Educación: reclaman por 3.000 desvinculaciones

03-01-2017
Compartir

Mientras el ministro de Educación, Esteban Bullrich, continúa de vacaciones, cientos de trabajadores que fueron desvinculados de ese Ministerio mantienen un conflicto por su reincorporación y realizan un paro de 24 horas. El origen del conflicto fue la cesantía de 400 contratos de diversas áreas y de 2.600 tutores virtuales, justificada oficialmente por el supuesto incumplimiento de horario de los empleados. El conflicto surge en el marco del entrecruzamiento de dos situaciones que ponen en riesgo a los trabajadores estatales: contratos precarios, que permiten la desvinculación repentina, y la decisión del Gobierno de achicar la estructura estatal.

El viernes pasado los trabajadores se reunieron con autoridades del Ministerio y consiguieron el compromiso de los funcionarios de reubicar a los trabajadores despedidos, motivo por el cual levantaron la toma del edifico, dispuesta desde el jueves. Este lunes, cuando los trabajadores esperabannovedadessobrelospasos a seguir para comenzar a revertir los despidos, en conflicto volvió a escena. Se les negó el ingreso al ministerio para realizar una asamblea y, según algunos testimonios, fueron agredidos por los miembros del operativo de seguridad.

“Cuando quisimos ingresar a hacer la asamblea, la policía nos reprimió, nos golpeó, nos apostó en el suelo y nos empezó a dar golpes de puño y patadas”, aseguró Rodrigo Recalde, secretario general de ATE en el ministerio.

En conferencia de prensa, la junta interna de ATE en el Ministerio de Educación informó que permanecerán por tiempo indeterminado y de forma pacífica en el Palacio Pizzurno. Además, resolvieron un paro por 24 horas y convocaron a las organizaciones sociales, medios y comunidad educativa a realizar un abrazo simbólico al emblemático edificio hoy a las 11 de la mañana.

El abrazo, fue sobre todo definido como apoyo a los 2.600 tutores virtuales desvinculados, que hasta ahora no cuentan con ninguna expectativa de reincorporación y a los que además, al estar repartidos a lo largo de todo el país, se les hace más difícil articular medidas de resistencia.

La situación de precariedad de los trabajadores viene de hace varios años y se repite en las distintas dependencias del Estado. Según dijo a este diario un trabajador de la Secretaría de Deportes, el 90% de la planta orgánica de ese área renueva sus contratos de manera anual. Además, los recibos de sueldo van actualizando la fecha de ingreso, es decir, no registran la antigüedad del empleado bajo esa modalidad. En efecto, según el GPS del Estado, herramienta diseñada por Cipecc y Asap, sólo el 28% del personal estatal está contratado.

“Sobre la base de la precariedad laboral que dejó el kirchnerismo, Cambiemos avanza con los despidos”, dijo ayer Eduardo Viceiro, delegado gremial del Ministerio de Hacienda, en el que también se encuentran en conflicto por el despido de dos trabajadoras ?una “por hacer uso de sus derechos por ser madre (uso de lactario y licencia)” y otra delegada paritaria, según ATE? y por la posibilidad de que no sean renovados 4.000 contratos transitorios que finalizaban el 31 de diciembre.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés