El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 16°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 16°C

El Ministerio de Trabajo dice que hay menos pedidos de Repro

Según sus números, acoge a 128 empresas que emplean a 37.288 personas. Se concentran en las áreas de ganadería y salud.

14-06-2016
Compartir

Según números del Ministerio de Trabajo, el Programa de Recuperación Productiva (Repro), que asiste a empresas en situación de crisis para evitar despidos de personal, acoge a 128 empresas que en conjunto emplean a 37.288 personas. En medio de críticas que señalan la reducción en el otorgamiento de este beneficio, y calculando a partir de los datos brindados, se deduce que fueron admitidas algo más de la mitad de las solicitudes realizadas, alcanzando al 77% de los empleados en riesgo. Según el Gobierno, las solicitudes para acceder al beneficio descendieron respecto de 2015. Para avalar esta afirmación, señalaron que los trabajadores incluidos en el Repro fueron menos de 50.000 en el primer cuatrimestre de este año, cuando en el mismo período del año pasado habían ascendido a 67.200.

El programa, vigente desde 2002 y destinado exclusivamente a trabajadores que prestan su labor en sectores privados en declinación y áreas geográficas en crisis, fue prorrogado en enero pasado hasta diciembre mediante la resolución 20 de la cartera laboral.

Mediante el Repro se brinda a los trabajadores de las empresas adheridas una suma fija mensual remunerativa de hasta el salario mínimo, vital y móvil por un plazo de hasta doce meses, destinada a completar el sueldo de su categoría laboral, mediante el pago directo por la Anses.

Según fuentes del Ministerio, durante los primeros cuatro meses de este año se presentaron 218 empresas solicitando la asistencia del programa para 48.144 trabajadores. Si bien no precisaron cuál es el porcentaje de los solicitantes que accedió al beneficio, del detalle de los números aportado luego se desprende el 58% de los requerimientos tuvo respuesta favorable, aunque beneficiando al 77% de los empleados en riesgo.

Según especificaron, discriminado por actividad, el mayor porcentaje de trabajadores beneficiados con el Repro está concentrado en la actividad de Ganadería, que ocupa el 16% del total (unos 7.500 trabajadores en 31 empresas), seguido por Salud con el 15% (7.054 empleados de 20 empresas). La actividad de Elaboración de Productos Alimenticios, Bebidas y Tabaco concentró el 11% de los pedidos de asistencia (5.122 trabajadores de 18 empresas), proporción similar que las empresas de Seguridad (4.900 empleados de tres empresas). El 10% del los Repro fue para fábricas de Productos textiles (4.751 trabajadores de 14 empresas); otro tanto para plantas de Autopartes (2.908 de 17 firmas); 6% para Otras Actividades Empresariales (2.746 de 18 compañías) y 5% para firmas de Transporte de Carga, Almacenamiento y Pasajeros (2.307 trabajadores de siete empresas).

Sumado, se da cuenta de 128 empresas beneficiadas por el programa, que en conjunto emplean a 37.288 personas.

La continuidad de los Repro fue una de las demandas más fuertes hecha por los empresarios al Ministerio de Trabajo apenas asumió el actual gobierno. En última reunión del Consejo Federal de Trabajo, realizada en San Juan el pasado abril, los representantes de las carteras laborales de las provincias fueron claros con el pedido. Según consta en el acta de la reunión convocada para discutir “la situación laboral en las provincias” los delegados de Santa Fe, San Juan, Neuquén, Misiones, Salta, Catamarca, Córdoba y La Pampa aludieron explícitamente al programa, consultando por su futuro y resaltando su importancia.

En esa ocasión, el secretario de Trabajo, Ezequiel Sabor, reiteró que el programa fue prorrogado hasta el 31 de diciembre de este año y que “seguirá a disposición de las partes que lo requieran”, pero aclaró que “deberá ser utilizado por plazos, y analizando si la crisis de la empresa solicitante es estructural o coyuntural, ya que de ser estructural el Repro no va a ser la herramienta adecuada para salir de la misma”. Sabor agregó que “hay que entender que el programa no debe ser esgrimido con fines políticos”.

La supuesta discrecionalidad del otorgamiento del subsidio es, justamente, el principal argumento utilizado por el oficialismo para señalar la necesidad de “revisarlo” y para responder a aquellos que los acusan de haber restringido el acceso. En ese sentido, el documento “El estado del Estado”, publicado hace algunos días por el Ejecutivo, denuncia que en el otorgamiento “no se garantizaba que el programa estuviera atendiendo una situación coyuntural y no problemas estructurales o a conductas oportunistas de las empresas”.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés