El Economista - 70 años
Versión digital

dom 17 Oct

BUE 22°C

Versión digital

dom 17 Oct

BUE 22°C

El 83% no aprueba los subsidios para el fútbol

Según una encuesta de D'Alessio IROL y Berensztein es alto el rechazo al aporte del Estado a la televisión de partidos.

15-07-2016
Compartir

Si bien seis de cada diez argentinos se consideran “fanáticos” del fútbol, solo el 17% aprueba que se destinen fondos del Estado para solventar esta actividad a través del pago a la televisión de los partidos a través de “Fútbol para Todos”. El porcentaje de rechazo es sustancialmente alto (83%) y se da en un momento en que los dirigentes de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) acaba de aprobar la Superliga, con el aporte de recursos del Estado, y en donde este tipo de subsidios están en el debate público. Los datos corresponden al relevamiento realizada por D'Alessio IROL y Berensztein los días miércoles 13 y jueves 14 de julio sobre 400 argentinos mayores de 18 años y corresponde a una muestra representativa de todo el país, realizada de manera online.

En cuanto a los pasos que debería seguir el Estado respecto a los recursos que aporta, el 42% cree que “debe cortarse de raíz”, en tanto que el 41% estima más conveniente un plan de retiro progresivo de dichos fondos. Con la Superliga, el Gobierno Nacional se comprometió a transferir $2.500 millones.

Variables

Según este relevamiento de D'Alessio IROL y Berensztein, la posición política de los respondentes pesa sobre la opinión. Por caso, el análisis de la composición del 17% que apoya el subsidio denota la brecha ideológica entre los que votaron a Daniel Scioli y a Mauricio Macri para presidente. Los que se identifican mayormente con el Frente para la Victoria son más propensos a mantener los aportes a este deporte, mientras que no sucede lo mismo con aquellos que el año pasado votaron a Cambiemos: 26% entre los votantes de Scioli frente al 9% entre aquellos que optaron por quien hoy gobierna el país.

El 84% de los argentinos consultados, además, manifestó que sigue de cerca a este deporte, pero solo seis de cada diez se consideran “verdaderos fanáticos” y siguen con continuidad los partidos. Quienes miran habitualmente los partidos pero sólo por televisión son los más proclives a aceptar que se continúe con el subsidio, dado que lo asocian con que no hay que pagar adicionales para verlos. El porcentaje, en este caso, llega al 29%.

Torneo

Según lo acordado por los dirigentes, la AFA no manejará el dinero que el Estado destine a la televisación de los partidos. Con la creación de esta Superliga, el dinero que el Gobierno aporte (el Fútbol Para Todos funcionaría hasta 2019) lo manejará la propia Superliga. Ese dinero se distribuiría de la siguiente manera: 78% para la Primera División, 12% Nacional B, 8% el resto del ascenso y 2% para los gastos que demande la organización de los distintos campeonatos. Estas negociaciones llevaron un tiempo prolongado y recién está semana alumbró una salida acordada, luego de muchas polémicas. La encuesta de D'Alessio IROL y Berensztein también resulta un parámetro respecto de eso.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés