mientras que el Frente para la Victoria se abstuvo. Ahora resta el tratamiento en el Senado de la provincia, compuesto por 16 bancas de Cambiemos, 9 del Frente Renovador, mismo número del PJ , 8 senadores del FpV, 2 del justicialismo bonaerense y dos monobloques.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés