El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 12°C

Idas, vueltas y realpolitik

Qué dijeron los columnistas políticos durante el fin de semana.

06-06-2016
Compartir

Joaquín Morales Solá, “Ética y contexto condicionan al Presidente”, La Nación. “Si todo lo que vemos y percibimos sobre el pasado reciente fuera cierto, estaríamos ante el latrocinio de fondos públicos más grande del que se tenga memoria (?)

“La declaración jurada de bienes del Presidente es, en ese sentido, un manual del equívoco y la confusión. Se trata de un documento que es una cuestión de Estado en cualquier república en serio. “Y parece hecha por un contador del barrio de Once”, dice un funcionario que lo quiere a Macri. En efecto, ¿por qué no empezó por repatriar el depósito en dólares que tenía en las islas Bahamas antes de presentar esa declaración? (?) Otra vez: el problema no es sólo la legalidad de los actos, sino también sus apariencias (?)

“A Macri le está negado el derecho al error en algunas cosas. Necesita de autoridad moral para revisar el pasado reciente de corrupción y para liderar el reordenamiento de la economía. Hace poco, el Presidente aseguró que “ningún mafioso” (un término infrecuente en su léxico) impediría sus políticas de cambio. Dicen que se refería a Cristóbal López, quien le envió una carta que muchos funcionarios interpretaron como extorsiva. Lo amenazó con la estabilidad de 15.000 trabajadores de sus empresas y con la persecución de los medios de comunicación que pertenecen a su conglomerado.

“El jueves pasado, Macri firmó el decreto por el que traspasó a la Capital el control del juego. Es la decisión más aborrecida por López, por la que conspiró contra Macri en los últimos años. Antes, Macri le había dado plenos poderes a su general en jefe en la batalla contra López, el abogado Fabián Rodríguez Simón, también un asesor todoterreno del Presidente. Anteayer, la Justicia suspendió como jefe de la AGN a Echegaray por una denuncia de Carrió. En el fárrago de esos días, la vicepresidenta Gabriela Michetti criticó a Carrió y ésta le contestó. Una lástima. Carrió es, al fin y al cabo, una referente para la coherencia moral de la administración. Michetti y Carrió son las personas de la coalición gobernante con más vieja relación entre ellas. Aportan más juntas que enfrentadas”.

Mario Wainfeld, “El alto costo del salame”, Página 12.

“El gobierno resuelve, conforme su ideario y eventualmente retrocede ante la protesta. Es una táctica recurrente, lo que puede ser un modo de aludir a una estrategia. No hay metidas de pata sino de otras partes del cuerpo en el de terceros. Si la reacción luce incontenible se dan dos pasos atrás, de los cinco, diez o más que se avanzaron.

“La sociedad civil argentina es fervorosa para defender sus derechos y está entrenada. Las asociaciones de consumidores, los gremios orgánicamente o sus laburantes “por abajo”, la comunidad universitaria salen al espacio público desde siempre. En este siglo ha sido una constante que se excita a contados meses de la asunción de Macri. Motivos sobran: las agresiones a intereses y el efecto disuasorio. La protesta “garpa” en la Argentina, la actual etapa confirma la regla. Macri y su elenco van tomando nota aunque reinciden, tanteando el terreno (?)

“Las fuerzas políticas de oposición, incluyendo al kirchnerismo, lucen menos potentes. Pueden acompañar las protestas pero no encabezarlas porque son plurales y no partidistas. La ventaja para el macrismo puede ser aparente: entre quienes los cuestionan poniendo el cuerpo hay votantes de Cambiemos de hace menos de siete meses.

“A seis meses de mandato ningún presidente legal y legítimo tenía una oposición armadita: ni Alfonsín, ni Carlos Menem, ni Fernando de la Rúa, ni Néstor Kirchner ni Cristina Fernández. Los tiempos electorales influyen para fortalecer al oficialismo y debilitar al perdedor (?) “El frío invernal se adelantó por esas cosas del clima. De la reactivación en junio ya no se habla”.

Ricardo Kirschbaum, “Idas y vueltas del Gobierno que tienen costo político”, Clarín.

“Varios pasos para adelante, otros para atrás. El ejercicio de plasticidad que está mostrando, ante la sorpresa de muchos, el gobierno de Macri es impactante. Decepciona a los duros, descoloca a los blandos, deja a veces pagando el discurso estereotipado de una oposición que prefiere las etiquetas a la realidad. ¿Habilidad? ¿Equivocaciones? ¿Estrategia pura o chapucerismo? No hay una respuesta unívoca y quizá pueda haber de todo esto en la zigzagueante marcha de la administración.

“El aumento de tarifas ha sido una demostración de las marchas y contramarchas, de los parches, correcciones y acuerdos. Al cabo, después de cada zafarrancho, las decisiones del gobierno de Macri quedaron en un lugar distinto que el original (?) Por lo tanto, los acuerdos sobre tarifas, como los aumentos que luego se “morigeraron”, tuvieron su sello. La realpolitik hace lo suyo, aún en un terreno yermo.

“Macri, también, se mostró brioso frente al régimen tambaleante e inepto del venezolano Maduro. Su beligerancia encendió las esperanzas de la oposición al chavismo. Ese entusiasmo enorme trocó en decepción cuando la canciller Malcorra se inclinó por un mecanismo menos frontal y negoció una resolución de la OEA que excluye la aplicación de la Carta Democrática y la exclusión de Venezuela del sistema interamericano (?)

“Otra vez, la política de lo posible atraviesa los actos del gobierno. Tarifas y Venezuela, por tomar sólo dos cuestiones clave, dibujan con nitidez esa conducta, que muestra capacidad de corrección de errores que se cometen demasiado seguido”.

Mauricio Maronna, “Se rompe, se dobla o se astilla”, La Capital de Rosario.

“Desde aquí a 2019, la política santafesina vivirá una etapa inédita de negociaciones, declaraciones altisonantes, microrrupturas y reacomodamientos. La continuidad del Frente Progresista, la aparición de Cambiemos y el rol de socialistas, radicales y macristas hará trabajoso el alineamiento de los planetas, si es que esto sucede al final del camino. Pero nada será igual (?)

“Primer interrogante: ¿cuántos serán los radicales que se alejarán de esa posición orgánica del centenario partido? En el horizonte radical hoy convergen dos sectores con doble camiseta: el Grupo Universidad, donde tallan José Corral y Mario Barletta y el MAR, donde militan Julián Galdeano y Martín Rosúa. Firmes junto al socialismo en el Frente Progresista se agrupa el NEO, espacio en el que abrevan el vicegobernador Carlos Fascendini y el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro (?)

“Esa bifurcación radical en líneas internas es lo que le ha impedido históricamente a acceder a posiciones de poder en la provincia, jugando siempre como segundo partido de gobierno del Frente Progresista. Hoy, el desafío de quienes quieren partir hacia los brazos de Cambiemos debería ser evitar transformarse en plato de segunda mesa del macrismo (?) “En el laboratorio de Olivos todo empieza a tener un objetivo de máxima: las elecciones de 2017. Si Macri quiere aspirar a 8 años en el poder deberá ganar provincia de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba. Marcos Peña lo dijo con todas las letras durante su visita a la capital santafesina: “No nos importa cuántos legisladores propios tendremos, sí pretendemos que el título del día después de los comicios sea que Cambiemos ganó Santa Fe”.

Carlos Sachetto, “Macri está alterado por los conflictos internos”, La Voz del Interior de Córdoba.

“Un ejército de amigos, asesores, dirigentes y operadores políticos cobijados en el oficialismo macrista, tuvo que alborotarse el miércoles pasado al filo de la madrugada cuando Elisa Carrió disparó con munición gruesa nada menos que contra la vicepresidenta Gabriela Michetti (?)

“En el Congreso, el panorama para el Gobierno parece ser más favorable. La posibilidad de retomar la iniciativa con leyes como la del pago de las deudas del Estado a los jubilados le permite al oficialismo sumar adhesiones hasta de la oposición más cerrada. Al haber optado el Ejecutivo por enviar una iniciativa ómnibus, vinculando jubilaciones con el blanqueo de capitales para financiarlas y otras reformas impositivas, todo dentro de un mismo paquete, facilita los consensos cruzados. Habrá beneficios políticos para el macrismo, pero también para los gobernadores peronistas al disponer de fondos de la coparticipación (?)

“¿Cada ministro hace lo que quiere en forma personal? ¿El Presidente fue ajeno a las decisiones en materia energética? ¿El equipo económico permitió sin quejas que semejantes medidas se aplicaran sin evaluar sus consecuencias? Son interrogantes que por ahora no tienen respuestas claras y evidencian fragilidad política”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés