El caso Arribas hace ruido en Cambiemos

25-01-2017
Compartir

La diputada nacional Elisa Carrió ratificó ayer en la Justicia Federal su denuncia contra el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, y expresó su deseo de que el funcionario “sea inocente” en el caso de corrupción conocido en Brasil como Lava Jato. “La política de Cambiemos es muy clara: si hay una información que puede constituir un delito es un deber de todos ponerlo en conocimiento de la Justicia”, señaló la dirigente de la Coalición Cívica, una de las fundadoras de Cambiemos. “Lo hablé con Macri. El cree que Arribas es inocente y yo quiero que lo determine la Justicia”, sostuvo la dirigente en las escalinatas de Comodoro Py.

No obstante, el caso no deja de hacer ruido en la coalición de Gobierno. Entre otras cosas, por la defensa de Macri, días pasados, en conferencia de prensa. Y las dudas en algunos aliados. Carrió, por cierto, fue la más contundente. “Es un deber nuestro como funcionarios públicos y es un deber primordial de los fiscales instruir la investigación y los funcionarios tiene que estar a disposición de la Justicia”, sostuvo la dirigente. Luego de la declaración de Carrió, Arribas fue imputado en la causa por el fiscal federal Federico Delgado. “Niego rotundamente cualquier relación con dicho caso de corrupción”, se defendió el funcionario a través de un comunicado.

Pormenores

Arribas fue denunciado ante la justicia por Carrió y por legisladores del Frente para la Victoria (FpV) luego de que el diario La Nación informara que había recibido transferencias bancarias del cambista brasileño. “No tengo ni tuve vinculación alguna con la empresa Odebrecht, con Leonardo Meirelles y/o Alberto Youssef (socio del primero)”, sostuvo Arribas en su texto de defensa. Meirelles es un operador que reconoció haber intermediado en el pago de coimas de la firma Oderbrecht en distintas partes del mundo y que se acogió al régimen de “delación premiada” y aportó documentación sobre transferencias bancarias. Pocas horas antes de la difusión del comunicado, el fiscal Delgado había requirido una serie de medidas de prueba para determinar si Arribas estuvo involucrado en esa trama de pago de sobornos. Entre ellas, que la Oficina Anticorrupción ponga a disposición de la justicia la declaración jurada del imputado.

Cuestionamientos

En su contacto con la prensa, Carrió recordó que impugnó el nombramiento de Arribas al frente de la AFI “por falta de antecedentes” en cuestiones de inteligencia y refrescó que a esa designación “no la votamos en el Senado”. Además, cuestionó a la número dos de la AFI, Silvia Majdalani, “por tener estrechísimas relaciones de todo tipo con el ex jefe (Francisco) Larcher”, que era el ex subjefe de los espías durante los gobiernos kirchneristas. “Me parece una vergüenza y lo voy a seguir diciendo: Majdalani hace espionaje contra una persona central del Gobierno como soy yo”, señaló la diputada que en ese contacto también defendió otras medidas de la gestión.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés