El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 15°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 15°C

El Senado aprobó el pago a jubilados y blanqueo

La superley recibió el respaldo de 56 senadores. El Gobierno obtuvo un nuevo triunfo en el Congreso. El PJ-FpV votó con disidencias.

30-06-2016
Compartir

El proyecto que incluye el Programa de Reparación Histórico y el régimen de sinceramiento fiscal tuvo su paso por el Senado y fue aprobado por una mayoría importante, con el respaldo de una parte del bloque opositor PJ-FpV. Tuvo 56 votos a favor y 11 en contra.

La superley ingresó a la Cámara Alta con los 162 votos afirmativos de Diputados y con los cambios ya acordados con representantes de la oposición, lo que aceleró el tratamiento en el Senado, maniobra que fue criticada por un grupo de legisladores. El acuerdo con los gobernadores para la devolución del 15% de la Coparticipación y el  compromiso del Gobierno de cubrir el déficit de las cajas jubilatorias de un grupo de provincias motivó el acompañamiento de varios senadores.

El respaldo de Miguel Angel Pichetto, jefe del bloque PJ-FpV, fue clave para la  aprobación del proyecto. “Esperemos que se pueda cumplir y no haya frustración de los jubilados que tienen una gran expectativa”, avisó el senador que aprovechó para reivindicar a la ex presidenta Cristina Kirchner que “permitió incluir a muchos que no tenían los aportes hechos”. Señaló que el blanqueo “repite modelos anteriores y es una herramienta que sirve”. La propuesta promueve la declaración de la emergencia de litigiosidad previsional que permite al Ejecutivo firmar acuerdos para el pago de las deudas por haberes mal liquidados a jubilados y pensionados, que se financiará en parte por el Fondo de Garantías de Sustentabilidad (FGS) de la Anses y por los  ingresos fiscales que surjan del blanqueo de capitales. Incluye además el permiso para que el Gobierno pueda vender los títulos en empresas privadas de la Anses, acción que tendrá un límite, modificación lograda por la oposición en la Cámara Baja. Recibió un tratamiento expres, menos de un mes duró su paso por el Congreso, superando las expectativas del oficialismo.

Críticas

“Apoyo crítico”, así lo describieron representantes de la oposición, que adelantaban diferencias en lo que sería el voto en particular. Tal es el caso de Jaime Linares, del GEN, que adelantó el acompañamiento al pago a los jubilados pero no así con el blanqueo de capitales.

En otro extremo se ubicaba la oposición plena a la iniciativa, un grupo de menos de quince senadores en los que incluye Fernando “Pino” Solanas. Solanas manifestó que “esto no es una reparación histórica, es parte del verso y de la acumulación de parches”. El senador de Proyecto Sur recriminó la diversidad de temas de la ley y lamentó: “Es tan perverso el mecanismo que si uno vota en contra de esto estaría en contra de los jubilados”. El paso de la superley en la Cámara Alta expone una vez más la fragmentación en el bloque mayoritario, el FpV-PJ. Integrado por 39 senadores, la bancada que preside Pichetto acompañó en gran medida las iniciativas más importantes del Ejecutivo, como los pliegos de la Corte y el acuerdo con los holdouts.

Estaba acordado en la labor parlamentaria tratar la creación de la la bicameral de Monitoreo y Control del Ministerio Público Fiscal, a debatirse sobre tablas al final de la sesión.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés