El Economista - 70 años
Versión digital

mie 20 Oct

BUE 13°C

Versión digital

mie 20 Oct

BUE 13°C

Ecos del cruce Macri-Lifschitz

Luego de las declaraciones del Presidente y las respuestas del PS, algunos pusieron paños frios, mientros otros persistieron en el enfrentamiento.

21-07-2016
Compartir

El cruce de declaraciones fue ciertamente inesperado. El tenor de los términos, también. En un contexto en el que el Gobierno Nacional se jacta del buen trato que supo construir con la mayoría de los gobernadores, la tensión con uno de ellos sorprendió a la escena política. Y más sorprendió que no fuera con un mandatario de origen kirchnerista. Lo cierto es que abrió la secuencia de dardos, hacia un lado y hacia el otro. Que prosiguió ayer, más allá de que algunos actores intentaron poner paños frios.

“Santa Fe es la que ha tenido menos vocación de coordinar esas políticas”, dijo Mauricio Macri respecto del gobierno de Miguel Lifschitz. “Yo siento que, en vez de trabajar en equipo, ellos quieren no asumir responsabilidades y echarle la culpa al Gobierno Nacional, me parece que es algo que venían haciendo desde hace muchos años y ahora creo que es una inercia que llevan”, señaló el Presidente a un medio rosarino. “Me sorprendió cuando lo escuché. Son declaraciones que están fuera de contexto. Soy una persona de diálogo. Siempre busqué articular y coordinar políticas. Soy el gobernador y mis ministros con mejor asistencia a las convocatorias que hizo el Gobierno Nacional. Es más estamos avanzando en muchos temas, siempre rescatando que hay una buena apertura al diálogo”, señaló el gobernador.

Ayer prosiguió. Con otros actores. “La Nación envió 55 millones de pesos a los productores y la provincia nunca los distribuyó”, señaló el diputado provincial del PRO Federico Angelini. “Este año Santa Fe vivió una emergencia hídrica extraordinaria, y el Gobierno Nacional mandó solo 55 millones de pesos”, respondió el ministro de Producción, Luis Contigiani. Además, dijo que de esos fondos, 20 millones ya se asignaron a 758 tamberos afectados por las inundaciones.

A su vez, el presidente de la UCR, socio del socialismo a nivel provincial y del Gobierno a nivel nacional, intentó poner paños fríos. “A nosotros nos consta la buena voluntad de esta gestión nacional y también trabajamos junto al gobernador. Vamos a realizar los mejores esfuerzos para que todos nos entendamos”, dijo salomónico. Pero reivindicando la gestión de Macri. “La provincia de Santa Fe fue muy discriminada durante el kirchnerismo. Esta situación nos hizo sufrir mucho. Hay que aprovechar el nuevo clima político del país y construir relaciones de confianza para aceitar los equipos. Esto es un aprendizaje que tenemos que hacer todos”, señaló Corral.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés