El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 28°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 28°C

“Es probable que la informalidad estructural se acreciente”

Entrevista a Diego Masello, investigador de la Untref.

12-07-2016
Compartir

En países como Argentina, donde la estructura socioproductiva aparece fuertemente fragmentada y las personas ocupadas exhiben marcadas diferencias internas, la tasa de desempleo o de registración constituyen indiciadores importante para evaluar la situación del mercado de trabajo, pero no suficientes. Así lo señala el primer número del Dossier sobre calidad de empleo y estructura socioproductiva, elaborado conjuntamente por la Universidad Nacional de Tres de Febrero (Untref) y la Fundación Uocra.

En diálogo con El Economista, Diego Masello ?sociólogo, investigador de la Untref y director de contenidos de la publicación? consideró que la categoría de informalidad estructural contribuye a complejizar la observación del panorama labora y, al mismo tiempo, a dar pistas sobre las vías más efectivas para atacar sus problemas.

En la investigación hacen hincapié en la necesidad de contemplar las estructuras socioproductivas cuando se analiza la situación del mercado laboral. ¿Por qué?

Hay países, que en general son de desarrollo medio, que tienen estructuras sociales y productivas a las que se llama heterogéneas. Esa heterogeneidad determina que haya sectores mucho más dinámicos adentro de la economía y sectores que nosotros llamamos de informalidad estructural, que son aquellos más retrasados, con niveles de productividad e ingreso mucho más bajos. Entonces, nuestra hipótesis es que Argentina fue profundizando ciertas características de heterogeneidad estructural y eso le fue dando forma al mercado de trabajo como se lo empezó a vislumbrar a mediados de los años '90 y con cierta persistencia de algunos problemas hasta el día de hoy.

¿La informalidad estructural, entonces, no tiene que ver necesariamente con el trabajo no registrado?

Claro, lo explicativo no es el tema del registro. Por ser informales estructurales es muy probable que los trabajadores no estén registrados, pero no necesariamente eso opera a la inversa. Es decir, en Argentina hay trabajadores que no están registrados en empresas de características modernas. Entonces, nosotros lo que hemos hecho es analizar la evolución del empleo no registrado en estos últimos 11, 12 años, segmentados por si esos puestos provienen del sector moderno o del sector informal estructural. Lo que evidenciamos es que el comportamiento del no registro depende bastante de si el puesto de trabajo viene del sector moderno o del sector informal estructural (ver números aparte).

Es decir que puede haber trabajo registrado dentro del sector informal estructural.

Sí, de hecho lo hay. No es lo más común, pero los trabajadores pueden estar bajo ciertas formas del monotributo, del monotributo social y demás. Lo que sucede es que el hecho de estar registrado no garantiza para nada que esos puestos tengan niveles de productividad medio y eso no garantiza tampoco que sean puestos de trabajo que se generen por una demanda genuina de la estructura socioproductiva. Por lo general, son puestos de trabajo que obedecen más a una necesidad de los trabajadores de estar ocupados que a un tema de demanda de la fuerza de trabajo por parte de la estructura.

¿Que sectores estarían incluidos en este segmento, por ejemplo?

Es bastante transversal, pero donde mayor empleo de este tipo se ubica es en las ramas que tienen menos barreras de entrada, por ejemplo comercio, servicios personales, construcción o producción simple ligada a lo textil.

 ¿La tasa de informalidad estructural es por sus propias características un indicador más rígido que otros como la tasa de desempleo o registro?

Claro, y en países con una estructura de ocupados muy homogénea, con monitorear la tasa de empleo quizás conseguís una radiografía de la salubridad de ese mercado de trabajo, porque todos los que están incluidos en la ocupación tienen características que los homogeneizan. Eso hace que no importe si es un docente universitario o un empleado de comercio, las distancias salariales por lo general no son tan grandes, hay cobertura social extendida, etcétera.

Ahora, en sociedades donde los ocupados tienen fuertes heterogeneidades internas, la tasa de desempleo es un indiciador importante --no es lo mismo que la tasa te de 6% que te de 20%?, pero un valor de tasa de desempleo relativamente bajo, de 6 o 7% no te dice en principio nada de qué pasa adentro de ese universo de ocupados. Entonces, lo que nosotros proponemos con este indicador es hacer una segmentación del universo de ocupados, porque al poner la lupa te das cuenta que hay una gran cantidad que están en puestos de trabajo con muy bajos niveles de productividad, lo que en general es concomitante con condiciones de trabajo malas, con ausencia o escasez de tecnología, etcétera.

¿Esta discriminación interna resulta estratégica para la elaboración de políticas pública?

Según señalan, las mismas políticas públicas tienen muchas veces diferente impacto en un segmento que en otro. Sí, tomemos por ejemplo el tema del no registro. Para el puesto de trabajo no registrado que proviene del sector moderno probablemente alcance con una política pública como la inspección: uno inspecciona la unidad productiva, pone una multa sobre esa unidad si hay trabajadores no registrados, le arma una moratoria y, como en general son unidades que tienen una reproducción de capital que permite hacer el registro, se cuadran. Es un caso de no registro típico que es más una evasión de la normativa. Ahora bien, en los puestos no registrados que provienen del sector informal estructural, si la primer medida que uno tomase fuera la inspección y la multa, en muchos casos lo que sucedería es que tendería a desaparecer el puesto de trabajo o a migrar hacia otros lugares, porque en general el no registro no viene de una decisión de evasión, sino de que la tasa de ganancia es mínima o ni siquiera existe y lo que hay es subsistencia. Entonces, agregarle un costo más a ese cuentapropista, a ese autónomo, ese pequeño negocio como política pública produce más desventajas que ventajas. Nosotros creemos que hay que dar una discusión amplia y empezar a pensar políticas públicas para ese sector un poco más innovadoras.

¿Cómo cree que evolucionará el empleo en el corto plazo?

Nosotros lo que decimos es que el crecimiento económico funciona en general para este segmento de informalidad estructural como una condición necesaria para paliarlo, pero no suficiente. Es decir, el crecimiento económico mitiga que este sector se vaya engrandeciendo en el tiempo, pero hemos visto que aún con períodos de crecimiento bastante buenos tampoco alcanza para morigerarlo. Entonces, si este año que tienen una perspectiva de crecimiento nula en función de las estimaciones que hacen la mayoría de los economistas, lo que suponemos es que la informalidad estructural no va a decrecer y que de persistir este contexto es muy probable que se empiece acrecentar como problema.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés