El Economista - 70 años
Versión digital

lun 25 Oct

BUE 29°C

Versión digital

lun 25 Oct

BUE 29°C

Echegaray sigue suspendido

La Justicia aceptó su apelación, pero mantiene la medida cautelar que lo desplaza provisoriamente de la AGN. El oficialismo busca que sea definitiva.

09-06-2016
Compartir

La situación de Ricardo Echegaray al frente de la Auditoría General de la Nación permanece en el medio de las controversias y las declaraciones cruzadas. Y sin definiciones taxativas, todavía. Ayer, con un nuevo capítulo judicial. La jueza en lo contencioso administrativo federal Claudia Rodríguez Vidal le otorgó la apelación contra la medida cautelar que lo suspendió en sus funciones por tener causas penales pendientes. Sin embargo, la magistrada aclaró que la concesión del recurso es con “efecto devolutivo”, por lo que su otorgamiento, para que la cuestión sea definida por la Cámara del fuero, no suspende la medida provisoria. A pedido de los diputados nacionales Elisa Carrió y Fernando Sánchez, ambos de la Coalición Cívica, la jueza dispuso la suspensión hasta que se resuelva la “cuestión de fondo”. Es decir, el planteo de nulidad de los legisladores contra la resolución del 5 de enero de este año, por la que Echegaray fue designado como titular de la AGN como representante de la principal fuerza de oposición. Los diputados reforzaron su acción de amparo luego que el juez federal Claudio Bonadio procesara a Echegaray como instigador de falso testimonio y autor de violación de secretos, cuando estaba al frente de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en perjuicio del actual ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay.

Por medio del abogado Hernán Laporta, Echegaray apeló la medida porque provoca “daños irreversibles” tanto a él como a la sociedad y sostuvo que se instaló sobre su persona un “estado prejurídico”, con un “salvaje” avasallamiento al principio de inocencia que establece el artículo 18 de la Constitución Nacional. El suspendido funcionario recordó que el procesamiento que le dictó Bonadio “no está firme” y se preguntó cómo se repara el “error” de Rodríguez Vidal si la Cámara revoca su decisión.

La situación de Echegaray ya generó más un cruce al interior de la propia coalición de gobierno. Por caso, la dura declaración de Carrió contra la vicepresidenta Gabriela Michetti, a quien criticó por haber aceptado el nombramiento del extitular de la AFIP. “La conciencia no se entrega por un cargo. Yo jamás hubiera entregado mi conciencia para ser vicepresidenta y hubiera puesto mi renuncia a disposición antes de designar a un delincuente como Echegaray”, le espetó la diputada a Michetti en un programa de televisión.

Seguí leyendo

Enterate primero

Economía + las noticias de Argentina y del mundo en tu correo

Indica tus temas de interés